Gali incumplió promesa de sanear Valsequillo; la SMOT recomienda no nadar en la presa

Barcos Scavenger 2000 que supuestamente sanearían el lago de Valsequillo durante la gubernatura de José Antonio Gali Fayad ■ Foto José Castañares / Archivo de La Jornada de Oriente

La Secretaría del Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial confirmó que el exgobernador José Antonio Gali Fayad incumplió con su promesa de sanear el lago de Valsequillo a través de la compra de barcos Scavenger 2000 con un costo de casi 210 millones de pesos como lo prometió en su periodo de 22 meses.

En la respuesta a una solicitud de información hecha por La Jornada de Oriente la dependencia afirmó categóricamente que “no se recomienda nadar en el lago”, por la alta concentración de contaminantes, pese a que en diciembre el exmandatario se comprometió que en un plazo de seis meses se podría volver a nadar.

La alta contaminación persiste

La dependencia informó que en el lago se ha identificado la presencia de metales pesados y más de dos decenas de sustancias como hidrocarburos polilineales, hidrocarburos totales poliaromáticos –incluye a todos los compuestos orgánicos– compuestos aromáticos, coliformes fecales, dietilfalatos, aladrín, contaminantes azoicos, antraceno, anilina y malatión, los cuales están asociados a enfermedades gastrointestinales, generalmente.


Estas y otras sustancias como el etracloroetileno, el diclorobenceno, cloruro de vinilo, coloroformo, cloruro de metilo, etil–benceno, cianuros, sulfatos, grasas y aceites, así como fósforo principalmente se asocian con la actividad de industrias que vierten sus desechos al los ríos Atoyac y Alseseca en los estados de Puebla y Tlaxcala, así como con las descargas municipales.

“Respecto a la actividad del nado esta dependencia no lo recomienda”, indicó la secretaría del Medio Ambiente ante la presencia de esas sustancias.

Barcos millonarios solo han eliminado la contaminación en una zona

Pese a que la inversión para la compra de los Scavenger 2000, así como su mantenimiento tuvo un costo de casi 210 millones de pesos, en la respuesta la dependencia aclara que las sustancias antes descritas únicamente disminuyen después de la zona de lirio, en donde generalmente trabajan dichas embarcaciones.

Sin embargo, en la zona en la que desembocan los ríos Alseseca y Atoyac aún se identifica una alta presencia de metales pesados y materia orgánica.

Pese a ello, la dependencia informó que cuando el recurso hídrico que es tratado a través el sistema de oxidación de los barcos se eliminan todos los contaminantes y se envía a las zonas de riego.

Aunque el exmandatario afirmó que también se podría pescar en el lago, la SMOT subrayó que se ha incrementado el número de peces en el lago, así como de daphnia magna, que es una especie de crustáceo planctónico, sin que se aclare si es recomendable o no pescarlos para el consumo humano.

Mantenimiento de barcos cuesta 3 millones de pesos

Asimismo, la dependencia informó que el costo de mantenimiento de los barcos y el traslado de la tecnología desde desde Estados Unidos está incluido en la inversión total pagada a la empresa Dellepere Enterprises Corp, filial de Water Managment Technologies.

No obstante en un desglose aclara que el costo de mantenimiento a las tres embarcaciones asciende 3.06 millones de pesos.

En tanto, el precio unitario de cada embarcación ascendió a los 59.3 millones de pesos, que multiplicado por las tres embarcaciones más IVA suma un total de 206.36 millones de pesos.

El costo de las tres embarcaciones sumadas al mantenimiento da un total de 209.38 millones de pesos pagados por la administración estatal en dicho periodo.

Casi al finalizar su mandato de 22 meses, José Antonio Gali justificó dicha inversión debido a que se trataba de una tecnología innovadora que utilizaba el ozono para sanear aguas altamente contaminadas como Valsequillo.

Incluso hizo uso de recursos públicos para promover a través de videos en redes sociales que en un periodo de seis meses en el lago se podría pescar e incluso nadar como sucedía en el pasado.

Activistas y expertos en medio ambiente señalaron que la afirmación del exmandatario posiblemente tendría la intención de detonar la zona con un objetivo inmobiliario y para especular sobre el valor de los terrenos.