Jueves, junio 17, 2021

¿El diputado Biestro y el arzobispo Sánchez Espinosa le van a hacer caso al papa Francisco?

Destacadas

Mantienen plantón pobladores de Coyomeapan; exigen voto por voto en la elección municipal

Tehuacán. Desde hace 10 días, pobladores de Coyomeapan, municipio enclavado en la Sierra Negra, mantienen un plantón para exigir...

Abre la FGE una investigación por la desaparición del director de seguridad de Petlalcingo

La Fiscalía de Investigación Regional de Acatlán de Osorio (FIRAO) abrió una carpeta de investigación por la desaparición de...

El papa Francisco ha causado una revolución al ser el primer jefe de la iglesia católica en reconocer los derechos de la población homosexual, en tratarlos como “hijos de dios” y sobre todo, en aceptar los matrimonios igualitarios y demandar la promulgación de leyes que permitan regular el matrimonio civil entre dos personas del mismo sexo. Sin duda fue un duro golpe contra prelados y políticos homófobos, como es el caso de Puebla del arzobispo Víctor Sánchez Espinosa y del presidente del Congreso local, Gabriel Biestro Medinilla.

Luego de que se han conocido las palabras de Jorge Mario Bergoglio –el nombre argentino del papa– que busca reconciliar a la comunidad de la diversidad sexual con la iglesia católica, surge la pregunta: ¿el arzobispo Sánchez Espinosa y el diputado Biestro le van a hacer caso al papa o van a continuar con su comportamiento conservador?

Ya que ambos personajes son quienes han frenado los matrimonios igualitarios en Puebla, pese a que la Suprema Corte de la Justicia ya lo permitió.

- Anuncio -

Vale la pena recordar lo siguiente:

En septiembre de 2019, el Congreso del estado –de mayoría de Morena– desechó el paquete de iniciativas de derecho de género y de libertades que había surgido de los grupos parlamentarios morenista y del PRI, que proponía entre otros aspectos, el matrimonio igualitario, el cambio de identidad transgénero y la interrupción legal y voluntaria de un embarazo en las primeras 12 semanas de gestación.

Morena argumentó que necesitaba tiempo para discutir los proyectos legislativos en cuestión y que sería retomados en 2020, lo cual fue mentira, pues en el presente año no se ha hecho el más leve intento de desempolvar las iniciativas en la materia.

Dos meses antes, es decir en julio de 2019, cuando en el Congreso se empezaron a discutir estos temas “tabú”, se supo que el arzobispo habría buscado a interlocutores con los diputados del Congreso del estado para expresar su abierta oposición a que se legislara sobre tales temáticas.

El enojo se concentraba sobre todo en la iniciativa para legalizar la interrupción del embarazo.

Uno de esos interlocutores le habría explicado al prelado que la iniciativa que se discutía sobre el aborto no era de Morena, sino de la diputada del PRI, Rocío García Olmedo, y que no había intención de los legisladores morenistas de tocar el tema.

Se dice que el arzobispo habría respondido que les reclamaba a los de Morena porque ellos podían parara la intención legislativa de permitir la interrupción del embarazo.

Que no quería que en Puebla se repitiera lo de Oaxaca, en donde el Congreso local había despenalizado el aborto para las mujeres que lo decidieran en las primeras semanas de gestación.

Un envalentonado Gabriel Biestro por esos días había declarado que ninguna iglesia iba a dictar la agenda del Congreso del estado, lo que parecía ser una muestra de que en la actual legislatura se tendría una visión progresista de los derechos de género y de la diversidad sexual.

Sin embargo, esa actitud sobrada se fulminó cuando supo del reclamo del arzobispo.

Y sobre todo, cuando alguien mal aconsejó a Biestro que no era buena idea pelearse con el arzobispo pues le podía significar un tropiezo para su carrera política.

Para nadie es un secreto que Biestro cree que, el próximo año, va a conseguir la candidatura de Morena a la alcaldía de Puebla –algo que no se debe descartar como posible– y sobre todo, que va a ganar en los comicios constitucionales, algo casi imposible pues a estas alturas no lo conocen siete de cada 10 electores.

En ese sentido, estimó que sería un grave error pelearse con la derecha y que ésta se cobre en las urnas el agravio de legislar una agenda progresista.

Los gays son hijos de dios

El papa Francisco aceptó participar en un documental de Eugeny Afineevsky –un cineasta de Rusia, un país donde es ilegal la homosexualidad– y en esa cinta, el argentino ha declarado:

“Los homosexuales tienen derecho de estar en una familia. Son hijos de dios y tienen derecho a una familia. Lo que tenemos que hacer es crear una ley de uniones civiles para homosexuales”.

- Anuncio -

Ultimas

Suma la FGE 29 nuevos agentes investigadores

La Fiscal General del Estado (FGE) incorporó a 29 nuevos agentes investigadores, los cuales son egresados del Instituto de...
- Anuncio -
- Anuncio -
- Anuncio -