Viernes, abril 19, 2024

Hornos contra palas

Hornos contra palas.

¿Desaparecer… así nomás? Parte 22
Yiria Escamilla
A la memoria de Yanqui Kothan

El uso de los hornos crematorios en los centros de exterminio nazi, fueron creados a raíz de la saturación de las fosas. Después de las cámaras de gas de Auschwitz, donde los judíos eran asfixiados, los cadáveres eran reducidos a cenizas a un ritmo imparable de 360 personas cada media hora, miles cada día. Un equivalente a lo que el gobierno israelita hace con Gaza, actualmente. Los hornos son un símbolo de poder sobre todo y sobre todos, sobre la muerte, incluso.

En nuestro país, poco falta para ello, además de las fosas, los hornos crematorios son los instrumentos de que se valen los criminales o el narco Estado (que no es lo mismo, pero es igual), para desaparecer cuerpos, no para matar (esperemos). Las piras de Coyuca son un símil de los hornos clandestinos al servicio del poder (como quiera que se encubren o se llamen).

En el caso de los aviones de la muerte, después de ser torturados, los desaparecidos eran ejecutados y lanzados al mar. Es muy triste pensarlo, pero nada garantiza que esto haya sucedido así, nada garantiza que no hayan sido lanzados vivos o heridos. Ningún torturador tiene palabra de honor. Tampoco el poder-torturador tiene palabra, ni moral, ni ma…

Hornos
Este 24 de marzo, dos hornos crematorios clandestinos fueron descubiertos por integrantes de dos colectivos de búsqueda de desaparecidos en una colonia del municipio de El Salto, Jalisco, en Guadalajara. También encontraron restos de ropa y 27 bolsas de plástico negras con restos humanos y sustancias químicas (posiblemente ácidos) para desaparecer cuerpos, para que no quede un solo hueso, un pedazo de piel, ni un rastro.

Dos hoyos redondos con ladrillos a su alrededor, semejantes a pozos de agua, pero sin muro alto, con dientes y huesos fueron ubicados dentro de una finca en la colonia Las Pintitas, gracias a una llamada anónima y al trabajo de los colectivos Guerreros Buscadores y Entre cielo y Tierra,

Ya en noviembre del año pasado en Tlaquepaque, los colectivos de buscadoras hallaron en un baldío de quema de basura, hornos improvisados con restos humanos aún humeantes. Y, al igual que en esta ocasión, las autoridades tardaron en resguardar el lugar, sin protocolos, ni interés.

Palas
El Colectivo 10 de marzo logró que el juzgado décimo quinto en materia administrativa en la Ciudad de México mandate a la Comisión Nacional de Búsqueda y al Ejecutivo (el Peje) que no modifiquen, alteren, sustituyan, destruyan, cancelen, eliminen o supriman los registros del censo de personas desaparecidas y no localizadas, que fue, escandalosamente, tratado de minimizar recientemente.

Delia Quiroga, representante del colectivo, celebró la determinación judicial, tras 4 meses de lucha, que este 4 de marzo y afirmó que con la orden, nadie, ni AMLO, podrá alterar el registro nacional de personas desaparecidas. Un palazo para el gobierno, pues.

Por otra parte, Ceci Flores, presidenta fundadora de Madres Buscadoras de Sonora, se plantó un par de días muy tempranito, a las afueras del Palacio Nacional, vestida de buscadora o de beisbolista, para evidenciar la falta de sensibilidad por parte del gobierno, en el tema de los y las desaparecidas. Su intención de entregarle “la pala de mando” fue ignorada por el Poder-torturador, no podría ser de otra manera, son ellos quienes construyen los hornos que ocultan cuerpos, son ellos los omisos que no escuchan el dolor de los torturados, de los presos políticos, de los caídos al mar. No les conviene escuchar.

Y no podría ser de otra manera… las palas solo las pueden usar quienes buscan, quienes cavan fosas buscando esperanzas, no son dignas de los simuladores y los poderosos, porque solo los familiares y amig@s de los desaparecid@s pueden con ellas tirar los hornos que desaparecen a sus muertos.

DESAPARECER

Carlos “Cartucho”

Sales a la calle, pero no sabrás si regresas, el grito hondo desde el alma de una madre por la agónica experiencia de que le arranquen a su hijo o hija retumba en nuestros suelos áridos.

Aquí en Chihuahua desaparece todo; es tan grande el estado como la complicidad de las instituciones que llenan de frustración a los de a pie. Aquí desaparece el agua, desaparecen los bosques, desaparecen las personas, los ideales y hasta la historia.

Un suspiro susurrante en el clima hostil del estado es suficiente para cambiar la vida. La vida consumista que te impone el sistema es cada vez más lejana, la impotencia de soñar deja sin esperanza las calles y los números de teléfono en los carteles de desaparecidos y desaparecidas caen de risa, agónicos por la espera.

