Gobiernos del PAN hicieron convenios con hoteleros para permitir la prostitución: Catalina Pérez

Durante su comparecencia ante la Comisión de Derechos Humanos e Igualdad de Género, la secretaria para la Igualdad Sustantiva de Género del ayuntamiento de Puebla, Catalina Pérez Osorio, denunció que las administraciones pasadas de Acción Nacional (PAN) tenían convenios con empresarios hoteleros del Centro Histórico y la entonces Fiscalía General del Estado (FGE) para que se ejerciera la prostitución.

“Las administraciones pasadas tenían un convenio con los hoteles privados, en donde se beneficiaban a hoteleros que pertenecen al partido político de Acción Nacional, lo que quieren es que volvamos a las viejas prácticas”, reviró al regidor panista Enrique Guevara, quien cuestionó la falta de resultados para frenar la prostitución en Puebla.

Respondió que en la ciudad existe libre tránsito y el Código Reglamentario del Municipio (Coremun) dice claramente que hay una falta administrativa cuando el hecho delictivo se da en flagrancia.


Incluso, la feminista invitó al regidor panista a que la acompañe a recorrer las calles del Centro Histórico para que le diga quién si y quién no ejerce la prostitución.

“Con todo respeto no somos omisas y el tema no corresponde al ayuntamiento de Puebla, si quiere que volvamos a esas prácticas pues gane las elecciones”, reclamó.

Por otro lado, Catalina Pérez informó que por violencia política de género durante este año no recibieron ninguna atención, mientras que en el caso de acoso y hostigamiento sexual registraron 11 denuncias en 2019, y ocho más para 2020, siendo un total de 19 quejas.

Destacó que aquí el punto importante es que el ayuntamiento de Puebla carece de un protocolo para dar seguimiento a las denuncias de acoso y hostigamiento sexual, por lo que dijo se dieron a la tarea de elaborar uno, que será presentado en los próximos días.

Expuso que uno de los principales retos que se enfrentan es que los hombres y mujeres se comprometan a convivir de manera equitativa e igualitaria en sus espacios personales como en centros de trabajo, porque se vienen de inercias donde no se respetan.

La mayoría del presupuesto anual se destina al pago de nómina

En referencia al estado financiero, la secretaria municipal destacó que el presupuesto asignado a la dependencia fue de 20.1 millones de pesos, incluyendo el Capítulo 1000, que corresponde al pago de nómina.

Sin embargo, Pérez Osorio explicó que del presupuesto se destinaron 12.4 millones de pesos para el pago de una plantilla laboral conformada por 34 personas, menos 1.5 millones de pesos reasignados para enfrentar la epidemia en la capital, les dejó solo 5.2 millones de pesos para trabajar en el año.

De los 5.2 millones de pesos, precisó que 6.9 por ciento se encuentra en estatus de precomprometido, 68 por ciento comprometido, 22 por ciento ejercido y 1.8 por ciento por gastar en el último trimestre del año.

En su informe, Pérez dijo que la Secretaría para la Igualdad tiene como eje central velar por los derechos de las y los ciudadanos, dando cumplimiento a los tratados suscritos.

“Para este gobierno es imperante la construcción de una sociedad pacífica en donde la violencia hacia las mujeres se vaya desterrando”.

Pérez Osorio enfatizó que la pacificación es fundamental para generar democráticas relaciones en la familia y espacios públicos, donde los derechos se apliquen en la realidad y logren cambios que van más allá de las palabras y los acuerdos.

En ese sentido, afirmó que desde la dependencia se contribuye a que las mujeres y hombres adquieran conocimientos y habilidades para cambiar la conciencia ante la violencia, discriminación y desigualdad que se padece en el municipio.

A manera de posicionamiento, dijo que en el estado de Puebla deberíamos tener las mismas causales que Yucatán para permitir la interrupción del embarazo por razones económicas.

“Queremos que no se criminalice a ninguna mujer por el derecho de la interrupción del embarazo, es una postura para crear conciencia en mujeres y hombres de la responsabilidad del uso de anticonceptivos y es necesario que las instituciones de salud estén preparadas a realizar esto; a las niñas no se les toca, quien promueva lo contrario estará siendo cómplice de la violencia hacia ellas”, concluyó.