Exige Suntuap remoción del presidente de la JLCA por negarle la toma de nota sin justificación

Afiliados al Sindicato Unitario de Trabajadores de la Universidad Autónoma de Puebla (Suntuap) realizaron la mañana de ayer un mitin frente a las instalaciones de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA), en exigencia de la toma de nota.

El secretario general, Guillermo López Mayo, informó que no fueron recibidos por el presidente del órgano, Mario Arturo Daza Buendía, pero era algo que ya preveían.

Por lo que ahora esperan una respuesta del gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, a quien han pedido que obligue al presidente de la JLCA a dar respuesta al sindicato universitario o lo remueva por bloquear al Suntuap.


Comentó, por otra parte, que el juzgado sexto de distrito ya le notificó a la Junta Local de Conciliación que presente un informe justificado de por qué ha negado la toma de nota a la agrupación sindical.

Daza Buendía tiene 15 días para responder y le queda alrededor de una semana para hacerlo, comentó el secretario general.

“No nos entrevistamos con el presidente de la Junta, no salió a atendernos nadie… tampoco la esperábamos porque estamos pidiendo la toma de nota y si no, estamos pidiendo que sea removido, yo creo que a él no le gusta eso, a nosotros menos”, declaró el secretario general.

López Mayo abundó que tras la protesta los integrantes del comité ejecutivo del Suntuap analizarán si recurren a otras medidas para conseguir el registro de la JLCA.

La urgencia del sindicato por obtener la toma de nota radica en poder defender la posesión del exrancho vaquerías, donde actualmente viven aproximadamente 150 familias.

El terreno fue otorgado el mes pasado a un particular, José Luis Espinoza Vega, por decisión del juez tercero de lo civil en el estado de Puebla, Hugo Isaac Arzola Muñoz.

Por no tener personalidad jurídica, el Suntuap está imposibilitado para poder defenderse mediante amparos u otros recursos.

Mientras tanto, López Mayo comentó que para este martes esperan una respuesta de la demanda promovida por un sindicalizado para que se declare una suspensión definitiva al acto reclamado por Espinoza Vega para adjudicarse la propiedad.

El dirigente del Suntuap aclaró que eso no resolvería de fondo el problema, pero al sindicato le permitiría ganar tiempo para obtener la toma de nota.

El adeudo que reclama López Vega es de poco menos de un millón 750 mil pesos. El predio Vaquerías alcanza un valor catastral de 158 millones de peso, mientras que el comercial es tres veces esa cantidad, por lo cual al sindicato le parece sospechoso el actuar del juez.