Desaparece la madre que busca, el padre que llora de impotencia al percatarse que su hija de ser una cifra más de las desaparecidas en Ciudad Juárez ahora no está ni siquiera en la lista, desaparecen los recursos del pueblo, la luz en los barrios y el agua en las colonias.

Los académicos en Chihuahua desaparecen la crítica de la praxis, se coluden con el gobierno, desaparece el trabajador de pronto de la línea de producción esfumándose con él su aliento vital, al seguir parado allí, pero sin estar.

Desaparecen documentos y bibliotecas enteras, se van las fuerzas de la madre soltera, se incrementan los suicidios y desaparece la sensibilidad, el empleo, la seguridad social y las condiciones para una vivienda digna, así es como pretenden que desaparezca la lucha de clases. La comunidad desaparece cuando el egocentrismo triunfa.

El luto humano atónito sentencia lúgubre el silencio matinal, se compara el hambre con la muerte, desaparece el migrante y la migrante, se va del mundo el obrero sin integridad y con el cuerpo y alma atrofiados por tanto desgaste regalado al patrón, desaparecen los maizales de temporal ante la sequía al igual que los caminos rurales se esfuman.

Se reduce la lista de desaparecidos en el país, los testigos de la revolución con nombres y familia mueren en el olvido, desaparecen los pastizales tras el feroz avance de las empresas y el pastoreo desmedido.

El aire en Chihuahua trae sabor a memoria, las empresas mineras extranjeras acaban con las poblaciones con la complicidad del alcohol y la miseria, desaparece la luz del conocimiento tras la neblinosa sombra de la ultraderecha, el anciano que pernocta en las calles porque lo han echado de su casa, desaparece la familia en tiempos de crisis, la razón se acaba, lo humano se deshumaniza, las condiciones subjetivas siguen allí hirviendo y desbordantes.

Como forma de represión la desaparición de hombres y mujeres disidentes, rebeldes es un germen que se expande. En Chihuahua se tortura, se mata, se desaparece, los artífices son el ejército, las fuerzas policiales y ahora grupos armados pertenecientes al narco. Es una angustia terrible no ver a alguien; de pronto todas sus huellas han desaparecido, sus recuerdos quedan sostenidos del último segundo, pero ¿Por qué aguantar tal tipo de violencia? La insurrección del corazón jamás se rinde, cambian las formas, atacan a la luz del día, desaparecen los colores de la tarde y vuelven tenebrosa la noche, el estado recurre a la violencia sistemática y despiadada como forma de dominación.

No es normal salir de casa y no saber si regresaras, no es normal avisar donde estás a cada segundo, la saña del secuestro es un atentado contra la dignidad de los pueblos, practican de forma abierta la tortura y someten al ser humano a límites de la locura, te persiguen y asustan, juegan con tu mente y al final, desapareces. Las cifras son escalofriantes, los números no hablan, pero las letras sí, no hay pacto con los criminales porque es el estado quien seguirá insistiendo en mantener a raya al pueblo a como dé lugar, desaparece la comida de la mesa, desaparece la alegría, el grado de impunidad sigue en aumento.

La memoria histórica debe ser un construcción colectiva que camine hacia la emancipación, madres con sus hijos en el vientre recluidas en campos militares secuestradas y desaparecidas, el ataque a los grupos guerrilleros, las desapariciones atacan el clandestinaje como enemigo de clase, cómplices de la traición y sostenidos en la infamia muchos medios de comunicación ocultan la verdad, en Chihuahua desapareces no importa la edad, al 2023 según informes no gubernamentales de personas desaparecidas supera las 3544 de las cuales 466 personas son  menores de 18 años. Las calles deben volver a ser nuestras, no perdamos el objetivo, pues no callaran nunca el grito: ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

La eternidad tiene permiso de seguir nuestra marcha…

Las infamias contra la resistencia en Ayotzinapa de familiares, normalistas y abogados

Una suma de vilezas se concentra en este año en la tarea de desacreditar la lucha por la verdad y la justicia que vienen emprendiendo madres y padres de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala septiembre de 2014, así como sobre los compañeros normalistas de Ayotzinapa y los abogados y apoyos en la investigación que ha demostrado años que lo que ahí sucede es un conjunto de crímenes de Estado.

Es el Estado dice la frase contundente que, en mítines, marchas, diagnósticos, informes, sucesivas declaraciones y bardas de cuarteles militares, de fiscalías y del mismo Palacio Nacional Con esa y otras palabras exigen conocer el paradero de los desaparecidos, la verdad sobre su secuestro, el detener las intrigas divisionistas contra los padres y abogados, y parar la criminalización de las protestas de los normalistas rurales y de las organizaciones estudiantiles y populares solidarias.

