Viernes, mayo 24, 2024

La sacrosanta salita de profesores

Carla Nowak (Leonie Benesch) es una joven profesora de 6º grado en una escuela alemana. Está comprometida con su trabajo y sus alumnos doceañeros, a quienes aprecia y defiende, en medio de un sistema disciplinar de “cero tolerancia” que quiere ser formativo pero no siempre encuentra el mejor rumbo. En días recientes, en la institución han venido dándose robos; pequeños, pero continuos. Un alumno de Carla, hijo de inmigrantes, aparece como sospechoso. La investigación comprueba su inocencia, pero queda en el ambiente, entre los alumnos, una percepción de abuso, intolerancia y racismo. A partir de ello –y más o menos en desagravio– Carla se aboca en descubrir al culpable, y en apariencia lo (la) encuentra. De inmediato detonan consecuencias, ingratas casi todas, para la profesora y la escuela toda: sus colegas profesores desaprueban a Carla; los alumnos reaccionan con rebeldía, tergiversando la información y el contexto; los padres de familia cuestionan los procedimientos y un supuesto maltrato a sus hijos. Así, al interior de la escuela rápidamente se instala un clima generalizado de caos y desconfianza. No obstante (aunque cada vez más acosada y frágil), Carla intenta seguir adelante, aferrada a sus ideales de justicia y de lo que cree correcto, que consideran incluso a quienes han querido hacerle daño, o se lo han hecho ya. Entre sus crecientes preocupaciones y confusión, Carla entiende y asume que está al centro de algo mucho mayor, más importante y trascendente, que defenderse a sí misma. El salón de profesores (Das lehrerzimmer), de Ilker Catak, es por supuesto un film para la reflexión de todos, pero sobre todo para quienes suponen que la vida académica –en especial con preadolescentes y adolescentes– es un jardín florido.

Porque su hábitat es un colegio –y su fauna, profesores y escolapios– sorprende que El salón de profesores se construya como thriller y crezca en consecuencia, con ese micro-universo como campo de batalla. Nada en el film sucede fuera de dichos límites, con Carla en prácticamente todas las escenas, fortalecidas por la soberbia, asombrosa actuación de Leonie Benesch, en cuyo rostro refleja, impacta y matiza cada uno de los eventos. A fin de cuentas sola contra el mundo, en Carla anida y borbotea toda esa tensión en crecimiento. La situación entera, el entorno, las sospechas, los errores de juicio, los escrúpulos, las convicciones pero también las dudas, son lo que hacen a El salón de profesores otra de las recientes películas fértiles –mucho– para reflexionar. ¿Sobre qué temas, principalmente? Esos evidentes como inmadurez, comportamientos equívocos y rigidez mal entendida (v.g. esa cero tolerancia inflexible en automático), pero también otros más sutiles y seguro más importantes: por ejemplo, en qué radica (más allá de la instrucción) la verdadera educación; el auténtico rol de fondo del profesorado; los matices de la solidaridad (¿desde dónde, hasta dónde?); lo esencialmente correcto en conflicto con lo políticamente correcto, y en especial, el entendimiento fraterno del educando…a pesar de casi cualquier circunstancia. Debo decir, eso sí, que tiene un desenlace –la escena final– que tal vez no complazca a algunos, por lo que es en sí mismo y por “transferir” el protagonismo. Algo a discutir, claro, según expectativas de cada espectador. Merecidamente, El salón de profesores aspira al Oscar en el rubro de Film Internacional, representando a Alemania. No se la pierdan.

Y hablando de la estatuilla, llegó el momento: se entrega este domingo. Mencioné en columnas previas que aparece como favorita Oppenheimer –ya triunfadora en los Golden Globes y los BAFTAs– pero que no debemos descartar sorpresas. Ahora bien, favoritos sentimentales, cada quien tiene los suyos; en mi caso, algunos son Vidas pasadas (película), Paul Giamatti (actor), Sandra Hüller (actriz) y Días perfectos (¿o justo El salón de profesores?) como Film Internacional, aunque en esta categoría la más encaminada es La zona de interés. Estamos a pocas horas de salir de dudas.

Te podría interesar: Perfectos, los días de vivir

Temas

Más noticias

La elaboración del chile en nogada es patrimonio cultural intangible de Puebla

Tal como el trueque de San Pedro Cholula y el mole de caderas de la región de Tehuacán, el chile en nogada y su...

Puebla, sin recuperar 14% de las unidades económicas que había antes del Covid, indican cifras del Inegi

Puebla no ha logrado retomar la cantidad de establecimientos, que tenía antes de la epidemia de Covid, son 14.8 por ciento menos, respecto a...

Últimas

Últimas

Relacionadas

00:01:15

Lucía Carreras: el cine es una carrera de largo aliento, un espacio de muchos no y pocos sí

El cine es una carrera de largo aliento que llama a no quitar el dedo del renglón pues las cosas suceden por terquedad; es...

Un acto malo

En el arranque de Un actor malo, dirigida por Jorge Cuchí, se está filmando una película. En ella, Daniel Zavala (Alfonso Dosal) interpreta al...

Filmes reconocidos del cine contemporáneo nacional se proyectarán en el Museo Amparo

Una pequeña pero clave selección de películas mexicanas contemporáneas serán exhibidas en el Museo Amparo, todas ellas producciones reconocidas y dueñas de un lenguaje...

Más noticias

La elaboración del chile en nogada es patrimonio cultural intangible de Puebla

Tal como el trueque de San Pedro Cholula y el mole de caderas de la región de Tehuacán, el chile en nogada y su...

Puebla, sin recuperar 14% de las unidades económicas que había antes del Covid, indican cifras del Inegi

Puebla no ha logrado retomar la cantidad de establecimientos, que tenía antes de la epidemia de Covid, son 14.8 por ciento menos, respecto a...
00:00:24

Pide AMLO a la Semarnat y Conagua atender la sequía del río Mixteco en Puebla

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) pidió este jueves a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y la Comisión Nacional...