Asociación de Empresarios de la Vida Nocturna podría tramitar amparos para la reapertura de negocios que representa

Es Imagen

La Asociación de Empresarios de la Vida Nocturna no descarta recurrir a amparos después del 25 de enero para poder reabrir, confirmó su representante legal  Guillermo Méndez. 

En entrevista telefónica con La Jornada de Oriente, indicó que solicitarían la protección de la justicia federal contra las decisiones de los tres niveles de gobierno que les nieguen la reapertura o que no justifiquen, conforme a derecho, los motivos de la prohibición. 

“Nosotros creemos que la autoridad no ha dado una justificación adecuada a esta pandemia y a los mecanismos que ha implementado, entonces estamos viendo una estrategia jurídica. Desde amparos hasta recursos administrativos referentes a las multas, a cualquier tipo de determinación que la autoridad realice a todos los agremiados a la asociación. Hay muchos mecanismos de defensa, uno de ellos es el amparo, entonces estamos en pláticas como asociación”. 


Abundó que la posibilidad de solicitar la protección de la justicia federal es porque consideran que no hay interés de la autoridad para ver cómo pueden reabrir los bares, antros y cabarets, así como evitar que se vayan a la quiebra. 

Indicó que el defenderse legalmente dependerá de lo que ocurra después de que concluya el segundo confinamiento ordenado por el gobierno estatal para contener el alza de contagios de Covid-19. 

Comentó que de los aproximadamente 200 agremiados a la Asociación de Empresarios de la Vida Nocturna, el 30 por ciento, es decir 60, ya cerraron de manera definitiva. 

Guillermo Méndez apuntó que las inversiones que se pierden llegan hasta los 15 o 20 millones de pesos por cada establecimiento.

Recordó que presentaron a la secretaría de Salud y Protección Civil estatal un protocolo con medidas que, dijo, van más allá de las que se aplican en países como Estados Unidos.

Estas incluyen además del uso de mascarilla y lavado de manos, la sanitización constante de los establecimientos y contar con personal exclusivo para vigilar que en todo momento los asistentes porten su cubrebocas.

El representante legal abundó que también propusieron un comité de vigilancia permanente para que junto con autoridades informe y obligue a todos los empresarios de la asociación a que cumplir cabalmente con los protocolos.

Desde su óptica, hay más posibilidad de contacto en otros negocios a los que sí se le ha permitido abrir o incluso en las mismas instalaciones gubernamentales.

“Vemos a un Liverpool, que pueden entrar 5 mil personas y un bar no lo puedes abrir… La única justificación que nos ha dado el gobierno es que hay más riesgo de contacto, yo creo que en un Ministerio Público, en una dependencia de gobierno hay más peligro de contacto que en un bar”.

Por otra parte, expuso que a hasta ahora no han recibido respuesta de los ayuntamientos para la condonación del refrendo de licencias de funcionamiento.