Ahí se conjuntan los señalamientos de responsabilidad específica al presidente anterior Peña Nieto, al ex secretario de defensa Cienfuegos, a la procuraduría y fiscalías federal y estatal. Claro que a ello sigue una escala hacia debajo de militares, policías, paramilitares jueces, gobernantes estatales y municipales y funcionarios y hasta medios mercantiles que interrumpen, niegan desinforman y ocultan la verdad sobre desaparición, asesinatos de estudiantes, torturas, sobre la división que se ha intentado de la fuerza ejemplar de los familiares, los estudiantes y las campañas para desprestigiar al Grupo de Expertos (GIEI), a los abogados, a las organizaciones de derechos humanos y nuevamente a la organización nacional de los normalistas, la FECSM.

La ola de infamias tiene su declarante principal en la presidencia de la república. Su negativa a responder a las demandas y exigencias de los padres para tener en sus manos una parte de los archivos militares que siguen ocultándose, se amplía a la cerrazón a reunirse con la enorme mayoría de padres y madres junto con sus abogados y asesores y el posponer para “después del calor electoral” la información de los avances sobre el paradero de los estudiantes y los responsables de su desaparición, aunque ya dijo que este caso no quedará resuelto en su periodo de gobierno.

Todo esto se radicalizó con los sucesos que después de que los normalistas tiraran una de las puertas laterales de palacio nacional al ver cerrada y negada la recepción de un documento con petición de diálogo de las madres y padres de los 43. A ello siguió una serie de enfrentamientos  entre normalistas en Guerrero y policías y soldados en su contra Así el posterior asesinato del normalista Yanqui Khotan, la detención y tortura de dos de sus compañeros en el mismo acto y del intento de acusarlos falsamente de portación de armas, de llevar droga y de ser algunos de los participantes de la confrontación a las puertas de Palacio Nacional, dejaron claro que la gobernadora, la fiscal estatal y los mandos de seguridad en Guerrero (ella y ellos militares) ocultaban la mano del poder que ha cometido otro crimen a los estudiantes y otro acto para oscurecer el camino a la verdad y la justicia.

 Ninguno de esos actos detiene la justa y combativa resistencia activa de familiares y compañeros de los normalistas de Ayotzinapa desaparecidos y asesinados durante estos casi a 10 años de violencia mentira y simulación. Tampoco han logrado separarlos a pesar de traidores e infiltrados que han tenido entre normalistas y familiares Su lucha sigue y necesita de la solidaridad nacional e internacional para que no sigan impunes los criminales. Nadie honesto acepta la palabra y la obra de quienes se autoengañan al creer que podrán administrar el conflicto y apaciguar la indignación organizada que tiene su corazón ardiente en Ayotzinapa.

Ayotzinapa: una historia de 30 años de agresiones y asesinatos

Kau Sirenio/ Pie de Página 

En medio de un clima electoral, la gente se pregunta por qué los normalistas queman puertas, fiscalías o patrullas. Tal vez olvidan que desde 1987 el Estado mexicano ha asesinado y desaparecido a los normalistas de Ayotzinapa, el más reciente: el asesinato de Yanki Kothan a manos de policías de Guerrero. En muchos casos, los asesinatos quedan en total impunidad

Las graves violaciones a los derechos humanos en contra de los estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa tienen más de tres décadas. Y, ninguno de estos crímenes donde están involucradas la policía estatal, ministerial, federal y los militares se ha castigado.

De 1988 a la fecha se han asesinado a 11 alumnos, y 43 de ellos están desaparecidos. Hay detenidos, procesados o sentenciados por estos crímenes; pero en general, hasta ahora el Estado mexicano a guardado silencio al respecto.

En respuesta a estas agresiones, los normalistas y organizaciones sociales de Guerrero recurren a la quema de edificios públicos, como una estrategia de lucha, y supervivencia. No es sorpresa que en su haber estén actos como la quema de palacios de gobierno, fiscalías y ayuntamientos.

“Sólo así nos escuchan” dijo un normalista durante una protesta por la desaparición de los 43 estudiantes en Iguala, Guerrero, el 26 de septiembre de 2014. Y tienen razón.

La lista de la represión

En el gobierno de Jose Francisco Ruiz Massieu se reprimió a organizaciones sociales, a la base del naciente Partido de la Revolución Democrática (PRD), y a los normalistas de Ayotzinapa.

El primer asesinado fue el estudiante Juan Manuel Huikam, quien llegó con una comisión de la Escuela Normal Rural Justo Sierra Méndez de Hecelchakan, Campeche, a la Normal de Ayotzinapa. Ese día, la policía incursionó en la Normal de Ayotzinapa y de un disparó coartó la vida de Huikam.

