El gobierno pretende disolver bandas de huachicoleros en Chignahuapan, Huauchinango y Ahuazotepec

Es Imagen/ Elementos de la Guardia Nacional y Protección Civil, atienden una fuga de gas registrada en San José Carpintero, en el municipio de Tepeaca.

Al reiterar que pasadas administraciones estatales se coludieron con criminales, el gobernador de Puebla, Luis Miguel Barbosa Huerta, advirtió que para el robo de gasolina aplicará la misma tónica que empleó con la familia Valencia en Venustiano Carranza y definió que disolverá las bandas dedicadas a ese delito en Chignahuapan, Ahuazotepec, Huauchinango.

En la rueda de prensa a distancia que ofreció esta mañana, al mandatario estatal le preguntaron sobre los más recientes resultados del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, que mostró un índice delictivo a la baja en 16 indicadores para Puebla.

“Evidentemente estamos satisfechos con los resultados de seguridad pública, eso no significa que hemos resuelto el problema. El combate al crimen, a la delincuencia en cualquier sociedad de cualquier parte del mundo (es permanente). Estamos mejor que hace un año, es el comparativo de enero a agosto de 2019 contra enero a agosto de 2020 y la forma en cómo se ha reducido la comisión de delitos, 16 delitos de alto impacto, claro que son consecuencia de las estrategias de seguridad públicas que se han desarrollado por (diversas) instancias”, expresó.


Y añadió: “Ahí están los más de mil 500 detenidos, delincuentes de diferentes niveles, los de este fin de semana muy destacados, son hechos inéditos para muchos estados, pero imposibles de creer para Puebla, si de esto se hubiera hablado hace poco tiempo, porque nuestras acciones en contra de la inseguridad son de adeveras, porque rompimos de esa relación perversa en que las autoridades protegían a los delincuentes. Cuando nosotros tomamos el poder había una vinculación entre el crimen y la autoridad que llevó a los criminales a verdaderos feudos en regiones del estado y en la capital”.

Luego, apuntó: el robo a combustible me preocupa, el robo de combustible no se va a terminar con el recorrido de ductos, el robo lo vamos a combatir disolviendo a las bandas, como lo hicimos en Venustiano Carranza, con la familia que ustedes conoce, y así  tenemos que resolver Chignahuapan, Huauchinango, Ahuazotepec, Chignahuapan y eso es en cuanto al robo a gasolina y si quieren robo de gas, que es el ducto Coatzacoalcos -Guadalajara y que pasa por el centro del estado, podemos definir las bandas que se dedican a eso y estamos actuando contra las bandas”.

Finalmente, Barbosa Huerta remató: “no vamos a dejar que crezca el robo de combustible y no vamos a dejar que crezca el robo de gas, porque ahí se encuentra la fuente de financiamiento de todas las demás actividades delictivas”.

En otro tema, al reportar 305 nuevos contagios por Covid-19 y 26 defunciones entre viernes, sábado y domingo, el gobernador Miguel Barbosa Huerta pidió a las y los poblanos no bajar la guardia, cuidarse, mantener la sana distancia, el uso de cubrebocas y continuar con las acciones de higiene, a fin de evitar la propagación del virus.

En la habitual videoconferencia de prensa que ofrece en Casa Aguayo, puntualizó que estos números no reflejan que la pandemia está resuelta; dijo que ello sólo se alcanzará hasta que se cuente con la vacuna y el tratamiento correspondiente.

Anunció que hasta que el semáforo epidemiológico federal se encuentre en amarillo, el Gobierno del Estado comenzará a desconvertir gradualmente los hospitales Covid, iniciando por el de Traumatología y Ortopedia, pues se necesita para atender a las personas que sufren accidentes.

Por último, dijo que, según estadísticas de la federación, Puebla se ubica en el lugar número 11 de casos de coronavirus vigentes y por debajo de la media nacional en contagios por cada 100 mil habitantes.