Viernes, agosto 19, 2022
- Anuncio -

El Puebla en el túnel y Checo en el podio

- Anuncio -

Relacionadas

Gobierno de Atlixco inicia instalación de semáforos que la ciudadanía solicitaba desde hace años para prevenir accidentes

La presidente municipal Ariadna Ayala dio arranque a la instalación de semáforos en dos de los principales accesos del...

Cornada

En la aprobación/reprobación de cuentas públicas, el Congreso aplica la máxima juarista:  “a los amigos, justicia y gracia. A...

El próximo mes esperan concretar el Clúster de Agave región Tehuacán

Tehuacán. Se tiene un avance importante en la consolidación del Clúster de Agave en esta región, mismo que surgió a...

Destacadas

Presentan tres ONG internacionales un recurso para apoyar lucha del pueblo maseual

En apoyo a la demanda del pueblo maseual de no ser consultado sobre tres concesiones mineras que ya fueron...

Reitera el pueblo maseual rechazo a la consulta sobre tres concesiones mineras

El pueblo maseual reiteró su rechazo a ser consultado sobre las concesiones “Atexcaco I”, “Atexcaco II” del grupo Ferrominero...

Iniciarán investigaciones contra Mario Marín para frenar su excarcelación: Barbosa

Sobre el caso Lydia Cacho, el gobernador Miguel Barbosa Huerta dijo que su administración iniciará investigaciones contra el exmandatario...

Decíamos hace poco que el gol más tonto del año se lo había hecho el Santos al Puebla en un saque de banda tranquilamente cabeceado por Leonardo Suárez ante la parálisis total de Silva y sus zagueros. Pero, a estas horas, aquella perla queda en poco frente al tanto en contra que se hicieron entre Antony y Aristeguieta para darle la victoria al Necaxa, el viernes en el Cuauhtémoc. Decir que ese gol nunca debió caer y que se trata del primer revés de la Franja en casa significa desconocer, por un lado, el raquítico puntaje que de por sí arrastra el equipo jugando ante su público, y por otro que el rendimiento de los larcamoteros continúa en picada, independientemente de los resultados.

En semana de doble fecha nos tocó perder primero en Pachuca –el 1-0 se quedó corto, pese a que los Tuzos jugaron un buen rato con un hombre menos—, y de remate, el Necaxa se llevó a la feria de Aguascalientes la canasta completa, sin más mérito que el regalazo de la dupla paraguayo-venezolana del Puebla y, desde luego, la notable capacidad de Malagón para bajar la cortina, con mención de honor a su desviada sobre gran tiro libre de De Buen, único remate del Puebla realmente peligroso, pues la delantera franjada volvió a acreditar su colectiva pertenencia al club del calcetín agujereado. Y del desastre de atrás mejor olvidarnos, con Gularte y Silva empeñados en hacerle algún obsequio más al Necaxa, cuyo melindroso ataque se abstuvo de tomarlo.

Sintetizando, de sus últimos siete partidos la Franja solamente ganó en León (0-1 en la fecha 14), perdió cuatro (San Luis, Toluca, Pachuca y Necaxa) y empató los dos restantes (Santos y Pumas, ambos en el Cuauhtémoc), lo que significa sólo 5 de 21 puntos en su haber. Algo difícil de creer en un equipo que llegó a liderar la primera parte del torneo y alcanzó un reconocimiento unánime a la seriedad de su trabajo, el de los jugadores y el del cuerpo técnico. Por lo demás, nada garantiza lo que hasta hace poco parecía amarrado: que el Puebla fuera directamente a los cuartos de final de la liguilla sin pasar por el repechaje. Repechaje que hay que tomar hoy como una posibilidad bastante cercana con todo lo que significaría jugarlo en el Cuauhtémoc, convertido a estas alturas en la cancha donde más trabajo le cuesta ganar al Puebla (dos triunfos, cinco empates, una derrota y, por lo tanto, 11 puntos de 24, menos de la mitad de los 26 con que cuenta).

