Lunes, mayo 10, 2021

Elogio de la locura en la pandemia por SARS-CoV-2

Destacadas

Pese a veda, “Bulnes Arquitectos” perfora pozo profundo para dotar de agua a la lujosa torre en espiral de Vía Atlixcáyotl

A pesar de la veda que existe por parte de la Conagua, el desarrollo inmobiliario “Bulnes Arquitectos”, que construye...

Segundo atraso del IEE en aprobar listas de candidatos rezaga inicios de campaña en Morena

Por segunda ocasión en menos de una semana, el Instituto Electoral del Estado (IEE) retrasó la aprobación de la...

Ha ocurrido un intento de linchamiento cada 3 días en Puebla durante 2021

En promedio cada tres días ocurrió un intento de linchamiento en Puebla durante el primer cuatrimestre del año, eventos...

Debo de ser sincero al expresar, con pena, que el libro “Elogio de la locura” escrito por Erasmo de Róterdam​ (1466 – 1536) nunca pude terminar de leer. Considerado como un documento determinante en la influencia de la literatura e incluso la cultura occidental, siento que lo debo de retomar en este momento en el que, con una visión de la vida que ha ido amalgamando la edad y las diversas experiencias, podré valorar en su justa dimensión. Lo cierto es que el título es muy seductor y atrayente. Digamos que todos (y digo efectivamente que absolutamente todos) hemos expresado, con una mustia sensación de satisfacción, que tenemos un cierto grado de locura.

El músico cubano Silvio Rodríguez, en una canción que me genera mucho placer (Locuras), lo manifiesta en una poética que a mi parecer es genial. Por ejemplo: Hay locuras que son poesía, hay locuras de un raro lugar. Hay locuras sin nombre, sin fecha, sin cura, que no vale la pena curar.

Lo curioso del caso es que definir con precisión el concepto de locura, escapa de nuestra comprensión y no ha habido, no existe y no se podrá en el futuro encontrar el término puntual y exacto para poder esclarecer todos los aspectos que esta palabra, mueve las más profundas de nuestras emociones.

- Anuncio -

Hablamos de “desequilibrio mental” cuando nos damos cuenta de que una persona se comunica en una forma absurda, de acuerdo a nuestros parámetros verbales. Nos damos cuenta de que hay una percepción distorsionada de la realidad, pérdida del control emocional, para enmarcarse con alucinaciones auditivas, visuales, olfativas o gustativas, que dan lugar a comportamientos que, desde nuestro punto de vista, rondan en lo absurdo y lo incoherente. Pero hay una especie de “dualismo” al calificar como un loco a alguien, pues por ua lado, se llega a considerar que puede generar extraordinarios procesos creativos o valerosos, aunque también se llega a descalificar, aislar, ocultar y hasta castigar a quien en un momento dado, muestra con comportamiento que difiere al de la mayoría.

La enfermedad mental tiene un componente de sufrimiento inconmensurable. Vincent Willem van Gogh (1853 – 1890); el poeta francés Antoine Marie Joseph Artaud (1896 – 1948); Franz Kafka (1883 – 1924) quien escribió: No escribo como hablo, no hablo como pienso, no pienso como debería pensar, y así sucesivamente hasta las más profundas tinieblas. Ernest Miller Hemingway (1899 – 1961), quien antes de suicidarse había sido tratado con electrochoques; y un largo etcétera, que absurdamente hay quienes plantean que su increíble actividad creadora fue fruto de la enfermedad mental, sin considerar que en realidad el padecimiento psiquiátrico es terrible para quien lo soporta y para todos aquellos que los rodean.

La pandemia producida por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 va a generar problemas psiquiátricos extremadamente graves, dentro de los que sobresalen las crisis de depresión, ansiedad, paranoia y por supuesto, suicidios ante la brutal presión económica que socialmente establecerán quienes poseen los medios de trabajo y capital, como banqueros, empresarios inconscientes, políticos corruptos y todos aquellos que aprovecharán una posición de privilegio, en un momento crítico que coloca a una gran número de individuos en condiciones de vulnerabilidad extrema.

Si consideramos como locura a una percepción alterada de la realidad, el enamoramiento puede reflejar una forma intensa, pero no necesariamente desagradable, de insanidad mental; pero hay otras formas de locura que estamos llevando a cabo sin darnos cuenta del impacto que tendrá con todos los seres que nos rodean.

El temor de padecer Covid-19 llega a extremos irracionales, donde se utilizan cantidades verdaderamente demenciales de desinfectantes que finalmente contaminarán los sistemas lacustres (agua), el aire, la tierra y todo el microambiente. Hay más bacterias buenas que malas y si en nuestra irracionalidad destruimos en una forma indiscriminada a los microbios, vamos a generar una variante de contaminación que será imposible de restaurar.

Pero la locura mayor, sin menospreciar al efecto de enfermedad que provoca el SARS-CoV-2 gira en torno a la mortalidad. Hasta el 8 de Octubre se registraron 1,059,065 muertes atribuidos al nuevo coronavirus, a nivel mundial. Esta cifra es particularmente alta y provoca alarma; pero si consideramos que formamos parte de una especie de 7 mil, setecientos millones de seres humanos, proporcionalmente las cosas se pueden ver desde otra perspectiva. Sin embargo, resulta un fenómeno literalmente de locura, que El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia o Unicef (United Nations International Children’s Emergency Fund), informara que en el año 2017, murieron 6 millones y medio de niños por enfermedades prevenibles, incluyendo el hambre. Esto se adereza imaginando que, para el nuevo coronavirus no existe tratamiento, sin embargo, simplemente dando de comer, se evitarían literalmente millones de fallecimientos en infantes, que representan nuestro futuro. El no ver esta realidad representa un verdadero acto de locura, del que no podemos más que hacer conciencia, entendiendo que el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 y la enfermedad que provoca denominada Covid-19, nos están mostrando cosas sorprendentes de las que debemos aprender, para poder sobrevivir, como especie en este desgastado planeta que está al borde del colapso.

Comentarios: [email protected]

 

 

- Anuncio -

Ultimas

00:01:12

De mediana a alta la afluencia de comensales en restaurantes del Centro Histórico por 10 de mayo

De mediana a alta es la afluencia de comensales en los restaurantes del Centro Histórico para celebrar el 10...
- Anuncio -
- Anuncio -
- Anuncio -