Martes, julio 23, 2024

En semáforo rojo, 80% de los 73 sitios monitoreados en Puebla por “alta contaminación”: Conagua

Destacamos

De los 4 mil 233 sitios superficiales monitoreados en el país por la Comisión Nacional del Agua (Conagua), 73 se encuentran en el estado de Puebla, de los cuales 80 por ciento de sus ríos, arroyos, lagos, lagunas, presas y cuencas hidrológicas incumplen con la norma al presentar Demanda Bioquímica de Oxígeno (DBO5), Demanda Química de Oxígeno (DQO), y Toxicidad y/o Enterococos.

Esto significa que el semáforo de alerta de contaminación se encuentra en color rojo por “fuerte contaminación” y “contaminación” provocada por la presencia de altas concentraciones de metales pesados y químicos tóxicos, como metanol, benceno, tolueno, etilbenceno y xileno, entre otros, además de materia fecal humana.

La información se desprende del estudio “Calidad del Agua Superficial”, dado a conocer por la Red Nacional de Medición de la Calidad del Agua (Renameca), la cual precisó al corte de octubre de 2022 que, de los 73 sitios monitoreados en el estado, 58 se encuentra en color rojo; ocho en amarillo y siete en verde.

El semáforo de alerta sobre la contaminación del recurso hídrico cuenta con tres colores: verde (límites aceptables), amarillo (incumplimiento a los parámetros) y rojo (fuerte contaminación).

Para el análisis de la calidad del agua se consideraron ocho indicadores: Demanda Bioquímica de Oxígeno a cinco días (DBO5), Demanda Química de Oxígeno (DQO), Sólidos Suspendidos Totales (SST), Coliformes Fecales (CF), Escherichia coli, (E-COLI), Enterococos (E), Porcentaje de Saturación de Oxigeno (OD%) y Toxicidad (TOX).

En la revisión del documento, el organismo federal advirtió que la “fuerte contaminación” ha acelerado el estrés hídrico en la zona metropolitana de la Angelópolis, con la presencia de serios problemas de escasez del suministro del agua en el 1.7 millones de hogares poblanos que cuentan con una toma.

De la vigilancia de cuerpos de agua alertó que la ciudad de Puebla, San Martín Texmelucan, Cholula, Tecamachalco e Izúcar de Matamoros son los municipios con mayor población que presentaron contaminación e inconvenientes en el abastecimiento del líquido.

Lo anterior, como resultado del incremento sin planeación de su población, la veda de los mantos acuíferos y el recurso hídrico que se destina para el riego agrícola.

Los ríos más contaminados son: Atoyac, Alseseca, Nexapa y Rabanillo, así como el distrito de riego de Esperanza, Palmar de Bravo y San Andrés Chalchicomula.

En contraparte, informó que las presas de Tenango, Manuel Ávila Camacho I, Necaxa I y Necaxa II –ubicados en la Sierra Norte- es la región con mejor calidad del agua en la entidad.

Como resultado de la vigilancia, la Conagua determinó que la cuenca con peor calidad de agua superficial es la de Aguas del Valle de México, que contempla la Ciudad de México en forma total y parcialmente en los estados de México, Hidalgo, Tlaxcala y Puebla, donde el 30.6 por ciento está “contaminada” y el 5.4 por ciento “fuertemente contaminada”.

En tanto, refirió que la Cuenca del Balsas -que igualmente incluye a Puebla -ocupó el primer lugar de contaminación por sólidos suspendidos totales, que tiene su origen en las aguas residuales y erosión del suelo.

Texmelucan, el municipio con mayor contaminación en el agua

A partir de 2012, la Conagua inició la operación de una nueva red que incluyó el monitoreo sistemático del río Atoyac y sus afluentes, con 162 parámetros únicos y aproximadamente 131 mil 211 resultados en la Cuenca Río Alto Atoyac.

