Exceso de mortalidad por Covid-19 en Puebla viene a la baja, revela la Ssa

Puebla registró un “exceso de la mortalidad” de 38 por ciento durante la semana epidemiológica 27 y después vino a la baja, informó Ruy López Ridaura, director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades de la Secretaría de Salud federal.

El exceso de mortalidad es el resultado de medir las defunciones esperadas en el estado con relación a las observadas, indicador que este año se elevó por la epidemia de Covid-19, aunque la dependencia aclaró que no todas las muertes corresponden a dicha enfermedad.

Durante la tradicional rueda de prensa del subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, el funcionario federal subrayó que el exceso de mortalidad se da cuando el número de decesos observados está por encima de los esperados.


En el caso de Puebla, López Ridaura subrayó que el exceso de mortalidad se empezó a registrar desde la semana 10, tuvo su mayor pico durante la semana 27 y después vino a la baja.

No obstante, a partir de las semanas siguientes se comenzó a registrar un “exceso de mortalidad” inferior a lo esperado, lo que evidencia un subregistro en el número de decesos que las autoridades en el estado deben corregir.

“Es posible que en las próximas semanas se registren más decesos en las semanas con menos muertes que las esperadas en Puebla una vez que se corrija este subregistro”, acotó.

Asimismo, subrayó que el “exceso de mortalidad” se estima con la aportación del Renapo, el Instituto Nacional de Salud Pública y con datos de los registros civiles de cada una de las entidades federativas.

Los datos se obtienen del certificado para obtener el acta de defunción y el permiso de inhumación por la muerte de una persona.

Cabe resaltar que el exceso de mortalidad a nivel nacional comenzó a registrarse a partir de la semana 12 y llegó a su pico máximo en la semana 29, para después bajar.