Hace tres años, ya sabíamos cuál era la verdadera verdad histórica.