En supermercados de Puebla solo puede ingresar una persona con cubrebocas a realizar compras

En la mayoría de los supermercados, mercados –incluida la Central de Abasto– y tiendas de conveniencia de la zona metropolitana de Puebla endurecieron este fin de semana sus medidas de prevención ante el crecimiento en la curva de contagio del coronavirus y desde el viernes solo permiten el acceso a una persona por familia, siempre y cuando porte su cubrebocas.

A la par se han disparado los precios de productos para higiene, sobre todo en los cubrebocas, que hasta antes de entrar a la segunda fase de la estrategia de la pandemia tenían un precio de dos pesos por unidad, pero ahora no se encuentran fácilmente en menos de 10 pesos por cada uno.

El gel antibacterial en botellas de 60 mililitros que antes de la pandemia tenían un precio de 13.83 pesos por unidad, hoy tiene un precio de 23 pesos.


Y ante la escasez o el precio desbordado de esos insumos en tiendas y farmacias, hay personas que han optado por comprar esos productos a través de internet, en sitios como Mercado Libre, reconocieron dependientes de esos negocios, que pidieron la gracia del anonimato.

Esta casa editorial pudo presenciar ayer por la tarde cómo personal de Bodega Aurrerá en Cuautlancingo impidió el paso varias personas que intentaron ingresar sin cubrebocas para realizar sus compras.

En la entrada de la sucursal, además, se colocó un anuncio que dice: “Estimados clientes, por disposición oficial deberán cubrir su cara con cubrebocas, mascarillas, cubiertas faciales para poder entrar a nuestras tiendas, agradecemos su comprensión”.

Un hombre entrevistado afuera del supermercado no llevaba ningún artefacto para embozarse y confesó que ni siquiera se atrevió a intentar ingresar, porque la víspera, en la Central de Abasto, los vendedores tampoco le permitieron acceder por carecer el cubrebocas.

En la cadena de tiendas de conveniencia Oxxo y en algunos Seven Eleven la política de ingreso también se endureció: se puede ingresar solo con cubrebocas, aunque ahí sí se permite que sean dos o más personas quienes entren.

En la cadena local de tiendas de conveniencia TuCasa, la medida es todavía más escrupulosa: a la entrada hay una persona que no solo verifica que los clientes porten el cubrebocas obligatorio, sino que impone gel antibacterial en las manos de cada uno de los compradores a su entrada y salida.

El pasado 14 de abril, el gobernador de Puebla emitió un decreto para obligar al uso de cubrebocas e la vía pública.

El documento establece: “Decreto del Ejecutivo del Estado, por el que establece, como medida de prevención para evitar la propagación del virus SARS–CoV2 (Covid–19) el uso de cubre boca, mascarilla o cubierta facial, que cubran la nariz y la boca, por todas las personas que se encuentren en los espacios públicos del estado de Puebla”.

Este fin de semana elementos de la Policía Estatal Preventiva recibieron caretas y cubrebocas para usarlas en su jornada laboral.

Asimismo, las instalaciones de la Policía Estatal Preventiva y las patrullas utilizadas por los agentes fueron sanitizadas.