Con 19 filmes en línea, el Imcine propone revalorar la relación con el medio ambiente

Este viernes 5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente, el Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine) comenzará la Muestra en defensa del territorio y el agua, una programación está compuesta por 19 películas de 11 entidades del país que convocan a revalorar la relación con el medio ambiente: de un lado sitúan al ecosistema y del otro al ser humano y su manera de abastecerse de recursos naturales.

La muestra, que se llevará a cabo del 5 de junio al 5 de julio como parte de la campaña Contigo en la distancia de la Secretaría de Cultura federal, pone en el centro de la discusión tres tópicos: el uso responsable de recursos naturales y abastecimiento del agua; la desaparición o desplazamiento de comunidades debido a inundaciones causadas por proyectos de infraestructura; y la lucha de pueblos y grupos en defensa de sus recursos naturales.

Serán 10 largometrajes, tres mediometrajes y seis cortometrajes realizados en Morelos, Nayarit, Chiapas, Sinaloa, Ciudad de México, San Luis Potosí, Jalisco, Veracruz, Sonora, Oaxaca y Guerrero, que podrán verse de manera gratuita en CinemaMx de la plataforma FilminLatino: https://www.filminlatino.mx/catalogo/etiqueta/muestra-en-defensa-del-territorio-y-el-agua.


La programación incluye el largo 13 pueblos en defensa del agua, el aire y la tierra, una crónica de Francesco Taboada que cuenta la defensa que realizan los pueblos de Morelos por preservar sus recursos naturales y su identidad cultural. Sigue con El ciruelo, de Emiliano Altuna y Carlos Rossini, sobre la forma en que desaparece un pequeño poblado de la sierra de Nayarit; El remolino, de Laura Herrero, sobre la vida de Pedro y su hermana Esther, vecinos de Chiapas que cada año sufre fuertes inundaciones ocasionadas por el río Usumacinta; Los reyes del pueblo que no existe, de Betzabé García, en torno a San Marcos, un pueblo del noroeste que está sumergido bajo el agua por la construcción de una presa y es asediado por grupos armados, y H2Omx, de José Cohen y Lorenzo Hagerman, centrado en Ciudad de México y el problema de agua.

Asimismo, se programó Huicholes: los últimos guardianes del peyote, de Hernán Vilchez, un largo documental sobre la familia Ramírez Ramírez que adentra en el viaje ritual hacia Wirikuta, territorio sagrado para los wixárika donde se encuentran con sus ancestros espirituales; Derecho de playa, de Jorge Díaz Sánchez, sobre cómo desde hace décadas los pescadores de la costa sur de Jalisco han ejercido libremente su oficio, y en los últimos años han sido amenazados por el ímpetu privatizador, que aumenta su presencia en las playas de la región.

Se mostrarán Bosque de niebla, de Mónica Álvarez Franco, sobre la forma en que habitantes de una comunidad veracruzana custodian el bosque de niebla; Semillas contra el despojo, de María Antonieta de la Puente Díaz, con tres historias: la defensa del territorio, la lucha contra el despojo y la creación de otro mundo posible; Mover un río, de Alba Herrera Rivas, sobre cómo los yaquis Mario y Fernando encabezan junto a su pueblo una lucha legal y de desobediencia civil para recuperar las aguas del río Yaqui; Júba Wajín, resistencia en la montaña de Guerrero, de Laura Salas y Nicolás Tapia, en torno a esta comunidad indígena mé phaá cuyo 80 por ciento de su territorio fue entregado a dos empresas mineras transnacionales, sin haberles consultado, y Magdalena Teitipac: pueblo libre de minería, de Juan José García y Roberto Olivares, que narra la lucha de la comunidad por sacar de su territorio a la empresa minera Plata Real.

Cierran Chacahua: reflejos de un parque, de Guillermo Monteforte, una reflexión colectiva, contrastada y a veces contradictoria sobre la situación del Parque Nacional Lagunas de Chacahua, Oaxaca; Sembrando futuro, de Roberto Olivares, ubicado en Tilantongo, comunidad mixteca donde se ha reforestado desde hace 20 años, y Tierra partida, de Jairo Alberto Martínez, sobre un pueblo ganadero–agrícola que se ve afectado por la creciente sequía. Destacan La carretera que no pidió permiso y Nuestra tierra no se vende, ambos de Guillermo Monteforte, y Un río con amparo, y Una pequeña gran ayuda, rodados por Tonatiuh Díaz González.