En redes sociales pudo haberse originado el linchamiento de la abogada y su acompañante

Un entramado de irresponsabilidades pudo haber sido el origen del linchamiento de la abogada veracruzana, Edmunda Adela Martínez Velázquez y su acompañante, un hombre identificado hasta ahora como Arturo “N”.

Fuentes de la Fiscalía General de la República (FGR), enteradas de las investigaciones que se realizan en Puebla sobre el crimen, manifestaron que por la mañana  antes de perecer linchados, la litigante y el varón, estuvieron en Ciudad Serdán, cerca de la Casa de Justicia.

El pasado 25 de octubre, en una tienda de conveniencia, Martínez Velázquez y Edmundo N estacionaron la camioneta Durango Blanca de aquella y desde ahí, sin que hubiera prueba de por medio, hubo personas que en redes sociales difundieron que se trataba de una pareja de secuestradores que había fracasado en su intento de privar a una menor de su libertad.


Poco antes de las 18 horas los ahora occisos arribaron a Tlachichuca, donde si razón alguna, la Policía Municipal los detuvo, interrogó e incluso les tomó fotografías, pero los dejó libres, por no haber causa para encarcelarlos.

De alguna manera las fotografías de la abogada y Edmundo, además de imágenes de la camioneta en que se desplazaban, fueron publicadas en las redes sociales, particularmente en Facebook, donde se les acusó de ser secuestradores con mensajes como este:

“Muy buenas tardes amigos de facebook Seles ase un aviso que les tengan cuidado a sus hijos por qué el día de ayer alas 5 .30 pm se llebaban a un niño de muestra comunidad de Lázaro cárdenas y alos que se llevan al niño se los yebo  los policías municipales de Tlachichuca pero como es costumbre los dejaron libres y no se me ase justo así que no dejen solos Asus hijos” (sic).

Cuando la letrada y su acompañante llegaron a la comunidad de Portes Gil, en San Nicolás Buenos Aires, la gente ya los tenía por criminales y decidió asesinarlos con sus propias manos.