Lunes, agosto 2, 2021

En el PAN empiezan a ver a RMV como senador en 2018 y no como candidato presidencial

Destacadas

Debe interpretar la CNDH si la vacunación es un derecho u obligación: LMBH

El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta anunció que solicitará a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) que haga...

Sin incidentes mayores, la consulta popular para juzgar a expresidentes

El Instituto Nacional Electoral (INE) logró la instalación en Puebla del 100 por ciento de las mesas receptoras para...

Luego de tres semanas de plantón, Encinas se reúne con familiares de desaparecidos en Puebla

Luego de tres semanas en plantón indefinido en uno de los accesos del Congreso local, el Colectivo Voz de...

Hacia el interior del PAN nacional poco a poco se empieza a ver al gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle Rosas, como un posible perdedor prematuro de la lucha por la candidatura presidencial, por tres factores: mala imagen, mal resultado en las encuestas y su confrontación con la cúpula del partido, por lo que ahora se le percibe como un aspirante a otra posición de poder: el liderazgo de la fracción panista en el Senado de la República para el año 2018.

Y se dice que esa propuesta estaría saliendo del mismo grupo de Ricardo Anaya Cortés, el presidente nacional del PAN, quien está creciendo en sus aspiraciones de ser el próximo candidato presidencial y se ha distanciado con Rafael Moreno Valle Rosas, como resultado de que el primero de ellos no se dejó controlar por el mandatario poblano.

A mediados de este año la principal estrategia que delineó Moreno Valle para obtener la candidatura era apoyar a Ricardo Anaya para que llegara a la cúpula del PAN con dos propósitos:

- Anuncio -

Que se convirtiera en su principal operador y promotor en todo el país, y que desde la presidencia del albiazul frenara el crecimiento de Margarita Zavala, la esposa del ex presidente Felipe Calderón Hinojosa, quien registra un alto índice de popularidad como aspirante a la presidencia de la República.

Esa estrategia fracasó y en la actualidad se ha convertido en el principal lastre del proyecto personal del jefe del Poder Ejecutivo local.

No funcionó ese plan porque Moreno Valle fue desplazado por el entonces gobernador de Sonora, Guillermo Padrés Elías, como el principal aportador de recursos económicos a la campaña de Anaya, además de proporcionar un fuerte equipo de operación electoral.

Al final, el gobernador de Puebla quedó como la tercera figura que más contribuyó al triunfo de Anaya.

Por eso hoy en día se ha convertido en una prioridad del PAN blindar a Guillermo Padrés, para evitar que la nueva gobernadora de Sonora, la priista Claudia Pavlovich, lo busque encarcelar por los escándalos de abusos y corrupción que se registraron en la administración del ex mandatario sonorense.

Una segunda razón por la que no funcionó el plan en cuestión es que primero en la campaña, y luego al arranque de la gestión del actual Comité Ejecutivo Nacional del PAN, han brotado fuertes choques entre Ricardo Anaya Cortés y Rafael Moreno Valle Rosas.

Al nuevo presidente de Acción Nacional no le ha gustado el trato y control que sobre su dirigencia ha buscado ejercer el gobernador de Puebla, por lo que aunque los dos políticos panistas cuidan mucho las apariencias en público, se sabe que entre ambos hay un creciente malestar, aunque no un rompimiento.

Y es que se repitió la misma conducta errática del gobernador, quien siempre demuestra ser un hombre calculador, que sabe planear y diseñar estrategias, que es hábil en el manejo de recursos económicos y que se obsesiona con sus proyectos; pero que al mismo tiempo se pelea con todo mundo, acaba dando un mal trato a quienes conviven con él y busca imponer su voluntad por encima de la opinión de los demás.

Ese patrón de conducta autoritario es lo que llevó a Anaya a buscar la necesidad de sacudirse la influencia de Moreno Valle, pero sin romper con él y con posibilidades de pactar una nueva alianza.

Si antes Moreno Valle veía en Anaya a un posible operador, ahora ocurre al revés, el presidente del PAN cree que el gobernador de Puebla podría acabarse convirtiendo en su aliado para hacer frente a Margarita Zavala, en la lucha por la sucesión del año 2018.

Como parte de ese segundo proyecto, entre la gente de Ricardo Anaya ha crecido la idea de que se debe de apoyar las aspiraciones de Moreno Valle proyectadas para el año 2018, pero para que se convierta en el líder de la bancada del PAN en el Senado, en lugar de ser candidato presidencial.

Tal visión parte de algo elemental: Moreno Valle aparece muy mal calificado en las encuestas que miden a los presidenciales, al ubicarse muy por debajo de los punteros: el líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador, la panista Margarita Zavala; el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno del DF.

Si Moreno Valle tuvo 5 años para ganar popularidad y no lo logró, ahora menos lo conseguirá cuando le queda únicamente un año de gobierno y enfrenta una creciente fama de autoritario, que lo lleva a confrontarse hasta con la gente de su propio partido político.

Por ahora, Moreno Valle parece tener condiciones de lograr controlar la sucesión en el estado de Puebla y hasta ahí, porque cada vez se aleja de la posibilidad de ser un buen aspirante a la candidatura presidencial.

- Anuncio -

Ultimas

En Puebla, por cada 100 hombres trabajadores registrados en el IMSS, solo hay 59 empleadas aseguradas: México, ¿Cómo vamos?

En el estado de Puebla, por cada 100 hombres registrados en un puesto de trabajo en el Instituto Mexicano...
- Anuncio -
- Anuncio -
- Anuncio -