Interpone ayuntamiento de Altepexi denuncias por agresión a policías municipales

Altepexi. El ayuntamiento dio a conocer que interpuso denuncias por los hechos suscitados el pasado lunes cuando una turba arremetió contra policías municipales, dejando dos lesionados y daños diversos al Palacio Municipal y a la Comandancia.

Las denuncias se iniciaron ante la Fiscalía General del Estado (FGE) con el objetivo de que se realicen las investigaciones por parte de las autoridades encargadas de la aplicación de la justicia y se dé con los responsables de las agresiones.

Cabe resaltar que de esos hechos una mujer de la Policía Municipal fue rociada con ácido sufriendo quemaduras en varias partes del cuerpo. En ese caso el gobernador del estado, Miguel Barbosa Huerta, adelantó que su gobierno brindará apoyo a la víctima, quien al momento de los hechos se desempeñaba como radio operadora.


Quien también resultó con lesiones severas fue el director de la Policía Municipal, quien al momento de los hechos intentó proteger a los elementos y fue golpeado por la gente, se le reporta con una lesión severa en un ojo.

La situación inició debido a la detención de dos adolescentes que realizaban pintas en una escuela de la población, quienes tras ser liberados, por ser menores de edad, dijeron que los uniformados los golpearon, ante ello sus familiares decidieron cobrar la afrenta.

La situación se salió de control cuando alguien tocó las campanas de la iglesia y la gente llegó por decenas para unirse a la agresión. Los policías se resguardaron en el Palacio Municipal y la turba irrumpió en el edificio haciendo destrozos.

Según el recuento de daños cuatro patrullas presentan afectaciones, así como seis motocicletas también de la Policía Municipal. Trascendió que hay varias armas que fueron desaparecidas durante el saqueo a ese inmueble.

De igual modo se llevaron chalecos antibalas, pantallas, dos computadoras e impresoras, equipo que hasta el momento no ha sido localizado, por lo que todo ello se asentó dentro de las carpetas de investigación.

Las autoridades municipales refirieron que se trató de hechos reprobables mismos que no deben quedar impunes, porque se puso en peligro la integridad de los elementos policíacos y se provocaron daños al municipio.