Hasta 40 mdp de indemnización pedirían marcas extranjeras a gasolineros que decidieron dejarlas: GUEPT

Cantidades de hasta 40 millones de pesos de indemnización podrían pedir marcas extranjeras a gasolineros que decidieron abandonarlas, debido  que el contrato solo beneficiaba a las trasnacionales y porque que en algunos casos lejos de aumentar las ventas con el cambio, estas cayeron.

Entrevistada en el programa Las Reporteras, de La Jornada de Oriente, la presidente de la asociación Gasolineros Unidos de los Estados de Puebla y Tlaxcala (GUEPT), Luz María Jiménez Almazán, expuso que las empresas foráneas comparten las utilidades, pero no las pérdidas.

En los contratos hay cláusulas que indican que entre más venda la gasolinera con la marca, mas porcentaje de utilidad se lleva; pero los empresarios mexicanos, por desconocimiento, no estipularon que las compañías extranjeras también tendrían que pagarles en caso de pérdidas por el cambio.


Ante ello, los propietarios de las estaciones de servicio no tenían otra opción más que finalizar la relación, puesto que hubo casos, sobre todo en territorio tlaxcalteca que, en cuanto pasaron de Pemex a cualquier otra marca internacional, la comercialización se desplomó, indicó la dirigente.

Exteriorizó que el proceso no será fácil y tienen conocimiento que las empresas demandarán a los gasolineros mexicanos.

“Son marcas mundiales, están posicionadas en todo el mundo, son empresas con mucho poder, ¿qué puede hacer un empresario en Tlaxcala para defender su gasolinera, con un contrato que firmó en unas condiciones que cambiaron por completo?… incluso ya sabemos que las marcas piensan demandar…En fin van a ser 40 millones de pesos que pidan de indemnización, en el mejor de los casos 25 millones de pesos, cuando no se han ganado nunca esas cantidades”, declaró.

Luz María Jiménez destacó que al consumidor le puede llamar la atención una marca extranjera, pero la decisión de compra la basa en el precio que le ofrecen

También comentó que los empresarios del ramo prácticamente fueron orillados a dejar Pemex porque reiteradamente tenía problemas de falta de combustible

Detalló que algunas han gasolineras han intentado regresar a esa marca, pero la paraestatal les ha exigido una carta de salida expedida por las trasnacionales.

En tanto que las estaciones que mantienen contratos con firmas extranjeras, se enfrentan a no solo a las condiciones desventajosas sino a bloqueo de los organismos reguladores.

“Están perjudicando al empresario mexicano porque se les olvida que aunque la marca sea Repsol, Shell, G500, la que quieras, atrás de esa marca está inversión mexicana y empresario mexicano porque las marcas no llegaron a construir gasolineras ni a comprarlas, únicamente abanderaron a las gasolinas, es decir les prestan su marca, sus colores, su imagen institucional y hasta ahí o las rentan”

Indicó que hay estaciones que tienen meses esperando cambios de nombre, de razón social, de accionistas o de permisos para meter un tanque, entre otros.