El Congreso acepta la renuncia de Carrancá sin iniciar proceso en su contra

El Congreso de Puebla aceptó la renuncia de Víctor Antonio Carrancá Bourget como titular de la Fiscalía General del Estado (FGE) sin iniciar ningún procedimiento en su contra, pese a las denuncias que enfrenta de que utilizó esa institución y a la extinta Procuraduría General de Justica para perseguir a opositores del morenovallismo.

El presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política, Gabriel Biestro Medinilla, descartó una negociación a favor de Carrancá, al tiempo de asegurar que el Poder Legislativo actuará contra el exfuncionario, aunque no dio fechas ni aclaró las acciones que se emprenderán.

La Comisión de Procuración y Administración de Justicia del Congreso avaló la renuncia de Carrancá y decretó su ausencia definitiva para estar en posibilidades de iniciar el proceso de selección de un nuevo fiscal.


Por unanimidad de votos, el organismo aprobó un punto de acuerdo que convoca a la Junta de Gobierno a emitir una convocatoria para la selección de por lo menos 10 propuestas que se enviarán al gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, para que éste integre una terna que será votada por el pleno del Congreso.

Exhibe Mónica Lara los abusos de Carrancá

La diputada del Partido Encuentro Social (PES) Mónica Lara Chávez acusó a Carrancá de poner a la FGE a la disposición del exgobernador Rafael Moreno Valle Rosas, para encarcelar a sus críticos y amagarlos con órdenes de aprehensión desde que rindió protesta como fiscal el 5 de enero de 2016 y dejó la posición el 11 de septiembre de 2018.

“Tenemos una larga lista de anomalías durante su gestión, en la cual siempre se desempeñó de manera orgánica a los intereses del morenovallismo, entre las cuales identificamos actos de corrupción, fabricación de pruebas de las que yo personalmente fui víctima, así como activistas sociales”, explicó en la sesión de la Comisión de Procuración y Administración de Justicia.

También responsabilizó a Carrancá de “maquillar” las cifras relacionadas con los feminicidios, con el objetivo de ocultar la problemática que vive el estado en cuanto a violencia por razón de género contra las mujeres.

Antes de instalarse al frente de la FGE, Carrancá encabezó la Procuraduría General de Justica casi cinco años, durante el mandato de Moreno Valle.