Domingo, agosto 7, 2022

Ejercicios militares en el Caribe mexicano

-

- Anuncio -

(Primera parte)

Ana Esther Ceceña y David Barrios

 (N. de E.) La política desplegada por las Fuerzas Armadas de Estados Unidos hacia el continente es clave para los análisis que hacemos desde el Observatorio de América Latina y el Caribe (OBSAL), que impulsan las oficinas Argentina y Brasil del Instituto Tricontinental de Investigación Social. Por esto recibimos  esta contribución de Ana Esther Ceceña y David Barrios, que aborda la militarización en México y en el Caribe y los ejercicios militares multinacionales que se realizarán en mayo de 2022.

- Anuncio -

Importancia estratégica de los mares

Las rutas de la droga han modificado la relevancia de los territorios, particularmente de los marinos, que son los que permiten mayor encubrimiento. El aumento en el consumo de cocaína diversificó los caminos de suministro, que transitaron desde la década de 1980 por distintas vías hasta abarcar en la actualidad todas las posibilidades geográficas. El gigantesco negocio, saldado con fortísimos procesos de violencia en toda la región, ahora privilegia el uso del Pacífico, en parte por su amplitud y en parte por tener una menor vigilancia pero sin desestimar alternativas, de conformidad con los destinos que se quiere alcanzar. La ruta del Pacífico mexicano es la que más se ha diversificado con la incorporación de drogas de diseño y es la que en la actualidad cuenta con las organizaciones de la economía criminal de mayor tamaño y consolidación: el Cartel de Sinaloa y El Cartel de Jalisco Nueva Generación (Ceceña, Barrios y Ramírez, 2021).  Sin embargo, las rutas del Corredor del Caribe y el Vector Caribe Oeste tienen mucha relevancia e involucran a la región Sureste de México, tanto para el abastecimiento del mercado interno (en especial de la zona más turística de Quintana Roo) como para los entronques de rutas que se dan de diversas maneras para colocar la cocaína en el mercado de Estados Unidos.

Las salidas desde Colombia y sus zonas circunvecinas hacia Europa, donde el consumo se multiplicó, fueron haciendo surcos en la frontera con Venezuela e incrementaron las tensiones y conflictos en la región de Zulia (Venezuela) y La Guajira (Colombia) pero contribuyeron a potenciar también la ruta hacia el norte, por el mar Caribe hasta las costas de Quintana Roo como terreno de provisión y de paso.

- Anuncio -

Quintana Roo, con las únicas costas caribeñas de México y riquezas naturales y socioculturales inigualables, se ha ido convirtiendo en una posición importante de los mismos cárteles, los más poderosos grupos del crimen organizado, que se nutren del tráfico de todo tipo de drogas y de personas, estas últimas sobre todo ligadas a los negocios de pornografía y prostitución.

Las costas quintanarroenses son también un buen destino para los negocios turísticos, en buena medida responsables de los procesos de despojo directo o encubierto de las tierras de los pueblos mayas existentes en la región, y son uno de los atractivos económicos que ofrece el proyecto Tren Maya.

Adicionalmente, la circulación por el Caribe facilita un paso hacia el Golfo de México, que otorga condiciones de domesticidad a los traslados entre el sur del continente y la costa Este de Estados Unidos.

Las rutas marítimas dan cabida al 80% del comercio mundial. En momentos de disputa hegemónica exacerbada, como los actuales, su control se vuelve absolutamente estratégico. Agreguemos, además, la cercanía que estas costas tienen con el Istmo de Tehuantepec, donde se intenta impulsar un corredor transístmico que sería el paso más expedito entre el Pacífico y el Este estadounidense, que sigue siendo el centro manufacturero de ese país.

En la entrada del corredor transístmico está ubicada la cuenca petrolera de México y tanto el Transístmico como el Tren Maya se vislumbran como sus dos rutas de salida hacia los mercados del mundo, con amplia oposición de los pueblos, comunidades y organizaciones regionales o, incluso, nacionales.

