En el primer día de revista, 135 unidades fueron supervisadas y dos inhabilitadas

Un total de 135 unidades del servicio público fueron supervisadas por la Secretaría de Movilidad y Transporte (SMT) ayer durante el primer día del pase de revista vehicular, proceso con el que se verificará que los concesionarios cumplan con la modernización de sus autobuses, minibuses y combis.

Resultado de la primera verificación, dos vehículos fueron remitidos al corralón. El primero fue de la ruta 11 y se debió a que la unidad que no portaba el permiso correspondiente para prestar el servicio, además de que las puertas y defensas estaban en mal estado y las llantas lisas y el velocímetro no funcionaba.

La segunda unidad, de la ruta 5, fue asegurada debido a que el operador no contaba con la licencia de conducir, y porque el vehículo tenía llantas lisas y no contaba con cámaras de videovigilancia ni contrato de instalación.


Los titulares de ambas concesiones deberán cubrir la respectiva infracción y reprogramar una nueva inspección de sus unidades.

Como parte del acuerdo de modernización, los concesionarios se comprometieron a la instalación de cámaras de videovigilancia con enlace en tiempo real al C5, botones de pánico, sistema de geolocalización y estrobos.

Además de revisar que las unidades del servicio público cuenten con los equipos tecnológicos, los delegados de la SMT también inspeccionarán el estado físico y mecánico de las unidades, supervisando las puertas de acceso y descenso, cristales, pasamanos, timbre de parada, defensa, direccionales, vestiduras, calcomanía de tarifa, llantas, así como la antigüedad del vehículo.

La primera etapa del pase de revista vehicular será para unidades de la capital poblana del 13 al 28 de febrero, de lunes a viernes en un horario de 9 a 17 horas, y a partir del 2 de marzo, iniciará una segunda fase para unidades del interior del estado.

El titular de la dependencia, Guillermo Aréchiga Santamaría, encabezó el inicio de las operaciones del pase de revista vehicular a la que fueron convocadas las rutas 41, 50, 55, 61 A, 11 Azules, 11 Azules con Naranja, 11 Negra con Verde, 14 A, y 23.

El funcionario dio a conocer que el procedimiento de supervisión se realiza a través de tres módulos en los que se evalúa el buen estado físico y mecánico de la unidad en componentes como puertas, ventanillas, pasamanos, timbre de parada, defensa, direccionales, vestiduras, color oficial, calcomanía de tarifa, llantas, limpiadores, retrovisor, así como la antigüedad del vehículo.

Posteriormente, se inspecciona que cuente con las cámaras de videovigilancia con enlace en tiempo real al C5, botones de pánico, sistema de geolocalización, estrobos que se activan con el botón de pánico y la documentación a fin de que cumpla con lo establecido en la normativa.

En este sentido, Aréchiga Santamaría subrayó que si la unidad tiene señalamientos menores por parte del supervisor, obtiene una infracciona y se le concede un periodo para realizar las reparaciones; mientras que si la unidad no cumple con la antigüedad mínima y modernización acordada, es retenida y se le inicia un proceso de revocación de concesión.

Reiteró que, en una primera etapa, la inspección de unidades se realizará de lunes a viernes de 9 a 17 horas a partir de este día y concluirá el próximo 28 de febrero en Puebla capital para poder continuar el 2 de marzo en el interior del estado.

Dicho procedimiento tiene un costo de 315 pesos por concesión, de acuerdo a lo establecido en el artículo 38 fracción XIII, de la Ley de Ingresos para el ejercicio fiscal 2020.