Volkswagen recibió 891 mdp del Conacyt en el sexenio de Peña Nieto: Álvarez–Buylla

Es Imagen

Volkswagen de México fue una de las empresas privadas que en el sexenio de Enrique Peña Nieto recibió parte de los 41 mil 624 millones de pesos que se entregaron por medió de fideicomisos, a través del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Ayer, al participar en la conferencia de prensa matutina del presidente de México, María Elena Álvarez–Buylla, directora del Consejo, precisó que los recursos públicos también formaban parte del Programa de Estímulos a la Innovación (PEI).

Además de la armadora Germana, cuya planta se encuentra en San Juan Cuautlancingo y Santa María Coronango, otras receptoras fueron: Intel, Whirlpool, Mabe, IBM, Honeywell, Kimberly Clark, Bayer, Monsanto, Femsa Logística y Bimbo.


A todas ellas, en el periodo comprendido entre los años 2013 y 2018 les fueron transferidos 891 millones de pesos, sostuvo la directora.

Ahondó que las 10 empresas nacionales y trasnacionales más beneficiadas, fueron: RH México, con mil 531.6 millones de pesos; Prof Tech Servicios, con 464.1 millón; Comercial Acros Whirlpool, con 149 millones; DMT Tecnologías, 147.9; Instituto de Investigación en Química Aplica, 93.2 millones de pesos. 

Otras más, son; Woodinnovation, con 90.6 millones; Centro de Caracterización e Investigación en Materiales (UDG), 81.4 millones; Planetarios Digitales; 66.8 millones; Seguritech Privada, 59.9 millones, y Signma Alimentos Noreste, 52.4 millones.

“El análisis que hemos hecho realmente cuesta trabajo justificar este recurso público en términos científicos reales…44 por ciento de todos los recursos desde Conacyt supuestamente para desarrollo científico y tecnológico y de innovación… fueron transferidos al sector privado”, acusó la directora. 

Álvarez–Buylla comentó que la entrega del dinero público a empresas contrasta con el objeto del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, que es contribuir precisamente al avance del desarrollo científico y tecnológico,  desde México, mismo que consideró fundamental para garantizar la soberanía nacional y contribuir al bienestar de la población.

También exhibió que más de 9 mil 400 millones de pesos se transfirieron al Instituto Mexicano del Petróleo (IMP) en periodos que fueron asociados a la reforma energética, mientras que Pemex no era “muy apoyada a partir del desarrollo científico y tecnológico”.

La titular del Conacyt evidenció que también hay 46 elefantes blancos construidos con fondos mixtos por 783 millones 708 mil 14 pesos. Dijo que se trata de obras inconclusas, y edificios “muy elegantes” que implicaron cuantiosas cantidades de dinero, otros están en obra negra, sin equipamiento o con espacios subutilizados.