Es interesante tener esto en cuenta cuando sabemos que en mayo próximo este será el escenario de dos importantes ejercicios militares promovidos por Estados Unidos y en los que México fungirá como anfitrión: Tradewinds, auspiciado por el Comando Sur y NAMSI, ejercicio que se enmarca en la Iniciativa de Seguridad Marítima de Norteamérica, en la que participan el Comando Norte y el Comando de Operaciones Conjuntas de Canadá. Es un hábito que los gobiernos de países latinoamericanos que pueden considerarse aliados a Estados Unidos como Honduras, Chile, Colombia, Brasil, Paraguay y Perú sean quienes den hospedaje a este tipo de ejercicios, en los que confluyen las fuerzas militares de la región con oficiales y efectivos del Comando Sur de Estados Unidos.[1] En este caso, será México quien cumpla ese papel, modificando de manera significativa su nivel de involucramiento, que hasta ahora había sido muy discreto. Protagonista central de estos ejercicios del Comando Sur, curiosamente, cuando México forma parte del territorio de América del Norte, adscrito por eso mismo al Comando Norte. Los comandos en cuestión pertenecen a las fuerzas armadas estadounidenses, que subdividieron el mundo por regiones acuático-terrestres y en cada una de ellas mueven sus efectivos por encima de las soberanías y jurisdicciones del resto del mundo.[2] Sucede que la zona gran caribeña queda bajo la responsabilidad del Comando Sur y con ello colinda con las costas mexicanas de Quintana Roo. Eso al parecer permite una duplicidad que lleva a la Armada de México a involucrarse en las tareas y actividades con ambos comandos, que coincidirá geográfica y temporalmente con sus propios ejercicios conjuntos. En ese sentido, el gobierno mexicano actual se consolida como aliado de Estados Unidos en su estrategia militar continental, al funcionar como bisagra de sus comandos geográficos.

De esta manera, tendremos a las fuerzas de ambos comandos en actividades de capacitación y simulación de guerra, ya sea contra los cárteles de la droga o de cualquier otro tipo, simultáneamente actuando en la región de los grandes megaproyectos lanzados por el gobierno mexicano en turno, en un momento en que la militarización en el país está en su punto más alto.

Si ya el poder de los militares en México es una preocupación, tanto por disponer de un presupuesto nunca antes alcanzado y creciente como por el crecimiento de sus atribuciones y condiciones de impunidad, su protagonismo en coordinación con las fuerzas armadas estadounidenses termina de crear condiciones de alerta en la sociedad mexicana. Agregando a esto que este hermanamiento pone a México en riesgo de quedar involucrado en situaciones de guerra real para las que no está preparado ni le competen, y que provienen de las tensiones generadas en el planeta por el guerrerismo de Estados Unidos y por las nuevas circunstancias de rediseño de las hegemonías y de sus definiciones territoriales, mares incluidos.

¡Alto a la Guerra en Ucrania!,

¡Alto a todas las guerras imperialistas sobre los pueblos del mundo!

Pronunciamiento de la Asamblea de Coordinación secciones 10 y 11 CNTE.

Marzo de 2022.

Vivimos tiempos convulsos donde las condiciones de crisis del capitalismo apuntan hacia un incremento en las rivalidades entre los países imperialistas, lo cual, se traduce en mayor miseria para los pueblos de todo el mundo. Si bien, el marxismo nos advierte que la violencia es un mecanismo de dominación de la clase capitalista sobre la clase trabajadora, donde la lucha de clases, es una guerra permanente; existen periodos históricos donde esta guerra aparece estrepitosamente con todo su arsenal de muerte.

Mientras avanza la crisis estructural capitalista las disputas entre los países imperialistas de Oriente y Occidente han escalado en todos sus ámbitos: político, económico y militar en su despreciable afán de incrementar sus ganancias mezquinas y ganar espacios para el control geopolítico sin importarles ni a uno ni a otro bando, la vida de la población, ni de los demás seres vivos.

En este contexto, Estados Unidos a través de la OTAN satura con bases militares a Europa en su intento de controlar el territorio para así dominar el mundo, además, con la táctica de cercar a Rusia anexando a la OTAN los países fronterizos a este país, éste el caso del gobierno fascista y neonazi de Ucrania. Rusia, por su lado, también en su afán de controlar el territorio y sus recursos invade Ucrania con las respectivas consecuencias para el pueblo ucraniano.

Vemos como las grandes potencias para ganar el convencimiento de la población de sus cruentas guerras despliegan su aparato ideológico encabezado por las empresas mediáticas como lo vemos con los medios pro yanquis; mientras que por otro lado, censuran por completo a los medios del bando contrario como la prohibición de redes sociales gringas por el gobierno Ruso. En su conjunto, dicho escenario coloca condiciones para una 3ª guerra mundial de dimensiones catastróficas.

Como docentes que resistimos al capitalismo, rechazamos toda guerra e intervención de cualquier país imperialista sea EEUU, Rusia, la Unión Europea o China. Nos pronunciamos en contra de la ambición asesina de las empresas armamentistas y del gran capital cuyo interés principal es la acumulación de dinero, el control de mercados y las rutas comerciales a nivel mundial.

