El ayuntamiento de Cuautlancingo aplicará ajustes salariales a funcionarios municipales

La presidente municipal de Cuautlancingo, Guadalupe Daniel Hernández, dio a conocer que el cabildo que encabeza autorizó una serie de medidas de austeridad debido a la baja recaudación que presenta el ayuntamiento a consecuencia del Covid–19, por lo que anunció que el sueldo de los funcionarios municipales tendrán un ajuste a fin de evitar despidos.

Detalló que debido a que los ingresos del municipio proyectados para el mes de abril 2020 disminuyeron en 70 por ciento, mientras que la recaudación por impuesto predial ha caído en 80 por ciento, a la par de que el coronavirus afectó las finanzas de las empresas y por ende las municipales, indicó que fue presentada la propuesta en sesión ordinaria de cabildo para ajustar el salario a regidores y personal administrativo.

La presidente municipal aclaró que, a partir de esta quincena del mes de mayo, los empleados serán sometidos a una reducción salarial del 25 o 50 por ciento; es decir, a los trabajadores con salario mayor a 11 mil pesos mensuales se aplicará 50 por ciento de descuento, mientras que a los trabajadores con salario entre seis mil y 10 mil 999 pesos se aplicará 25 por ciento de descuento, además que los trabajadores que se les pague por día u hora, en tanto a los trabajadores con salario menor a cinco mil 999 pesos, no aplicará ningún descuento.


Daniel Hernández subrayó que esta medida no es aplicable para personal adscrito a la Secretaría de Seguridad Pública, Seguridad Vial y Bomberos, salvo a aquellos que se les notifique de manera personal y tengan funciones administrativas.

Resaltó que dicha reducción de los salarios de 50 por ciento y 25 por ciento en el personal está fundamentado legalmente en los artículos 42 y 428 de la Ley Federal del Trabajo, en tanto la pandemia continúe.

Por tanto, la edil concluyó que el ayuntamiento de Cuautlancingo se vio en la necesidad, después de un análisis y de una manera muy responsable, de trabajar en una serie de medidas de ahorro para asegurar el funcionamiento de los servicios públicos y operatividad de la administración pública en el municipio y las juntas auxiliares.