Entre confrontaciones y amenazas de extorsión, regidores de Puebla aprueban reorientar 500 mdp del presupuesto por la pandemia

Entre confrontaciones y amenazas de extorsión entre los propios regidores de la coalición “Juntos Haremos Historia”, el cabildo de Puebla aprobó con el voto de calidad de la alcalde Claudia Rivera Vivanco la reorientación del prepuesto público por el orden de los 500 millones de pesos para reactivar la economía local y hacer frente a los estragos de la pandemia.

La votación se dio de la siguiente manera: 12 sufragios a favor, seis en contra y seis abstenciones.

Los votos en contra vinieron de los regidores de Morena: Libertad Aguirre Junco, Edson Armando Cortés Contreras, José Luis González Acosta, Roberto Elí Esponda, Rosa Márquez y Martha Ornelas.


Mientras que las abstenciones fueron por parte de los panistas Augusta Díaz de Rivera, Enrique Guevara, Luz del Carmen Rosillo, Jacobo Ordaz y Carolina Morales, así como de la priista Silvia Tanús.

Los opositores coincidieron que la propuesta que presentó Rivera Vivanco, en el que se prioriza la reorientación del recurso para Infraestructura, no favorece el bienestar de la ciudadanía y representa un “reacomodo del tiradero financiero” que el subejercicio presupuestal generó desde el año pasado.

Notoriamente molesta, la alcalde de Puebla encaró a sus opositores y dijo que es su facultad legal hacer las modificaciones al presupuesto, aunque –acusó- hay quienes llegaron por un proceso de arribismo al ayuntamiento y desconocen del proyecto de nación.

“Algunos regidores que se sumaron a este proceso de transformación, que no conocen este proyecto, que no les dolió, que no les costó y que llegaron por arribistas”, reclamó.

Para entender el concepto, la edil describió que un arribista “es aquella persona ambiciosa que progresa sin mostrar escrúpulo; y que la ciudadanía tendrá que juzgarlos, mientras nosotros no podemos guardar silencio ante estas malas prácticas”.

Claudia Rivera dijo que el modelo de gobierno cambió y algunos regidores que se pronunciaron en su contra buscaron componendas, “quisieron extorsionar a esta autoridad municipal, cuando nuestra política transversal es de cero tolerancia a la corrupción, es una forma de vida que esta presidenta tiene con su ciudadanía”.

“A ellos les digo que ni aunque intenten comprar a otros regidores, ofreciéndoles lo que les ofrecieron, no se van a vender; la dignidad no se compra y en esto consiste esta transformación, hay que recuperar la dignidad”, enfrentó.

La presidente expuso que a pesar de la pandemia la fuerza laboral se ha reducido, pero no parado de laborar ni un solo día.

En ese sentido, citó al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, “no tenemos el derecho a fallar y no lo haremos”.

Afirmó que el recurso que se está utilizando va en función de lo que se tenía que ejercer en el resto del año, sin embargo, con la emergencia sanitaria destacó que en un primer momento se destinaron 105 millones de pesos para la implementación de 12 acciones urgentes para mitigar el desempleo, la crisis en salud y alimentos, así como de bienestar social.

La edil explicó que en una segunda fase para enfrentar la pandemia se reorientarán 500 millones de pesos que proviene de las dependencias municipales, las cuales dejaron de realizar algunas actividades por la propia emergencia sanitaria.

Por lo tanto, dijo que el recurso tuvo que se reprogramado de manera extraordinaria, a fin de dar cumplimiento a la ciudadanía y arrancar el 2021 “bien parados” porque la crisis va a continuar.

Al final, argumentó que para elaborar el plan de reorientación presupuestal, a cargo del economista de la UNAM, Samuel Ortiz, se realizaron un total de 64 reuniones con los regidores, presidentes auxiliares y miembros del gabinete.

Por lo tanto, desmintió que los regidores de los diferentes frentes políticos no hayan sido convocados.

Amenazas y reclamos de albazo en la aprobación de la reorientación del presupuesto

En la discusión que se prolongó por más de una hora hubo hasta amenazas del regidor petista Ángel Rivera, quien advirtió a sus compañeros de Morena que “más tonto y menso es quien piensa que la ciudadanía es tonta”.

“A la ciudadanía no la engañan, pero nos vamos a ver muy pronto; para quienes se sienten seguros de sí, ahí nos vamos a ver las caras”, dijo en tono amenazador.

Lo anterior, en alusión a que está en puerta el próximo proceso electoral para la renovación de 217 ayuntamientos y las 41 diputaciones del Congreso del estado.

Tras los señalamientos que realizó la regidora de Morena, Rosa Márquez Cabrera, quien calificó de “albazo” el intento de imponer este plan de reorientación del presupuesto, Ángel Rivera respondió que el concepto no cuadra para el ayuntamiento de Puebla, cuando ha sido un gobierno incluyente.

A quienes dieron su voto en contra por anticipado, Ángel Rivera reviró: “No extraña el comportamiento de los compañeros que se les dio la oportunidad de estar en este movimiento, quienes con la justificación de la autocrítica han venido a denostar a este gobierno que nos ha costado muchos años; esos que ingresaron apenas no tienen ni la más mínima idea de lo que ocurrió hace 15 años porque ustedes estaban del otro lado”.

Y continuó: “qué bueno que poco a poco se van quitando las máscaras, porque de esa manera sabremos enfrentarlos de la mejor manera posible, como ha dicho el presidente de la República lo haremos pacíficamente”.

Ya entrado en el debate, el petista declaró “yo soy un pobre diablo, pero si el presidente de la República no se cansó, yo porque me voy a cansar; los vamos a exhibir y esto llegará a oídos del presidente de la República”.

La morenista Martha Ornelas acusó que a algunos regidores se les negó la información sobre el plan de reorientación del presupuesto, y que ella al igual que su familia que milita por décadas en la izquierda no le queda el “saco” de arribista.

“No tenemos que votar por el mismo lado si somos del mismo partido, ya cambiaron las cosas, también podemos tener discrepancias, no deben amenazarnos en el cabildo”, repudió.

La regidora advirtió que si se aprueba la reorientación del presupuesto será de manera apócrifa, porque se destinó 400 millones de pesos para obra pública, mientras el sector cultural quedó excluido del planteamiento.

En tanto, el también morenista Iván Camacho pidió a sus compañeros de bancada dejar de lado los protagonismos y pugnas políticas.

“Están demostrando desde hace tiempo que tenemos un Cabildo dividido entre regidores de izquierda y de derecha. Los argumentos que dan los compañeros para votar en contra se asemejan demasiado a los que da la oposición cuando el presidente les propone realizar una reorientación del presupuesto, hasta tienen falta de creatividad porque se agarran de los mismos argumentos”, condenó.

En su oportunidad, la regidora Rosa Márquez dijo que el ayuntamiento cuenta con más de 2 mil millones de pesos del presupuesto en cuentas bancarias.

“Se está perdiendo una extraordinaria oportunidad, que nos da justo la pandemia, para poder discutir, analizar y reorientar un presupuesto para construir un nuevo modelo económico”, argumentó.

Incluso, reveló que “de chiripada” se enteraron que iba a haber sesión extraordinaria de Cabildo para este martes, con el tema central de la aprobación de la reorientación del presupuesto.

“Estos albazos no llevan a nada bueno, todos queremos que el recurso del pueblo llegue a resolver las necesidades en esta crisis”, concluyó.