De manera desglosada, la Renameca midió en el municipio de San Martín Texmelucan la calidad del agua en seis sitios superficiales; tres de ellos ubicados en el río Atoyac, uno en el río Chiquito, uno en el río Cotzala y el último en el río Xochiac, todos los sitios presentaron contaminación por Demanda Química de Oxígeno, Demanda Bioquímica de Oxígeno, Coliformes Fecales, Escherichia coli, bajo porcentaje de Oxígeno Disuelto, Sólidos Suspendidos Totales y Toxicidad.

En Huejotzingo, el organismo monitoreó cuatro sitios superficiales, uno de ellos cumplió con todos los Indicadores de Calidad del Agua Superficial; los otros tres sitios presentaron contaminación por Demanda Bioquímica de Oxígeno, Demanda Química de Oxígeno, Coliformes Fecales, Escherichia coli y Toxicidad.

La Comisión Nacional concluyó que la calidad del agua de los ríos Atoyac y Hueyapan y sus afluentes ha sido alterada con motivo de las descargas de aguas residuales provenientes de procesos industriales y asentamientos humanos, que vertían 146.3 toneladas al día de materia orgánica medida como demanda química de oxígeno.

Además, agregó que en el afluente también se descargan al día 62.8 toneladas de sólidos suspendidos totales; 14.7 toneladas de nutrientes; 0.14 toneladas de metales pesados y 0.09 toneladas de compuestos orgánicos tóxicos, entre otros, más contaminación microbiológica.

Por lo tanto, el río Atoyac y sus afluentes se encuentran contaminados, principalmente por materia orgánica, sólidos suspendidos, nutrientes, tóxicos orgánicos, bacterias y color.

En dicho estudio se determinó que, el cumplimiento de la NOM-001-SEMARNAT1996, no es suficiente para alcanzar la calidad requerida para los usos de dichos cuerpos de agua.

Tampoco se alcanzaron las metas de calidad del agua establecidas y para cumplirlas es necesario que todos los usuarios que descargan sus aguas residuales al río Atoyac y a sus afluentes, principalmente las empresas, deberán construir, ampliar o modificar sus plantas de tratamiento, para cumplirlas

Calidad del agua, solo se limita a la cloración: académico

En la parte académica, el director del Área de Química de la Universidad Popular del Estado de Puebla (UPAEP), Raciel Flores Quijano, informó que se debe considerar que la calidad del líquido solamente se limita a la cloración y, en el caso de la capital, se sabe de la dureza por las sales minerales que arrastra de algunas zonas de sulfuros.

Advirtió que Puebla ha sufrido un proceso de cambio desde los años 70 hasta la actualidad, en donde se ve muy limitado el acceso al recurso hídrico para consumo humano.

De hecho, precisó que desde hace unos cincos años el sistema operador consideraba una dotación cercana a los 200 litros por habitante por día de agua, el cual se incumple en algunos puntos de la ciudad, donde no llega el recurso y se ha tenido que dosificar con tandeo del líquido.

Al final, Flores Quijano dijo que tanto los ciudadanos como las entidades públicas, privadas y universidades, tienen que comenzar a tomar acciones a corto plazo, para prevenir la escasez del agua.

En el último año, la Secretaría de Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial (SMADSOT) del gobierno del estado de Puebla endureció sus sanciones contra empresas que contaminan el Atoyac, al clausurar un total de 18 fábricas principalmente textileras por descargar aguas tóxicas al afluente.

Sin embargo, a la fecha no existe responsabilidad penal ni administrativa contra de las autoridades municipales.

Esto a pesar de que organizaciones civiles, como el Centro Fray Julián Garcés Derechos Humanos y Desarrollo Local, han denunciado que la industria de la mezclilla es uno de los sectores que más contaminan la Cuenca del Alto Atoyac, al carecer de plantas tratadoras de aguas redisuales, que incluso ha causado cáncer entre menores que habitan en las inmediaciones al río que atraviesa 50 municipios entre las entidades de Puebla y Tlaxcala.

Ultimas

Presentan Carrera “Todo México Salvando Vidas”

Se realizará el próximo 8 de septiembre con la causa de ayudar a la Cruz Roja
- Anuncios -
- Anuncios -