El ayuntamiento tehuacanense lleva a la muerte al comercio del centro de la ciudad, advierte la Canaco

Jesús Ceja manifestó que “pedimos a gritos vigilancia” en el centro ya que los comerciantes sufren constantemen-te asaltos sin que se tenga el apoyo de los elementos de la Policía Municipal ■ Foto Elizabeth Rodríguez Lezama

Las acciones del ayuntamiento que encabeza Felipe de Jesús Patjane Martínez, parece que van encaminadas a matar al comercio local ubicado en el centro de la ciudad,  así lo consideró el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), Jesús Ceja, quien expuso que en esa zona no hay vigilancia, ni alumbrado público eficiente.

Jesús Ceja manifestó que “pedimos a gritos vigilancia” en el centro ya que los comerciantes sufren constantemente asaltos sin que se tenga el apoyo de los elementos de la Policía Municipal ya que pasan horas sin que un solo uniformado haga presencia en el primer cuadro de la ciudad.

A la falta de seguridad y de alumbrado ahora se suma la iniciativa de la Comuna de sacar de las calles del centro al transporte público, con lo cual solo van a conseguir que las personas dejen de acudir a realizar compras en esa demarcación, advirtió el líder de los comerciantes, lo que dijo equivale a matar a los negocios que durante años han sostenido la economía del municipio.


Desde que la ola de violencia se intensificó en Tehuacán, los comerciantes tuvieron que modificar sus horarios, cierran cada vez más temprano para no exponerse durante la noche al ataque de los delincuentes, lo cual hacen a costa de perder ventas importantes, lo cual ya resienten varios de ellos.

Según reveló, comerciantes que venden prendas de vestir y para quienes el inicio del ciclo escolar representa un de sus mejores temporadas, le reportaron una caída de hasta 70 por ciento en sus ventas en esta época de arranque de clases, lo cual es el ejemplo de la crisis que enfrenta el comercio local.

En el centro, expuso, hay negocios que llevan hasta 70 años, pero el ayuntamiento no está pensando en cumplir con su deber de proteger al comercio local, al contrario emprende iniciativas que lo encaminan a la desaparición por lo que pidió que se cancele la intención de prohibir el paso del transporte público por esa zona.

Los propietarios de esos negocios, recordó, pagan renta, luz, teléfono, trabajadores, todo lo cual no se sostiene solo, de modo que si la Comuna no resuelve el problema de la inseguridad y actúa como un aliado de los comerciantes estará condenando a ese sector a la quiebra.

Pidió a las autoridades tomar conciencia de lo que ocurre con el comercio, así como a los propios comerciantes a darse cuenta del problema que enfrentan y unirse para exigir lo que por derecho le corresponde.