Puebla es el segundo lugar en incendios forestales y el tercero en superficie afectada, según datos de la Conafor

Foto. Es Imagen/ José Castañares

En mes y medio transcurrido del 2020, Puebla ocupa el segundo lugar nacional con la mayor cantidad de incendios forestales registrados del 1 de enero al 13 de febrero.

En el reporte semanal de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), esta entidad federativa aparece con 23 deflagraciones.

La primera posición la ocupa la Ciudad de México, con 35; la tercera es para Michoacán, con 15; cuarta, Chiapas, con 14; y en quinta se encuentra el Estado de México, con 12.


Mientras que por superficie afectada, Puebla está en el tercer escaño en el país, con 139 hectáreas dañadas por el fuego.

De los incendios ocurridos en territorio poblano, 103 hectáreas han sido de superficie herbácea, 33 de arbustiva, tres de árboles de renuevo y solo una de adulto.

El promedio de duración de cada incendio es de 7 horas con 29 minutos y el tiempo de respuesta ha sido de 46 minutos a partir de su detección.

La entidad con mayor daño es Chiapas, con 307 hectáreas, seguida de Veracruz, con 205; el Estado de México registra  127 hectáreas consumidas por los incendios, Michoacán, 79; Ciudad de México, 78; Hidalgo, 54; Morelos, 48; Jalisco, 40; y Coahuila, 36.

A nivel nacional suman mil 151 hectáreas en las que se registraron 140 incendios forestales, de acuerdo a los datos de la Conafor.

La comisión considera que el 51 por ciento de las deflagraciones fueron ocasionadas por actividades ilícitas, 14 por ciento por trabajos agrícolas, en 8 por ciento las causas son desconocidas y otro porcentaje igual corresponde a fogatas.

Un 5 por ciento se desataron como consecuencia de actividades pecuarias, 5 por ciento por cazadores, 3 por ciento por quema de basureros, 3 por ciento por fumadores, 1 por ciento por actividades productivas, 1 por ciento por residuos de aprovechamiento forestal y otro porcentaje idéntico comenzaron por causas naturales.

110 de los incendios han durado activos un día, 26 entre dos y tres, cuatro entre cuatro y siete días, y  hasta ahora no ha habido ninguno que se haya extendido más de una semana.