INAH reconoce que no hay avances en reconstrucción; sigue la cifra de 325 inmuebles restaurados tras el S-19

A tres años de los sismos de 2017, particularmente del ocurrido el día 19 de septiembre que afectó a 621 inmuebles en el estado de Puebla, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) reconoció que no hay avances en el tema de la reconstrucción, pues se sigue presentando la cifra de 325 edificios recuperados, la misma que se manejó en septiembre de 2019.  

Mediante un boletín informativo emitido por el tercer aniversario de los movimientos telúricos ocurridos en septiembre, se indicó que, de los 621 inmuebles afectados en la entidad, 325 han sido restituidos.  

Esa cifra fue la misma que en 2019 ofreció el titular del INAH, Diego Prieto, cuando informó que de los inmuebles ya concluidos 325 correspondían a Puebla. Incluso en junio de este 2020, el nuevo titular del Centro INAH Puebla, Manuel Villarruel señaló que de los edificios “52 por ciento han sido restaurados en su totalidad, mientras que un 32 por ciento está en proceso y el resto, el 16 por ciento, está en estudio”, es decir, que 325 ya eran “obras terminadas”, 196 en proceso y 100 más cursaban un “proceso inicial”. 


Destaca que también en junio de este año, el entonces titular del Centro INAH en Puebla, Ambrosio Guzmán Álvarez, denunció una serie de irregularidades durante su paso por el instituto, como lo fue la cadena de corrupción entre los arquitectos peritos y la falta de pericia de algunos directivos que han impedido la reconstrucción de los 621 inmuebles afectados por los sismos del 7 y 19 de septiembre de 2017. 

En total, en la información emitida este 19 de septiembre, el INAH señaló que, en general, se han devuelto a las comunidades mil 101 inmuebles, que corresponden a un 47 por ciento de avance; y, de los 688 paquetes de bienes muebles dañados, ya se han restaurado 103.  

Asimismo, que del universo de inmuebles cuya restauración está a cargo del INAH, hay 639 aún en proceso y 600, fundamentalmente los de afectaciones más severas, en los cuales se continúan con los estudios y/o elaboración de proyectos de intervención. De igual forma que, en el caso de los inmuebles restaurados, 211 corresponden al Estado de México; 167 a Morelos; 92 a Tlaxcala; 114 a Oaxaca; 76 a Guerrero; 48 a Chiapas; 26 a Tabasco; 14 a Veracruz; 21 a la Ciudad de México; y siete a Hidalgo. 

El INAH asegura que “se acerca a la recuperación del 50 por ciento de los dos mil 340 inmuebles con valor histórico que registró con daños a causa de los sismos de 2017, mayoritariamente templos religiosos construidos entre el siglo XVI y el siglo XIX”. 

De igual forma que para este 2020, se dictaminó como viables 400 solicitudes de apoyo en 10 estados: Puebla, Guerrero, Chiapas, CDMX, Estado de México, Morales, Querétaro, Oaxaca, Tlaxcala y Veracruz. “Gracias a estos apoyos se está dando atención a inmuebles en 138 municipios, con una inversión estimada de 333 millones de pesos y una generación de cerca de ocho mil empleos directos”. 

En el informe se indica además que “pese a la pandemia de Covid-19, los trabajos en la recuperación del patrimonio cultural dañado por los sismos de 2017 no se han detenido ni se detendrán”. De tal manera añaden que para este 2020 se tiene pronosticado que se van a recuperar 417 monumentos históricos y arqueológicos, así como 22 conjuntos de bienes muebles, lo cual, en conjunto se traducirá en un avance acumulado del 61 por ciento en la restauración del patrimonio dañado. 

En un boletín por separado, la Arquidiócesis de Puebla dijo que, según su dirección de Bienes Culturales que encabeza el rector de Catedral, Francisco Vázquez y la dirige María Teresa Cordero, de los 621 inmuebles religiosos dañados, el “avance de reconstrucción está un 50 por ciento terminado, el 34 por ciento en proceso, y el 16 por ciento con daños en mecánica de suelo, daño estructural, entre otros”.