Eric Martín, toda una vida en el basquetbol

“Tengo una pasión para jugar basquetbol desde que tenía cinco años y hasta ahora la sigo teniendo, esa es mi vida” y la demuestra el coach de los Aztecas UDLAP, Eric Martín.

.Llegó una nueva ocasión para que los estudiantes pudieran conocer de cerca a los coaches de los equipos representativos de la UDLAP, teniendo la oportunidad de escuchar un lapso de la vida de quien da la dirección a la Ráfaga Verde, Eric Abdu Martín, quien relató cómo se dio esa transición de jugador a entrenador, analizó la situación en la que se encuentran los equipos que dirige y algunas discusiones sobre quién o qué es mejor en el baloncesto internacional.

Oriundo de Kentucky, Estados Unidos, Martin estudió Sociología y Negocios en la Universidad de Oklahoma. Al terminar tuvo la facilidad de ser profesional en equipos de su propio país, Venezuela, Brasil y Argentina.


De ahí, llegó a México en 2003 para integrarse al conjunto de la Ola Roja de la Ciudad de México, con quien estuvo cinco años, después pasó por Lechugueros de León, Estrellas Indebasquet, Pilares (ambas de la CDMX) y Abejas de Guanajuato en la Liga Nacional de Baloncesto Profesional.

Tras 14 años en el bajío dio fin a su carrera como jugador en una forma peculiar: disputaba las finales de la LNBP cuando recibió una llamada de la Universidad de las Américas Puebla para ser el nuevo coach en 2013.

Eric Martin, con 35 años, sabía que todavía tenía potencial para un par de temporadas más, pero al estar en el Gimnasio Morris Moe Williams visualizó que algo bueno podría pasarle, titubeando entre regresar a jugar o dirigir un equipo universitario, pues tal vez no habría otra oportunidad de serlo.

De sus mejores recuerdos en siete años señaló que están los campeonatos de 2013 y 2015, pero lo que llena más de alegría al coach es mantener una amistad con miembros de la Ráfaga Verde, que han egresado de la UDLAP y se toman el tiempo para hablar a distancia o visitarlo en la duela para dialogar, dar consejos e incluso motivar a sus excompañeros.

Sobre el estatus de sus equipos, Martín hizo un ejercicio de crítica hacía lo que necesita para seguir sobresaliendo en la Liga ABE (Asociación de Baloncesto Estudiantil).

En el rubro femenil es creer en ellas mismas que pueden ganar contra cualquier rival; en el varonil reclutar jóvenes que quieran quedarse en los Aztecas, porque el tema del profesionalismo seduce bastante; referido a él es trabajar en la cancha, pero sobre todo en la parte mental, que los jugadores entiendan lo que quiere y la meta crecer juntos como equipo.