Martes, agosto 9, 2022

Elena Poniatowska: la consulta de revocación de mandato es una forma de estar cercanos a la política

-

- Anuncio -

“Estoy con el presidente, desde hace años, desde antes”, aseveró la escritora Elena Poniatowska Amor “(París, 1932) al ser cuestionada sobre la consulta de revocación de mandato que se llevará a cabo el próximo domingo 10 de abril, en la que se preguntará si continúa o no en su cargo el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Antes de entrar al Salón Barroco de la UAP, la merecedora al Premio Cervantes posó para las cámaras, luego, por deseo propio, se acercó al puñado de reporteros instalados en la puerta del recinto universitario. “Yo los entiendo, soy periodista”, dijo sonriente.

Ya de frente, fue cuestionada sobre la consulta que habrá el domingo. Sin dudarlo, respondió que ella estaba con el presidente Andrés Manuel López Obrador, “desde hace años, desde antes”, mientras era llevada por el brazo por Diana Hernández Juárez, autora del libro Escritora feminista, periodista nómade: revisión a la obra de Elena Poniatowska.

- Anuncio -

Luego de la presentación del volumen y en una pausa que hizo en la firma de libros que prometió a sus lectores, la autora de El Amante Polaco y Dos veces única afirmó que la revocación de mandato era una forma de participar, cada vez más, en la política del país, para estar enterados y acudir en mayor número a las urnas.

“Es una manera también de acudir y asentar nuestros deseos y nuestras necesidades, porque podemos en la boleta decir que nos agrada y que nos desagrada”.

Poniatowska Amor señaló que frente a las desacreditaciones que opositores han hecho sobre la consulta, dijo que ella, en su capacidad crítica, ha estado cercana al presidente desde que era candidato presidencial acompañándolo a giras por estados como Guerrero y Jalisco, donde pudo constatar que “él propone una nueva forma de ser mexicano, una nueva manera de ver y amar al país”, misma que puede parecer extraño o inédito, pero es novedosa.

- Anuncio -

Sobre los casi cuatro años del periodo presidencial de Andrés Manuel López Obrador, la merecedora al Premio Cervantes de literatura externó que siempre ha estado con él, lo ha acompañado y apoyado, y lo seguirá haciendo.

“Creo que él quiere un México para los pobres y es una premisa, un deseo que es también el mío, que yo comparto, porque yo creo que todo el talento de México está en sus gentes que menos han sido reconocidas”.

En la breve entrevista hubo espacio para otra pregunta sobre los periodistas que como ella, ejercen el oficio. “Piensen que yo soy periodista, la labor de los periodistas y la información es esencial al país”, estimó.

De manera sincera, Elena Poniatowska opinó que en este tema se hacen muchas críticas contra quienes ejercen el oficio, “en contra las que yo estoy, porque no creo que sean buenas, pues el periodismo finalmente es un oficio duro, que exige mucho tiempo y esfuerzo, y una presencia a cualquier hora”.

Me da emoción y gratitud, que otra mujer haya escrito sobre mi vida

En el marco de la 35 Feria Nacional del Libro de la UAP, la escritora dijo que el libro Escritora feminista, periodista nómade: revisión a la obra de Elena Poniatowska no lo merecía, pero que le daba felicidad, emoción y gratitud que otra mujer haya escrito sobre su vida, cuando ni ella misma ha entendido lo que pretendió hacer de ella.

En su plática, sonriente y serena, recordó sus orígenes, y su cuestionamiento personal al no saber si pertenecía a Polonia o Francia, al ser sus padres originarios de ahí. No obstante, supo que ella era mexicana, por el arraigo que tuvo hacia la cultura y la gente.

También narró su paso por el periódico Excelsior donde hizo entrevistas “babosas” a personajes como Diego Rivera, a quien ella le preguntó por qué tenía esos dientes chiquitos. Recordó que siguieron entrevistas a David Alfaro Siqueiros y a María Félix, de quienes imitó su voz y su aspecto, la voz gruesa del primero y la ceja levantada de la  segunda. “Así ha sido mi vida”, dijo para animar a los asistentes, en su mayoría joven, a ser lo que ellos quieran ser.

En su caso, Diana Hernández destacó que en su libro se puede ver a Elena Poniatowska como una fundadora del feminismo, que propone nuevas representaciones de las mujeres, de la mujeres nómades, que trasciende y convoca a la transformación y a la ruptura.

Dijo que su amor por el periodismo, la literatura y la obra de la escritora mexicana, comenzó cuando descubrió en la preparatoria el libro La noche de Tlatelolco y la polifonía lograda por la también periodista en esa obra.  “Ese libro que es crónica, que es historia, que es narrativa; de ahí nació mi fascinación por el periodismo, ahí decidí que quería ser periodista”, dijo la profesora de la Facultad de Filosofía y Letras de la UAP.

Destacó que los libros de Poniatowska, “una gloria de la literatura hispanoamericana”, la han acompañado en los últimos 30 años como periodista y académica. En particular, dijo que al volumen le dedicó los últimos cinco años de su vida como parte de su proyecto doctoral, mismo que ahora aparece en 250 páginas para el lector.

Hernández Juárez acotó que su culminación se logró gracias a la epidemia, pues combinando su labor docente, logró encerrarse, concentrarse y entregar este trabajo que repara de manera particular en la poesía de Poniatowska, de la cual se conoce poco.

Explicó que el hablar de “nómade” es una categoría de análisis desde la crítica feminista acuñado por la teórica Rosi Braidotti, que juega con la palabra nómada, de esas personas o grupos que cambian de lugar, de país, de territorio, que están en movimiento, y que desde la teoría feminista, a este movimiento espacial, se le agrega el tema de las mujeres que están en una permanente transformación, que experimentan algo interior, que transforma su ser y su manera de pensar, de configurarse y actuar.

Abundó que es una transformación interna y externa de la mujer, como sujeto nómade, que incide en la transformación de su familia, de su comunidad, de su ciudad, de su estado, y de lo que afortunadamente está pasando en el país.

Así, en Escritora feminista, periodista nómade: revisión a la obra de Elena Poniatowska, Diana Hernández analiza la trayectoria de su escritura y la manera en que va evolucionando, como inicia con lo que los estudios teóricos llaman “literatura femenina, emotiva, sensible” desde la perspectiva femenina, que evoluciona hasta configurar una narrativa nómade, en donde otorga a sus personajes femeninos esa capacidad de transformación, un poder simbólico de enunciación y acción para transformar sus entornos a través de diversas estrategias que inician con la imaginación y avanzan con la acción.

- Anuncio -
- Anuncio -

Relacionadas

00:01:30

En Tehuacán se anuló elección de Morena, revela el presidente Andrés Manuel López Obrador

Tehuacán se encuentra entre los 13 distritos, de todo el país, en los que la elección de Consejeros de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) se...

Últimas

Bloquean en Oaxaca a avícolas y porcícolas poblanas, empresarios temen pérdidas millonarias

Tehuacán. Avicultores y porcicultores de Puebla que tienen granjas en Oaxaca pidieron la intervención del gobernador de esa entidad, Alejandro Ismael Murat Hinojosa, para resolver...
- Anuncio -

Recomendamos

-