Incumple Puebla recomendación de la CNDH sobre contaminación del Atoyac, denuncian senadores de Morena

Senadores del grupo parlamentario de Morena denunciaron que las autoridades de Puebla y Tlaxcala, así como el gobierno federal, han incumplido con la recomendación que emitió la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) en 2017 por la alta contaminación de los ríos Atoyac y Xochiac.

Recordaron que se dio un plazo de seis meses a las instancias involucradas para elaborar e implementar un programa integral de restauración ecológica o de saneamiento, pero hasta la fecha no ha sido presentado.

La denuncia la realizaron los senadores Joel Molina Ramírez, Alejandro Armenta Mier y Miguel Ángel Navarro Quintero, quienes presentaron a la Cámara Alta del Congreso de la Unión un punto de acuerdo para exhortar a las autoridades responsables a no ser omisos en el tema.


En el documento firmado por los tres legisladores se explica que la CNDH emitió la recomendación 10/2017 el 21 de marzo de 2017 en razón de que un grupo de 16 personas presentaron ante ese órgano defensor de los derechos humanos un escrito de queja en contra de autoridades federales, estatales y locales por actos y omisiones en torno a la contaminación ambiental de la subcuenca hidrológica del Alto Atoyac, en lo particular de los ríos Atoyac y Xochiac y de sus afluentes.

La comisión concluyó la existencia de violaciones a los derechos humanos a un medio ambiente sano, al saneamiento del agua y al acceso a la información, por lo que convocó a 11 autoridades a tomar cartas en el asunto.

En el ámbito federal, las recomendaciones de la CNDH fueron dirigidas a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, a la Comisión Nacional del Agua, a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, así como a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios.

A nivel local, la comisión giró el escrito al gobernador de Puebla, cargo que en ese entonces ostentaba Antonio Gali Fayad, al mandatario de Tlaxcala, Marco Antonio Mena Rodríguez, así como a los alcaldes de San Martín Texmelucan, Huejotzingo, Tepetitla de Lardizábal, Nativitas e lxtacuixtla de Mariano Matamoros.

“A dos años de haberse formulado la recomendación 10/2017 de la CNDH, lejos de observarse avances en la lucha contra la contaminación de los ríos referidos, se puede constatar una evidente indolencia de las autoridades municipales, estatales y federales para atender y resolver dichas recomendaciones (…) se sospecha, así, que el problema no ha sido atendido, básicamente, por la falta de interés y voluntad política de los actores involucrados”, señalaron los senadores de Morena.

Agregaron que la desidia de las autoridades ha provocado que la degradación ambiental y los problemas de salud se multipliquen “en forma alarmante”, debido a que más de 2 mil empresas descargas en esos afluentes sus aguas residuales.

Asimismo, acusaron un uso indiscriminado de pesticidas en la agricultura, así como la irrigación de los sembradíos con aguas saturadas de metales pesados, heces fecales y todo tipo de químicos utilizados principalmente por empresas textileras.