Domingo, junio 13, 2021

El Covid-19 evidenció que la educación en México está enferma, afirma el periodista Luis Hernández

Destacadas

En 12 municipios, conflictos con armas de fuego; en riesgo la elección de 6 ayuntamientos

La quema de votos, el uso de armas de fuego como método de intimidación y la toma de oficinas...

Expertos independientes encuentran más indicios sobre el deceso de Zyanya, probable víctima de feminicidio

Expertos independientes que fueron convocados por integrantes del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) encontraron indicios que las autoridades...

PES se queda sin registro, sin diputaciones y rezagado en los municipios

El Partido Encuentro Solidario (PES), que nació como una fuerza política aliada de Morena y del presidente del país,...

El escritor y periodista de La Jornada Luis Hernández Navarro hizo una clara radiografía de la crisis que enfrenta el sistema educativo en México durante la Cuarta Transformación, que ha quedado evidenciado por la emergencia sanitaria provocada por el virus Covid-19.

La tarde de este miércoles ofreció una conferencia vía remota para hablar ampliamente del tema, como parte de las actividades académicas organizadas para conmemorar el 47 aniversario de fundación de la Unión Popular de Vendedores Ambulantes (UPVA) “28 de Octubre”.

Vía Skype, el jefe de Opinión de La Jornada dijo que “la educación en México está enferma, ese es el diagnóstico, y la enfermedad ha servido para que veamos su radiografía”.

- Anuncio -

En entrevista, aseveró que hay un divorcio entre las autoridades que desde la Ciudad de México dan instrucciones desde el escritorio y no tienen idea de cómo se vive en las comunidades de este país; sin embargo, dijo que hay “anticuerpos” y “elementos sanos” en el sistema de educativo, como son los maestros democráticos que tienen un compromiso con la transformación de la enseñanza, así como los padres de familia.

A pesar de los esfuerzos hechos por la Secretaría de Educación Pública (SEP), afirmó que el sistema de educación a distancia no funcionó.

“La televisión no enseña, informa, entretiene, divierte, pero es el típico caso de lo que Paulo Freire llamaba ‘la educación bancaria’, una educación donde se cree que por meter información la gente va aprender”, aclaró.

En ese sentido, explicó que la educación es un proceso de ida y vuelta, donde los alumnos aprenden de los maestros y viceversa.

La educación no es prioridad en la 4T

Durante su participación, Hernández Navarro argumentó que esto en gran medida se debe a que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador entregó la educación a un representante de la Iniciativa Privada, Esteban Moctezuma Barragán, quien por 14 años fue defensor de los intereses de Ricardo Salinas Pliego y su empresa televisiva.

“La educación como tal no es una prioridad del nuevo gobierno de la Cuarta Transformación, lo vemos en el presupuesto destinado a las normales que se redujo en un 60 por ciento, pero también en la designación del secretario Esteban Moctezuma, un hombre que casi 14 años estuvo al frente de la Fundación Azteca, de Ricardo Salinas Pliego, sirviendo a los intereses de la Iniciativa Privada, y de repente de la noche a la mañana su intereses es la educación pública como tal”, arguyó.

Incluso, criticó que Moctezuma ha tomado decisiones personales por encima de situaciones prioritarias, como impulsar la formación de una serie de orquestas de niños y jóvenes en todo el país, que fueron auspiciadas por la Fundación de Tv Azteca y ahora forman parte de la política pública de la SEP.

“De repente la enseñanza de la música ya está en la Constitución, lo cual no está mal pero tampoco ocurre con el teatro, la danza o la pintura. Es el sesgo de Esteban Moctezuma, mientras que el subsecretario de Educación Pública, Marcos Bucio, sabe de educación lo que yo sé de astronomía”, comparó.

Dijo que la situación de la educación en los estados está aún peor. “En los gobiernos de Morena, como ocurre en Veracruz, el titular de la SEP fue un stripper; y en Chiapas, el responsable ‘es una pieza de la esposa de Rutilio Escandón’”.

