Fracaso de la prohibición de la tauromaquia fue decisión democrática: Reiba; animalistas insistirán en abolición

Mientras José María Férez Gil, animalista, anunció que los activistas promoverán a la próxima administración municipal que se prohíban las corridas de toros, Carlos Horacio Reiba, especialista en tauromaquia, defendió el valor histórico, cultural y filosófico de esta tradición.

En entrevista con ambos especialistas, José María Férez lamentó la votación en la que fracasó la abolición de las corridas en el municipio, mientras que Reiba afirmó que se trató de una decisión democrática, aunque prefirió no verla con triunfalismo.

Cabe recordar que aunque se perfilaba la aprobación de la prohibición de las corridas de toros en el municipio de Puebla en la discusión de cabildo realizada el jueves 18 de febrero, no emitió su sufragio el regidor morenista, Justino Joaquín Espidio Camarillo, cercano a la edil Claudia Rivera Vivanco, con lo que los regidores de oposición y el llamado G5 obtuvieron la mayoría para que la propuesta aprobada en la Comisión de Servicios Públicos no avanzara.


Al preguntarle al también abogado del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), José María Férez sobre cuál es el siguiente paso para los ambientalistas, este respondió que buscarán al próximo presidente municipal de Puebla para hacer la propuesta de prohibir las corridas de toros en la ciudad.

“Invito para quienes pensamos que los animales no están hechos para ningún tipo de espectáculo que no veamos esto como una derrota. Los animales existen por sus propias razones igual que nosotros. Insistiremos con la prohibición, ante el cabildo, en la próxima autoridad municipal”, expuso.

Entre sus argumentos en contra de las corridas de toros expuso que según estudios científicos los toros de lidia experimentan un sufrimiento extremo en algunos casos hasta la muerte.

Asimismo, subrayó que el 80 por ciento de los poblanos y la mayoría de los mexicanos en diferentes encuestas se han pronunciado en contra de la tauromaquia y la muestra es que del 2015 al 2017 se han reducido en un 50 por ciento los actos taurinos.

Por su parte, Horacio Reiba destacó la argumentación hecha por el filósofo Francis Wolf, en el sentido de que sería una gran pérdida para la humanidad y para la animalidad si desaparecen las corridas de toros, además de que la fiesta brava es una de las fuentes de resistencia a la civilización anglosajona dominante y uniformadora.

Sostuvo que de haber avanzado la prohibición de las corridas en el municipio de Puebla se habría incurrido en una censura que es propia de los regimenes autoritarios a nivel mundial.

“Una prohibición tan seria como esta debería de tener un mayor sustento que el punto de vista subjetivo de un grupo respetable de ciudadanos. Una censura como esta provocaría daño a tres tipos de comunidades, a una laboral, una artística y al propio público”, expuso.