“Nunca más un gobierno asesino”, clama Biestro sobre el sexenio morenovallista

FOTO: imagen / Andree Jiménez

“Nunca más un gobierno represor, nunca más un gobierno persecutor, nunca más un gobierno asesino”, expresó Gabriel Biestro Medinilla, coordinador de la bancada de Morena, al presentar una reforma que permitirá la abrogación de la Ley Bala que creó el ex gobernador Rafael Moreno Valle Rosas.

En tribuna, Biestro señaló que la administración estatal pasada del PAN bloqueó la abrogación en dos ocasiones, al tiempo de confiar que el gobernador interino Guillermo Pacheco Pulido apoyará la medida.

El líder de los diputados de Morena presentó una iniciativa de reforma a la Ley de Seguridad Pública y al Código Penal del Estado que busca evitar que el uso de la fuerza pública se vuelva arbitrario, dotando a los cuerpos policiacos de una “legislación clara” sobre sus facultades a la hora de hacer prevalecer la paz pública.


El proyecto, que se turnó a comisiones para su revisión, también cuenta con el apoyo de las diputadas de Morena Rafaela Vianey García Romero y Estefanía Rodríguez Sandoval.

Casi cinco años con la Ley Bala

El nombre oficial de la norma que se pretende abrogar es Ley para Proteger los Derechos Humanos y que Regula el Uso de la Fuerza por parte de los Elementos de las Instituciones Policiacas del Estado, la cual impulsó Moreno Valle como gobernador de Puebla y aprobó el Poder Legislativo el 19 de mayo de 2014.

Los diputados de Morena, el PT y el PES propusieron anular la normativa desde el arranque de la LX Legislatura en septiembre pasado, pero el sucesor de Moreno Valle, Antonio Gali Fayad, se negó a publicarla en el Periódico Oficial del Estado (POE) por supuestas deficiencias jurídicas.

Biestro aseguró que el Congreso no recibió “el beneplácito” del anterior titular del Poder Ejecutivo local por motivos políticos, ya que la normatividad vigente “atenta contra los valores democráticos más mínimos y expone los derechos humanos de manera injustificada ante cualquier actuación de las fuerzas de seguridad”.

Dijo que la muestra clara de los malos resultados de la Ley Bala fue la represión del 9 de julio de 2014 en la comunidad de San Bernardino Chalchihuapan, del municipio de Santa Clara Ocoyucan, donde falleció el niño José Luis Tehuatlie Tamayo por el impacto de un proyectil lanzado por la policía estatal.

Las correcciones que propone Morena

La iniciativa adiciona un capítulo a la Ley de Seguridad Pública que establece el marco normativo general que regulará el uso de la fuerza pública, para que el actuar específico y operativo sea materia de reglamentación y de implementación de protocolos de actuación.

“Corresponde a este Poder Legislativo sentar el marco regulatorio, y al Ejecutivo, la forma específica y precisa en que deben actuar los elementos integrantes de las instituciones policiacas”, se explica en el proyecto.

En general, la iniciativa determina que no se deberán emplearse armas de fuego, excepto cuando un presunto delincuente ofrezca resistencia armada o ponga en peligro la vida de otras personas o la suya misma y las medidas consideradas no extremas sean insuficientes para contenerlo y detenerlo.

En tanto, la reforma al Código Penal del Estado incorpora sanciones contra los integrantes de corporaciones policiacas “que hagan un uso abusivo de la fuerza policial, de acuerdo con la reglamentación que para el caso sea emitida por las autoridades de la administración pública”.