- Anuncio -

La situación, bastante anómala por donde se le mire, merece un análisis cuidadoso.

Dos hipótesis posibles. La más cruel sugiere que el equipo de Larcamón alcanzó, lisa y llanamente, su nivel de incompetencia. Como argumento tiene a su favor los resultados últimos y, como refuerzo, el paulatino crecimiento de los demás conjuntos y el que sus respectivos conductores conocen ya de sobra los puntos altos y bajos de la estrategia poblana y el potencial real de los jugadores. No olvidemos que el Puebla cuenta con una de las nóminas más baratas de la Primera División, si no es que la más modesta de todas.

La otra hipótesis no está completamente divorciada de la anterior pero admite una visión más compleja del tema. Que tendría que empezar por mantener vivo el elogio al muy serio y responsable trabajo de preparación física y técnica del plantel, lo que incluye un reconocimiento especial para Nicolás Larcamón como conductor de grupos humanos e interesante estratega en evolución, firme su fe en la presión alta y el juego colectivo, que el Puebla no ha abandonado ni siquiera en los peores momentos.

Hay que admitir, sin embargo, que existe en la actualidad un decaimiento anímico que se está reflejando en el desempeño del equipo. Es como si los jugadores empezaran a tomar conciencia de sus propias limitaciones, aquí oportunamente señaladas: la lentitud de la defensa para hacer las coberturas que son contraparte indispensable de un sistema basado en el permanente adelantamiento de líneas que le venía permitiendo al Puebla sorprender y asfixiar adversarios. Puede que contribuya a esta deficiencia la veteranía de casi toda la zaga, solamente contrarrestada por Israel Reyes, que de lento no tiene nada.

Otra limitación está en mitad de la estructura. Cierto es que hay allí gente solvente como Mancuello y creativa como Araújo, pero ninguno, especialmente el uruguayo, ha sostenido el nivel que llegó a alcanzar en las primeras diez fechas. De Buen es básicamente un hombre de contención, y el chileno Parra francamente no ha dado el ancho. Como en otros puestos, su titularidad simplemente certifica lo corto del plantel. El problema se agudiza al frente, donde Aristeguieta no las trae todas consigo luego del triplete marcado al Cruz Azul en el mejor partido de la Franja a lo largo del torneo. Si esa noche, en el Azteca, el rubio venezolano alió una puntería mortífera a su incesante, infatigable despliegue físico, últimamente le vienen ganando el atolondramiento y la desubicación, ese querer estar en todas partes a la vez que lo llevó a la desafortunada jugada en su propia área chica que posibilitó el gol del Necaxa. Misma acción que nos obliga a señalar a Antony Silva no ya como el factor positivo de tantas ocasiones sino por la parte Dr. Jekyll de su personalidad. Como la mayoría de sus compañeros, el portero también ha evidenciado un bajón importante en su rendimiento. Puede deberse a que un plantel acostumbrado a hacer por la vida en las zonas bajas de la tabla acusa con mayor intensidad la presión del éxito repentino que los equipos más ganadores y mediáticos.

¿Qué podemos esperar? Que una vez asegurada la calificación los ánimos se relajen y el Puebla consiga retomar el nivel del que se mostró capaz en la primera fase del torneo. Preocupa más el estado anímico del plantel que su puesta a punto física, aunque ésta tampoco pareciera estar en su punto más alto.

Como sea, está el Puebla –futbolistas, cuerpo técnico y dirigencia– ante un reto de lo más sugestivo. Situación mucho más grata que navegar a la deriva como tan reiteradamente ha venido sucediendo tras aquel golpe letal de Televisa hace ya treinta años. Para que alguien salga ahora con la frasecita de moda de que la historia no cuenta para nada.