Los ataques militares de Rusia a Ucrania iniciados en febrero de este 2022 han provocado hasta ahora 10 millones de desplazados ucranianos siendo el 90% mujeres y niños. Las y los trabajadores solo podemos estar del lado de otros pueblos explotados y oprimidos por los capitalistas por lo que, las y los maestros de la Asamblea de Coordinación de las secciones 10 y 11 de la CNTE, nos solidarizamos fraternalmente con el pueblo ucraniano así como con las diversas minorías nacionales oprimidas (rusos, tártaros, uzbekos, etc.) que están padeciendo la intervención militar de Rusia y exigimos rotundamente el cese de los asesinatos en contra de la población civil, por la salida inmediata de las tropas rusas del territorio ucraniano y contra toda injerencia de la OTAN en Ucrania.

Al igual que en Ucrania, otros pueblos en Medio Oriente, América Latina, Asia y África resisten y se rebelan en todas las formas contra sus opresores capitalistas e imperialistas. Vaya nuestra solidaridad con las dignas luchas de los pueblos como nuestras compañeras y compañeros palestinos, sirios, iraníes y malíes, entre muchos más que luchamos por la vida, la liberación nacional y el socialismo.

Condenamos las guerras de todas las potencias imperialistas, a sus organismos como la OTAN (Organización del Atlántico Norte) y la CSTO (Organización del Tratado de Seguridad Colectiva) y ¡exigimos su disolución inmediata!

Repudiamos a los gobiernos títeres como Zelensky, presidente de Ucrania por ser colaboracionista de la OTAN y bombardear a los pueblos de las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk. Así como, rechazamos al Primer ministro de Israel, Isaac Herzog, por la política de exterminio que ejercen sobre el pueblo palestino.

 Así como en otros lugares los gobiernos imperialistas imponen sobre los pueblos dentro y fuera de sus líneas fronterizas sus fuerzas represivas; también en México, los gobiernos desde Calderón hasta el actual, avanzan en la militarización del país bajo el pretexto de la guerra contra el narcotráfico. Rechazamos, tanto la militarización del país y la criminalización de la protesta social, así como, a la violencia cruenta del narcotráfico.

¡Alto a todas las guerras imperialistas sobre los pueblos del mundo!

¡NI PUTIN, NI ZELENSKY, NI BIDEN! ¡FUERA EL EJÉRCITO RUSO y LA OTAN DE UCRANIA!

¡FUERA EL IMPERIALISMO E INTERVENCIONISMO YANQUI DE TODOS LOS PAÍSES COLONIALES,  SEMICOLONIALES Y DEPENDIENTES!

¡ALTO A LA EXPANSIÓN MILITAR DE LOS EEUU SOBRE EUROPA DEL ESTE Y ASIA!

¡EXIGIMOS LA DISOLUCIÓN INMEDIATA DE LA OTAN, LA CSTO Y TODAS LAS ALIANZAS MILITARES DE LOS BLOQUES IMPERIALISTAS!

¡CONTRA EL CAPITALISMO Y CUALQUIER FORMA DE DOMINACIÓN!

¡POR LA SOLIDARIDAD ENTRE LOS PUEBLOS DEL MUNDO EN RESISTENCIA!

¡VIVA LA LUCHA INTERNACIONALISTA Y ANTIIMPERIALISTA!

¡ALTO AL GENOCIDIO IMPERIALISTA!

No os confundáis

 

Y cuando ya no quede nada

tendré siempre el recuerdo

de lo que no se cumplió nunca.

Cuando me miren con áspera piedad

yo siempre tendré

lo que la vida no pudo ofrecerme.

Creedme:

Todo lo que pensáis que fue destrozo y pérdida

no ha sido más que conjetura.

Y cuando ya no quede nada

siempre tendré lo que me fue negado.

No os confundáis: con lo que nunca tuve

puedo llenar el mundo palmo a palmo.

Tanto miedo tenéis que no habéis advertido

la riqueza que se oculta en la pérdida.

Desdichados,

poca ganancia es la vuestra

si nunca habéis perdido nada.

Yo sí he perdido:

Yo tengo, como el náufrago,

toda la tierra esperándome.

Francisca Aguirre, poeta española

Los trescientos escalones, Bartleby Editores, Madrid, 2012.

- Anuncio -
- Anuncio -

Relacionadas

Últimas

Tiene Puebla más de 621 mil empleos formales; es la cifra más alta desde abril de 2020: IMSS

Puebla alcanzó en julio pasado un total de 621 mil 244 puestos de trabajo, la cifra más alta desde abril de 2020, con base...
- Anuncio -

Recomendamos

-