Sábado, septiembre 18, 2021

En el ámbito nacional, el PRD poblano fue de los mejores

Destacadas

La próxima semana pasará por Tehuacán la Carrera Antorcha Guadalupana, la dedicarán a la memoria del  padre Gustavo Rodríguez, defensor de los migrantes

Tehuacán. La Carrera Antorcha Guadalupana, en su edición XXI, pasará nuevamente por la Diócesis de Tehuacán la próxima semana....

Advierten organizaciones culturales que no permitirán que el INAH se lleve esculturas del Museo Sitio de la Zona Arqueológica Ndachijan

Tehuacán. Organizaciones culturales se unieron para anunciar que no permitirán que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH)...

Se complicó la elección de Puebla por no dimensionar la carga de trabajo del IEE, admite el consejero Arturo Baltazar

El consejero Jesús Arturo Baltazar Trujano, quien forma parte de una ola de exfuncionarios del INE que arribó al...

Hay dos lecturas para apreciar el rendimiento electoral del PRD en los comicios del 6 de junio: en el ámbito local, quedo en el quinto lugar en la lucha por los ayuntamientos y no logró ninguna diputación, lo que pareciera ser una fuerte derrota. Sin embargo, en el contexto nacional el perredismo poblano es el que tiene los mejores resultados, al haber conservado el registro local, ganar importantes municipios y no haber perdido el índice de votación con relación a la contienda de 2018.

Y es que en la mayor parte del país el PRD tuvo resultados catastróficos, pues en la mitad de los estados obtuvo votaciones por abajo del 3 por ciento, que es el mínimo para tener prerrogativas locales para el financiamiento del partido. Sin contar que en varias entidades no ganó absolutamente nada, ni ayuntamientos ni legisladores.

Se dice que hace algunos días, al hacerse una evaluación en la dirección nacional del PRD, cuando se comunicó los números y la situación política que guarda el partido en Puebla, la respuesta fue tajante:

- Anuncio -

“Ustedes están bien. Se encuentran estables y hay que conservar esa condición”.

Sin duda eso no quiere decir que el PRD poblano goce de cabal salud política, pero lo cierto es que es un partido lastimado, pero no agonizante como está pasando en muchas partes del territorio nacional.

Al hacerse ayer el desglose en el Instituto Estatal Electoral acerca de que partido, por encima de las coaliciones y alianzas, ganó cada ayuntamiento, el PRD al final no obtuvo un resultado tan malo como muchos creían que había ocurrido.

También es cierto que está muy lejos de la época en que el PRD, sin hacer alianzas con el PAN u otras fuerzas políticas, ni tener presupuestos importantes, consiguió por dos décadas ser siempre el tercer partido en el estado –atrás del PRI y el PRD, y muy por encima de otras agrupaciones–, con una presencia permanente en el Congreso local y en ocasiones, llegó a triunfar hasta en 25 municipios.

En esta ocasión el PRD poblano, encabezado por Carlos Martínez Amador logró tener la misma votación que en 2018, cuando fue parte de la coalición que apoyó a Martha Erika Alonso para que compitiera por la gubernatura.

Además, ganó 14 ayuntamientos, quedando a la par del Partido del Trabajo y del Partido Verde Ecologista de México, que en el caso de estas dos últimas fuerzas políticas se esperaba mucho más por su alianza con Morena.

Entre los ayuntamientos que ganó el PRD, destacan:

El de Acatlán de Osorio, donde por medio de Arturo Cajica Gómez, un empresario dedicado a la elaboración de productos derivados de la caña, logró derrotar a Morena y evitar la reelección de la edil María del Carmen Nava Martínez.

Algo similar pasó en Coronango, en donde el candidato Gerardo Sánchez Aguilar ganó la contienda bajo la alianza PRD-PAN evitando la reelección de Antonio Teutli Cuautle, quien era el abanderado de Morena y buscaba repetir un segundo periodo consecutivo como edil de ese municipio.

Y un tercer caso es el de José Cinto Bernal, otro pequeño empresario que ganó la alcaldía de Juan C. Bonilla y evitó que Morena repitiera en el control del ayuntamiento.

Tal situación le permite al PRD salvar las prerrogativas estatales y tener financiamiento para sobrevivir los próximos tres años.

Los retos de este partido son muchos.

Tiene que sacudirse su pasado morenovallista que lo aleja de sectores importantes del electorado.

Recuperar su talante de izquierda y vincularse, otra vez, a movimientos sociales.

Y sobre todo, generar nuevos cuadros dentro de las filas del partido, pues la mayoría de los grupos que se quedaron en el PRD y no se fueron a Morena, son los mismos que en los últimos 10 años han anclado la vida de este instituto político.

Queda caro que el PRD poblano está teniendo una nueva oportunidad y si en tres años no encentra una nueva ruta de desarrollo, es probable que en 2024 se escriba su epitafio.

Por ahora demostró que tiene una fortaleza que supera a otros 6 partidos que participaron en los comicios del 6 de junio y se pone a la par de Movimiento Ciudadano, que tuvo 15 ayuntamientos ganados.

- Anuncio -

Ultimas

El INAH se compromete a regresar a Tehuacán cuatro esculturas prehispánicas que se exhibirán en la exposición Grandezas de México

Tehuacán. Juan Manuel Garibay López, coordinador nacional de Museos y Exposiciones del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH),...
- Anuncio -
- Anuncio -
- Anuncio -