Gestiona gobierno ante Semarnat declaratoria de área conservada para Flor del Bosque

A la par del decreto de protección que emitió el gobernador del estado de Puebla, la Secretaría de Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial (SMADSOT) iniciará ante su homóloga federal, la Semarnat,  la solicitud para obtener la declaratoria Área Destinada Voluntariamente a la Conservación (ADVC).

Beatriz Manrique Guevara, titular de la dependencia estatal, informó que “con esta declaratoria el gobierno del estado tendrá las herramientas legales para resguardar dicha zona, pues es un reservorio que brinda importantes beneficios ambientales en temas de agua, humedad y microclima con sus 160 mil árboles, de manera predominante encino y pino”.

Asimismo, dijo “se podrá prevenir la caza de animales que habitan ahí como venados, zorros, coyotes y pecaríes, lo mismo que las presiones de desarrolladores inmobiliarios que pretenden cambiar la flora y fauna”.


Manrique Guevara anunció que la dependencia a su cargo va a iniciar un proceso muy positivo que seguramente será compartido por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para otorgar la declaratoria y certificación como Área ADVC”, se consignó en un boletín oficial.

Ayer, esta casa editorial dio a conocer que, con miras en convertir el Parque Ecológico Flor del Bosque en un área de conservación, el gobernador Miguel Barbosa envió al Congreso de Puebla una iniciativa de decreto con la que busca que el empresario inmobiliario Carlos Enrique Rafael Haghenbeck regrese las 42 hectáreas de esa zona que le entregó el exmandatario Antonio Gali Fayad.

De obtener el respaldo de la mayoría de los diputados del Poder Legislativo local, Barbosa lograría abrogar la decisión que tomó la administración del PAN en agosto de 2018, tres meses antes de su conclusión.

Durante una conferencia de medios del martes, Barbosa aseguró, sin mencionar el nombre de los involucrados, que la entrega de los 420 mil metros cuadrados de Flor de Bosque formó parte de un “negocio” que tuvo como fin detonar desarrollos inmobiliarios.