“El Marro” tenía dos guaridas en Cholula y preparaba atentados con explosivos

José Antonio Yépez Ortiz “El Marro” tenía al menos dos guaridas en San Pedro Cholula en los que almacenaba insumos como C-4  para fabricar explosivos, los cuales, se presume, planeaba utilizar contra autoridades locales y líderes de bandas dedicadas al robo de hidrocarburos en Puebla..

La presencia de células del Cártel de Santa Rosa de Lima en la región de Cholula, Cuautlancingo y Huejotzingo fue detectada desde noviembre del año pasado y por eso fueron al menos tres los operativos que se llevaron a cabo a finales de abril por parte de corporaciones federales.

Los cateos se ejecutaron entre el 24 y el 26 de abril pasados, en inmuebles localizados en  la encrucijada de la 36 Norte y la calle Chalchicomula, del Barrio de San Matías Cocoyotla y en el Barrio de Jesús Tlatempa, en las inmediaciones de la 8 Norte y la Privada de la 26 Oriente, para detener a miembros de esa organización, revelaron fuentes de la Fiscalía General de la República (FGR)


Aunque no hubo detenidos, además de material para fabricar explosivos se detectaron drones y armas largas, manifestaron las fuentes de la dependencia.

Ayer, en su habitual rueda de medios, el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, a pregunta expresa, dijo tener conocimiento de las operaciones de autoridades federales contra el Cártel de Santa Rosa de Lima, pero aseguró no tener información sobre que ese grupo planeaba atentados.

La víspera La Jornada publicó una nota del reportero Gustavo Castillo, en la cual consignó: “Está en curso una carpeta de investigación en contra del ex líder del cártel Santa Rosa de Lima por el aseguramiento de artefactos explosivos que contenían C-4, y que presuntamente serían utilizados en Puebla contra autoridades y miembros de otros grupos delictivos que se dedican al robo de combustible en los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex), esto luego de un operativo realizado en mayo pasado en un domicilio del Barrio de Jesús Tlatelpa, en San Pedro Cholula”.

En la misma información se registró que José Antonio Yépez Ortiz “El Marro” podría ser imputado por la comisión de delitos del fuero federal y trasladado al Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 1, El Altiplano, hasta el jueves o viernes, una vez que se defina su situación jurídica por la acusación de secuestro que se desahoga en tribunales de Guanajuato, señalaron autoridades federales.

La Fiscalía General de la República cuenta con al menos dos órdenes de aprehensión listas por delincuencia organizada, robo de hidrocarburos, extorsión, privación ilegal de la libertad y tráfico de drogas.

En el caso de Yépez Ortiz, las órdenes de aprehensión fueron libradas por jueces con sede en el Centro de Justicia Penal Federal que se localiza en Almoloya de Juárez, estado de México, y deberá comparecer ante ellos, pero, indicaron funcionarios federales, será cuando concluya la primera etapa y se le dicte vinculación a proceso por parte de jueces con sede en Guanajuato.