Jornada 16. Lo más interesante es el mentís del América a quienes lo dieron por muerto antes de tiempo: está convertido en el equipo más en forma del torneo y bien que lo sufrió Tigres, al que le aplicó un baño integral en su propia y volcánica ducha, paseo que no terminó en goleada porque entre Nahuel y el árbitro lo impidieron (0-2). También, aunque menos rotunda, la recuperación de Chivas, impulsadas por un Alexis Vega encendido que juega, anota y sirve sin parar, esta vez a costa de unos Pumas que en todo se quedaron a medias y fueron superados con amplitud (3-1). Como le pasó al Monterrey en Pachuca, donde los Tuzos confirmaron su liderato y apuntalaron su candidatura al cetro (3-0), tan en forma ellos como el resucitado América. No mucho más abajo, el Atlas enseñó los dientes, le pasó por encima al Toluca y empujó otro poco a Nacho Ambriz hacia la fría calle del desempleo (2-4); de paso, ha igualado el puntaje del Puebla, que permanece tercero gracias a la minúscula ventaja de un gol y con 26 puntos ambos. 25 tiene el América y 24 del Cruz Azul antes de su juego de ayer. Es decir, que la jornada final sacará chispas para saber cuáles dos pasarán directo a cuartos eludiendo el repechaje.

Betis campeón y Sevilla triunfador. En plena feria de abril la metrópoli andaluza, sus dos equipos tuvieron semana completa, el Betis coronándose campeón de la Copa del Rey a expensas del Valencia (1-1 tras la prórroga y 5-4 en el desempate desde el punto de penal) y el Sevilla conservando el tercer puesto de la liga –donde Betis va quinto– con su victoria a domicilio sobre el Levante (2-3). Para nosotros, la mejor noticia llegó con el acertado cobro de Andrés Guardado en la tanda decisiva para coronar al once bético, y con los dos goles del Tecatito a los levantinos, además de dejarle servido el tercero al francés Koundé. Nótese que el doble triunfo sevillano fue a costillas de los dos equipos valencianos.

En cambio, el Nápoli del Chucky Lozano sigue dando tumbos en el calcio. Cuando tenía la posibilidad de trepar al tercer puesto a tres unidades de la punta se las arregló para perder, en los últimos diez minutos, un partido que ganaba por 0-2 en Empoli, donde los locales no ganaban desde noviembre. De poco consuelo sirve que el sinaloense ya no estuviera en el campo cuando se les vino la noche a los descuidados napolitanos.

Red Bull 1-2 en Imola. Si en Australia Ferrari tuvo el sol de frente, en su casa se le apareció el diablo, descartado Sainz por un alcance con abandono en la primera vuelta y trompeado el auto escarlata de Leclerc cuando intentaba dar alcance a Sergio Pérez a cuatro giros del final. Ya Verstappen había puesto gran distancia de por medio en victoria de punta a punta y el mexicano concluyó segundo holgadamente, con Norris (McLaren) como tercer ocupante del podio. La gran decepción está siendo Mercedes y sobre todo Hamilton, que fue 14avo. y no tiene para cuando mejorar. Con decir que su coequipero Rusell terminó 5º está dicho todo con respecto al negro presente del campeonísimo.

Impecable desempeño del Checo Pérez tanto en la carrera corta de la víspera, ganada también por Verstappen (el tapatío terminó 3º), como en el GP de ayer. Y pese al contratiempo que lo mandó al sexto lugar, Charles Leclerc continúa encabezando la tabla con 86 puntos por 59 de Max y 54 de Pérez. Eso sí, Red Bull recortó la enorme ventaja que le llevaba Ferrari en la punta del campeonato: ahora están 124 contra 113, a tiro de piedra como quien dice, gracias a los 34 que Verstappen y los 24 que Pérez le dieron a su escudería entre sábado y domingo.

- Anuncio -

Ultimas

Gobierno de Atlixco inicia instalación de semáforos que la ciudadanía solicitaba desde hace años para prevenir accidentes

La presidente municipal Ariadna Ayala dio arranque a la instalación de semáforos en dos de los principales accesos del...
- Anuncio -
- Anuncio -