En Huehuetlán El Grande retuvieron a seis policías y un regidor; los liberaron ayer

Es Imagen

Versiones de pobladores de Huehuetlán El Grande aseguran que desde el sábado por la noche, en la junta auxiliar de San Nicolás Huajuapan, retuvieron a tres elementos de la Policía Estatal, tres agentes municipales y un regidor.

La Secretaría de Seguridad Pública estatal aseguró ayer al mediodía a esta casa editorial que los uniformados y el regidor ya fueron liberados.

Al parecer los hechos se originaron porque policías municipales pretendieron detener a un joven pero algunos vecinos lo impidieron.


En apoyo de los uniformados comunales llegaron agentes de la Policía Estatal que fueron retenidos.

Huehuetlán El Grande es un municipio que se ha identificado como refugio de peligrosas bandas criminales.

El 2 de julio de 2017, una docena de integrantes de la banda de “Los Cuijes”  ultimaron en la cabecera de Huehuetlán El Grande –en la Sierra Mixteca– a tres comerciantes que se negaron a pagarles derecho de piso.

Posteriormente secuestraron a seis personas, a quienes luego mataron y quemaron sus cuerpos en Santo Tomás Chiautla.

Los pobladores de Huehuetlán El  Grande denunciaron en aquella ocasión que “Los Cuijes” no sólo asolaban la región con robos, extorsiones y asesinatos, sino que su principal actividad era el saqueo de combustible.

La Fiscalía General del Estado (FGE) informó el 14 de agosto de ese missmo año sobre la detención de 12 presuntos integrantes de la banda de “Los Cuijes”, que habría asesinado a nueve personas en Huehuetlán el Grande,  asegurando que dicha organización delictiva también roba hidrocarburos en ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Un año después, el 26 de agosto de 2018, al menos siete integrantes de la banda de “Los Cuijes”, cayeron abatidos durante un enfrentamiento con efectivos de la Secretaría de la Marina suscitado en la capital de Puebla.

Entre los muertos destacó “El Comandante 30″, quién, a través de videos publicados en redes sociales se jactó de ser el verdadero líder de la plaza poblana para el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

La confrontación se desató cuando los militares sorprendieron un convoy de “Los Cuijes” que transportaba combustible robado en las inmediaciones de la junta auxiliar de Santa María Xonacatepec, junta auxiliar de Puebla.