Estas decisiones, refirió, han permitido que en México se enfrente todavía a problemas como la existencia de 6 millones de mexicanos analfabetas, escuelas multiniveles que trabajan en total precariedad, y que 40 por ciento de la población mayor de 15 años no haya terminado la educación secundaria.

“Las escuelas multigrados no tienen piso, menos internet. Los niños que ahí estudian y crecen con hambre y tantas necesidades se van con el narco de sicarios, como halcones o al otro lado, para trabajar como jornaleros juntos a sus padres, porque la educación no es una opción”, afirmó.

Por lo que criticó “cómo creerle a un gobierno que declara que quiere emprender una gran transformación social, cuando no hace el trabajo en estas escuelas para que sean dignas, ahí tienen que estar los mejores maestros del país”.

-Es procedente que se retome el plan de estudios, donde se quedó en marzo pasado, cuando se decretó la emergencia sanitaria –le inquirió esta reportera.

-La educación es un proceso en donde quien es el educando recibe un conjunto de informaciones, mecanismos para pensar y valores que le van a servir para enfrentar la vida; el reto en este momento es que los niños y jóvenes tengan las herramientas para enfrentar el momento que viven.

Por ejemplo, Luis Hernández propuso aprender a manejar el cautiverio, así como cocinar y coser para recuperar la vida, además de desarrollar una conciencia crítica y se ubiquen en su realidad para manejar su estrés, angustia, encierro y enojo.

“Nos quieren vender la idea de que hay una nueva normalidad, pero no existe”

Frente a la emergencia sanitaria, el escritor admitió que “no hay recetas, estamos en una situación inédita, en donde lo que está pasando no termina todavía de suceder porque no contamos con una vacuna; en Europa el número de contagiados vuelve a elevarse y aquí en México nunca terminó de caer”.

Por lo tanto, advirtió que vamos a seguir viviendo tiempos de incertidumbre, momentos de dolor e incomprensión, donde la ciencia no ha acabado de descifrar la naturaleza de esta enfermedad, que también se puede combatir con organización y disciplina.

Luis Hernández dijo que este año va a seguir siendo muy parecido a lo que hemos vivido hasta ahora, y admitió que es muy difícil que para el 2021 lleguemos a una normalidad.

En ese sentido, insistió que mientras no haya una vacuna, de acceso público, sigue estando la moneda en el aire.

“Preparémonos para la incertidumbre, va afectar a la educación y a la economía; nos quieren vender la idea de que hay una nueva normalidad, pero no existe”, sostuvo.

Ante lo expuesto, advirtió que hay que ser muy cautelosos en el regreso a clases antes de tiempo, porque si los niños retornan a las aulas difícilmente se podrá contener el virus, cuando el 40 por ciento de las escuelas del país se encuentran sin agua para lavarse las manos.

“Si regresamos antes, por más que se digan, esos niños van a terminar contagiando a sus abuelitos, que son los que los cuidan, porque los padres trabajan; no hay que acelerar los tiempos”, recomendó.

Al final, Luis Hernández dijo que es un honor compartir el diálogo con integrantes de la UPVA, movimiento al que reconoció como una referencia obligada de la lucha popular en México.

“Hay que aprender mucho de la organización que tiene muchos logros, sufrimiento y esfuerzo detrás, que ha pagado una  cuota de sangre muy grande por ser fiel a sus convicciones. ¡Larga vida a la Unión Popular de Vendedores Ambulantes ’28 de Octubre’!”, concluyó.

- Anuncio -

Ultimas

Acusan a policías de Xoxtla de golpear a un detenido hasta privarlo de la vida

Familiares de un hombre que se encontraba preso en los separos del municipio de San Miguel Xoxtla, acusaron a...
- Anuncio -
- Anuncio -
- Anuncio -