Miércoles, junio 12, 2024

Uno de los montañistas fallecidos en el Citlaltépetl lo había escalado más de 100 veces

Destacamos

Como montañistas consumados fueron considerados los hombres que este domingo fallecieron al escalar el Citlaltépetl o Pico de Orizaba. Incluso uno de ellos, de nombre Carlos Altamirano Lima, lo había escalado más de 100 veces, de acuerdo con amigos y familiares que los recordaron tras su partida.

La mañana de este lunes personal de emergencias rescataron los cuatro cuerpos los cuales fueron trasladados al Servicio Médico Forense (Semefo) para las diligencias correspondientes, con lo que se dio por concluida la emergencia.

Las víctimas fueron identificadas como Carlos Altamirano Lima, de 53 años, quien era un reconocido montañista de la ciudad de Orizaba; José Inés Inés Zepahua, de 63 años, que pertenecía al grupo “Clásicos de Orizaba”; Hugo Cruz Vázquez, de 19 años, del municipio de Chalchicomula de Sesma, Puebla, así como Humberto Kenji Muray, también de Orizaba, y quien era hijo de japoneses con años de residencia en la entidad vecina.

El hombre de origen poblano era originario del mientras que los veracruzanos tenían su domicilio en Río Blanco y Orizaba.

Carlos Altamirano es recordado por su labor como guardia forestal voluntario durante más de 35 años en el Cerro del Borrego, lo que le valió amplios reconocimientos entre la comunidad de deportistas, quienes en redes sociales contaron que el hombre había escalado unas 100 veces el Pico de Orizaba pues desde sus 15 años se dedicaba al montañismo.

Con el paso de los años, Altamirano, quien era conocido como “El Cachilla”, adquirió experiencia al grado de ser buscado por alpinistas nacionales e internacionales pues ya era un guía.

Narraron que en varias ocasiones expuso que era muy riesgoso escalar el Citlaltépetl por las condiciones del terreno, razón por la que insistía en que para subir se tenía que tener una condición física especial así como la supervisión de expertos.

Según se indica en el reporte, subieron dos grupos en los que uno resbaló y provocó la caída de otra persona, la cual derribó al resto.

Carlos Altamirano era reconocido por su labor como guardia forestal voluntario por más de 35 años en el cerro del Borrego.

En tanto que sobre el ciudadano de origen japonés, Humberto Kenji Muray Yasuda, se sabe que tenía 56 años de edad, que era padre de familia. Fue descrito como “muy educado, muy correcto en su trato”, sus padres tenían el negocio de “Mercería La Japonesa” y sus tíos son dueños de la “Farmacia Japonesa”.

Ultimas

00:00:49

La próxima semana se sabrá el resultado del peritaje contra Accendo Banco: SF

La próxima semana se dará a conocer el resultado del dictamen pericial para deslindar responsabilidades administrativas contra funcionarios del...
- Anuncios -
- Anuncios -