Lunes, enero 17, 2022
- Anuncio -

El rechazo a la vacunación

Relacionadas

La producción industrial mensual de Tlaxcala cayó 14.8% en septiembre de 2021: Inegi

En septiembre de 2021, Tlaxcala mostró la disminución mensual más pronunciada del país en la actividad industrial con una...

Podrían darse condiciones favorables para terminar con la actual pandemia

Tres factores pueden dar paso a un escenario más optimista de la actual pandemia por SARS-CoV2: la vacunación, el...

Los desafíos que México enfrentará en 2022

El año 2021 no fue halagador con respecto al 2020. Las consecuencias de la pandemia siguen tan vigentes con...

Destacadas

Vive Puebla violento inicio de año: asaltos, ejecuciones, desaparición de mujeres y hasta un bebé muerto en el penal de San Miguel

El hallazgo de un bebé muerto en el penal de San Miguel, dos homicidios violentos y la desaparición de...

Identifica FGE una docena de funcionarios de Bienestar federal en protestas contra el DAP

La Fiscalía General del Estado (FGE) ha identificado al menos a una docena de servidores de la nación y...

Por cuarta ola de contagios, SNTE pedirá que no regresen presencialmente a clases el 100% de alumnos y maestros

La sección 51 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) solicitará al gobierno del estado de Puebla...

Más que interesante, para muchos resulta intrigante el por qué hay un movimiento que rechaza la vacunación contra el coronavirus SARS-CoV-2 y también contra el virus de la Influenza, que se generaliza a nivel mundial y que polariza puntos de vista extremos donde intervienen, desde comunicadores de todo nivel, hasta científicos de jerarquías sobresalientes, charlatanes o público en general.

     Por todos es sabido que distintos países entablan una lucha contra este fenómeno con medidas que definitivamente coartan libertades, aunque también hay lugares en los que se plantea que vacunarse es una decisión individual, respetable, que no debe de forzarse y sobre todo, que se debe de basar en un conocimiento real de lo que sucede en estos momentos, cuando por un lado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) plantea el reforzamiento de medidas preventivas para evitar contagios y por otro, la gente festeja las fechas navideñas rompiendo las medidas básicas de control epidemiológico, en un franco exceso de confianza que derivará en un incremento de personas infectadas, haciendo coincidir la temporada de Influenza con la pandemia que provoca COVID-19. 

     Definitivamente el primer motivo por el cual existen personas que no desean vacunarse es el hecho de que, en una forma verdaderamente vertiginosa, se desarrollaron estas vacunas sin que se tuviese la plena certeza de que no tuviesen efectos secundarios, convirtiéndolas en algo inseguro y con altas probabilidades de provocar otras patologías. Es innegable que la urgencia en el desarrollo de esta medida preventiva implicó una verdadera carrera contra el tiempo, con científicos y médicos que aplicaron todo su talento, esfuerzo, dedicación y responsabilidad; y aunque es cierto que tuvo que ser adaptado a la actualidad, tomando en cuenta que las fases de prueba se “superpusieron”, sin dejarse de respetar, no se puede dudar del alto perfil de seguridad y eficacia que se han mostrado en una franca disminución de hospitalizaciones en personas vacunadas y sobre todo, disminución de la mortalidad. También, algo que definitivamente no se toma en cuenta por la población general es que ya se tenían experiencias con otros coronavirus que provocaron las pandemias por SARS-CoV en febrero del 2003 y el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) que fue detectado por primera vez en Arabia Saudita en 2012. Las investigaciones previas en estos virus generaron un avance importante en el desarrollo de las vacunas para el SARS-CoV-2.  

- Anuncio -

     Otra de las razones por las que hay gente que rechaza la vacunación es el temor a los efectos secundarios que se pudiesen generar en un corto, mediano o largo plazo. Se han generado rumores que, en su gran mayoría, son exagerados y desmedidos, pues se plantean desde “muertes súbitas” hasta infartos cerebrales fulminantes. Desgraciadamente en internet circula una cantidad innumerable de información que no solamente es inexacta sino engañosa y peligrosa. Esto genera temores que pueden derivar incluso hasta en verdaderas paranoias. Por esta razón, es recomendable revisar solamente las páginas electrónicas que ofrecen la Secretaría de Salud en México, La Organización Mundial de la Salud (OMS), La Organización Panamericana de la Salud (OPS) y recopiladoras de artículos médicos como PubMed. Definitivamente el peor efecto secundario de la vacunación para COVID-19 es no vacunarse.

     Por último, más allá de falsas teorías conspiradoras que buscan eliminar a una buena proporción de la humanidad, hay personas que están plenamente convencidas de que todo esto representa un negocio para la industria farmacéutica que en una forma inescrupulosa, atenta contra la economía de las naciones pobres. 

     Efectivamente una de las más poderosas empresas generadoras de recursos se centra en la invención, desarrollo, producción y distribución de medicamentos; sin embargo, las vacunas representan apenas un 1.5% del gasto total de la industria farmacéutica. Por supuesto existe la base de un negocio que impulsa la investigación biomédica, pero hablando de las vacunas, considerando la relación entre investigación, recuperación de inversiones y complicaciones en la distribución, esto representa el menor de los negocios dentro de esta industria. 

     Existen otros argumentos que deben de respetarse, aunque son definitivamente ridículos, como el que haya gente que dude de la existencia de este coronavirus; que una vacuna puede tener la capacidad de alterar todos y cada uno de nuestros genes a través de transmutaciones en nuestro Ácido Desoxirribonucleico (ADN); que hay individuos de inmunidad sobrehumana que nunca podrían infectarse y hasta por motivos religiosos. 

     Lo cierto es que no se debe de caer en el terreno del extremismo. Vacunarse o no es una decisión individual que es válida en ambos casos; sin embargo, constituye un motivo de alta responsabilidad social tomar esta decisión con base en una buena fuente de información, que se puede adquirir preguntando directamente a cualquier personal de salud o visitando las páginas electrónicas antes mencionadas y que anotaré a continuación. 

https://coronavirus.gob.mx/

https://www.who.int/es

https://www.paho.org/es

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/

Comentarios: [email protected]

- Anuncio -

Ultimas

Histórico triunfo de la Sub 17 femenil

El primer triunfo en la historia de la Sub 17 del Puebla Femenil se dio este sábado cuando vencieron...
- Anuncio -
- Anuncio -