Gobierno estatal se hará cargo de la seguridad en Tlacotepec tras linchamiento y por delincuencia: edil

Esta semana el gobierno del estado se hará cargo de la fuerza pública en el municipio de Tlacotepec de Benito Juárez ante la incapacidad de la autoridad para resolver conflictos como el linchamiento de un presunto secuestrador, ante el número reducido de policías, así como por el incremento de los casos relacionados con el crimen organizado, informó el edil, Nelson Beristáin Macías.

El munícipe reconoció que la turba en la que el domingo pasado participaron entre 800 y mil personas de la población superó en número a los 23 policías municipales y tres auxiliares que se vieron imposibilitados para impedir el linchamiento.

Sostuvo que desde hace semanas el cabildo hizo una solicitud formal para que el gobierno estatal asumiera el control de la seguridad, a lo que accedió la administración estatal según le fue notificado por el secretario de Gobernación, David Méndez Márquez, y por el de Seguridad Pública, Raciel López Salazar, por lo que esta misma semana podrían llegar los agentes estatales al municipio.


“Este domingo un total de 23 elementos de la municipal más tres elementos de la Policía Auxiliar era imposible hacer algo contra 800 o mil personas. Hay que reconocer que hace cinco semanas que se incrementaron los robos y asaltos violentos en el municipio. El fin de semana estuve en una mesa de trabajo con el secretario de Seguridad donde le estoy solicitando que tome los mandos, el secretario se comprometió a que a esta misma semana mandará personal y a tomar la seguridad”, expuso.

Manifestó que con ambos funcionarios se hizo una radiografía de cómo se encuentra Tlacotepec en materia de seguridad por lo que estos coincidieron en la pertinencia de que el estado asuma el control de la misma en el municipio.

“Personas han muerto en los asaltos violentos. Por Cabildo decidimos solicitarle al señor gobernador. Ya lo platiqué con el secretario de Gobierno. Se toma la decisión de que sí entra el gobierno del estado. El miércoles empieza a llegar la corporación”.

Respecto a los hechos del domingo indicó que sus titulares de Seguridad Pública y de Protección Civil municipal, así como seis uniformados municipales resultaron lesionados por lo que tuvieron que ser trasladados al hospital, donde se reportan como estables.

Rechazó que haya fallado el protocolo para prevenir linchamientos pese a que tanto la Policía estatal como la ministerial llegaron después de que había muerto el presunto delincuente.

Al respecto, Nelson Beristáin expuso que si no llegaron a tiempo los uniformados estatales y la ministerial se debió a que estos agentes atendían la persecución de camionetas con gente fuertemente armada proveniente del estado de Veracruz, operativo que les impidió moverse con rapidez al municipio.

Y es que sostuvo que los hechos en San Marcos Tlacoyalco sucedieron muy rápido, por lo que poco se pudo hacer para impedir los hechos.

Acotó que desconoce si el hombre linchado era oriundo del municipio y si este era responsable o no del delito por el que fue acusado por la población, ya que lo anterior forma parte de una investigación ministerial.

“No se si es cierto que quería secuestrar un niño. Se debe investigar y que se aclare este hecho. Desconocemos de donde es esta persona”.

Agregó que emprenderá acciones legales en contra de quién resulte responsable por los daños causados a las oficinas de la presidencia auxilar en las que se abrió un boquete, además de registrarse averías en el mobiliario, así como a la patrulla que fue estrellada contra la comandancia.