El 12 de diciembre de 2011 fueron asesinados Jorge Alexis Herrera Pino y Gabriel Echeverría cuando mantenían una protesta en la Autopista del Sol. Los normalista pedían incremento a su ración y mejores condiciones del internado; de este hecho no hay un solo procesado, pues los ministeriales detenidos ese día, Rey David Cortés Flores e Ismael Matadama Salinas, fueron absueltos un año después. Rey David Hernández Flores fue asesinado el 9 de enero de 2019.

El 6 de enero de 2014 fueron atropellados Fredi Vázquez y Eugenio Tamarit Huerta en la carretera de Zihuatanejo a Acapulco. Los estudiantes realizaban un boteo para sus prácticas escolares cuando un conductor de un trailer los arrolló.

El 26 de septiembre de 2014 fueron asesinados Julio Cesar Mondragon Fontes, Daniel Solís Gallardo y Julio Cesar Ramirez Nava en Iguala. Ese día las fuerzas de seguridad del Estado mexicano desparecieron a 43 normalistas. Hasta la fecha se desconoce su paradero.

El 4 de octubre de 2016 fueron asesinados Filemón Tacuba Castro y Jonathan Morales Hernández a la salida de Chilpancingo. Los estudiantes regresaban de hacer compras cuando un supuesto asaltante solitario les disparó y los mató.

La historia se volvió a repetir, cuando el 7 de marzo de 2024 policías de la Secretaría de Seguridad Pública de Guerrero asesinaron a Yanqui Kothan Gómez Peralta, alumno de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa.

Y con esta historia, también se reviven las viejas tácticas para exigir justicia.

Mientras el presidente presentaba una resortera en Palacio Nacional, también anunció que el policía investigado por el asesinato de Yanki Kothan Gómez Peralta se había dado a la fuga. El policía se encontraba bajo arresto administrativo.

“Otro caso muy lamentable, que también se está atendiendo, es que ayer el presunto responsable del asesinato del joven de la Normal de Ayotzinapa se fugó, el policía, y se está haciendo la investigación, desde luego, y se van a fincar responsabilidades”.

Ante eso, estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos protestaron en las instalaciones de la Fiscalía General de Justicia de Guerrero, al Sur de Chilpancingo. Lanzaron petardos, y al menos ocho vehículos fueron incendiados en la manifestación.

El presidente afirmó que el policía está identificado y estaba bajo arresto administrativo y en proceso de ser entregado a la Fiscalía General de la República (FGR), y acusó que no se hayan cumplido los protocolos, y de la complicidad por parte de las autoridades que le permitió escapar.

(Extracto)

Las Cicatrices son Memoria
….Nadie debe callar
Porque el grito arrancado
Será un pájaro carpintero
Picoteando tu memoria….

ti ca biaxhibeela ca nga cani’ca’
…naquiiñe guiruti di’ igani
ti ridxi ni biaxhadu zaca ti cha’ca’
ni quiide xquendabiaanilu’.
Irma Pineda, Poeta Zapoteca

[email protected]
[email protected]
[email protected]

Temas

Más noticias

Regresa Sheinbaum a Puebla por tercera ocasión; visitará Zacatlán y Huauchinango

La morenista anticipa que estará el próximo jueves 25 de abril en la entidad, donde estará acompañada por el candidato a gobernador, Alejandro Armenta Mier

Incendio de Lomas de Chapultepec consumió 25 hectáreas en la zona de La Calera: PC

La dependencia municipal informó que durante la madrugada fue sofocado el fuego en coordinación con el cuerpo de Bomberos

Últimas

Últimas

Relacionadas

Regresa Sheinbaum a Puebla por tercera ocasión; visitará Zacatlán y Huauchinango

La morenista anticipa que estará el próximo jueves 25 de abril en la entidad, donde estará acompañada por el candidato a gobernador, Alejandro Armenta Mier

Fustiga Kenia López Rabadan reformas a la Ley de Amnistía aprobada por la 4T

Kenia López Rabadán, senadora de la República por el Partido Acción Nacional (PAN), desaprobó  las reformas a la Ley de Amnistía, pues asegura que...

La Cornada

Xoxtla: como dijo el poeta, morir de sed junto a la fuente

Más noticias

Regresa Sheinbaum a Puebla por tercera ocasión; visitará Zacatlán y Huauchinango

La morenista anticipa que estará el próximo jueves 25 de abril en la entidad, donde estará acompañada por el candidato a gobernador, Alejandro Armenta Mier

Incendio de Lomas de Chapultepec consumió 25 hectáreas en la zona de La Calera: PC

La dependencia municipal informó que durante la madrugada fue sofocado el fuego en coordinación con el cuerpo de Bomberos

En Naupan retienen a policías municipales y queman la puerta de la alcaldía

Habitantes de Icztotitla, en el serrano municipio de Naupan, prendieron fuego a la puerta de la presidencia municipal durante una protesta el pasado martes,...