FGE, SIN CRÉDITO

ES IMAGEN

El titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Gilberto Higuera Bernal, declaró ayer en una entrevista que se revisarán las omisiones en que pudo haber incurrido el Ministerio Público que investigó la represión que la Policía Estatal perpetró contra el pueblo de San Bernardino Chalchihuapan el 9 de junio de 2014.

 

Aunque no quiso precisar si el anterior fiscal, Víctor Antonio Carrancá Bourguet, será sujeto a investigación, es un hecho que la disposición de la dependencia a volver a abrir el caso Chalchihuapan es una variante sustancial respecto al comportamiento que tuvo la institución cuando aquel era el responsable de la misma.


 

Esa disposición contrasta con lo que sucede en el caso de Meztli Sarabia, pues la Unión Popular de Vendedores Ambulantes 28 de Octubre ha denunciado que parece haber una dilación deliberada para que Pavel N., uno de los autores materiales del asesinato, logre su libertad.

 

Es así que la FGE sigue siendo una institución que carece de cualquier crédito ante la ciudadanía, sobre todo porque sus actuaciones parecen estar movidas más por el impacto mediático y por la presión política, que por la obligación de cumplir con la indagación de delitos que deben ser castigados.