Seis mil empleos se han perdido en comercios del Centro Histórico y dos mil más están en riesgo: José Juan Ayala

Es Imagen

Desde que inició la epidemia de Covid-19 a  la fecha, son seis mil empleos los que se han perdido en la zona centro de la ciudad de Puebla, según informó  José Juan Ayala Vázquez, presidente del Consejo de Comerciantes del Centro Histórico (CCCH), quien indicó que cuando menos otros 2 mil puestos de trabajo de 400 negocios están en riesgo, debido a que los establecimientos en los que laboran no han podido reabrir.

“De todos los sectores, aquí es el nivel que tu tengas de seguridad o estabilidad económica de tu negocio, ya sea pequeño, mediano o grande, es como tú estés estructurado y cuánto puedas aguantar, ya no es por giros comerciales, es por tu capacidad económica”, declaró entrevistado en el marco del “silbatazo” con el que trabajadores y dirigentes de la iniciativa privada exigieron reapertura.

Acotó que no hay un sector que registre la mayor parte de las bajas, ya que la sobrevivencia está relacionada directamente con la capacidad de solventar los gastos.


“Aquí es el nivel que tu tengas de seguridad o estabilidad económica de tu negocio, ya sea pequeño, mediano o grande, es como tú estés estructurado y cuánto puedas aguantar, ya no es por giros comerciales, es por tu capacidad económica”, declaró en entrevista en el marco del “silbatazo” con el que trabajadores y dirigentes de la iniciativa privada exigieron ayer la reapertura de sectores no esenciales.

Indicó que prolongar el segundo confinamiento podría derivar en una desobediencia social, en amparos y cualquier otra acción porque la gente necesita trabajar.

Con relación a los apoyos anunciados por el ayuntamiento de Puebla, José Juan Ayala sostuvo que son solo paliativos, que no resuelven de fondo los problemas del comercio establecido.

Sobre los créditos ofrecidos por el gobierno del estado, que van desde 25 mil y hasta 120 mil pesos, con tasa de 10 por ciento anual y plazos de hasta 36 meses, apuntó que no son viables en este momento porque no pueden contraer una deuda sin antes tener la certeza de que contarán con ingresos para pagar las mensualidades.

Subrayó que un apalancamiento podría incluso agravar la situación en la que se encuentran los negocios.

José Juan Ayala indicó Ayala abundó que les sería más útil la ayuda con gravámenes como el Impuesto Sobre la Renta (ISR) o las cuotas que se pagan al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

“Después de 10 meses, 10 mil pesos no te salvan un negocios,  por supuesto que ayudan y mitigan una semana, 15 días… no   necesitamos que nos den dádiva, sino que nos permitan trabajar con bajos aforos,  con disminución de días, de horas, pero que nos permitan trabajar”, declaró.

El presidente del Consejo de Comerciantes sostuvo que entre los propietarios y personal de los establecimientos ubicados en el centro existe temor de lo que pasará con los centros laborales, por lo que piden a las autoridades voltear a su situación.