Sábado, julio 2, 2022

Casi dos millones de personas mueren cada año por causas laborales

-

- Anuncio -

Por Eduardo Camín /Fuentes: Lo que somos. Las enfermedades y los traumatismos relacionados con el trabajo provocaron la muerte de 1,9 millones de personas en 2016, según las estimaciones conjuntas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT): la mayoría de las muertes se debieron a enfermedades respiratorias y cardiovasculares.

Un estudio sobre enfermedades y lesiones en el lugar de trabajo pone de manifiesto el nivel de muertes prematuras evitables debidas a la exposición a riesgos sanitarios relacionados con el trabajo. Las enfermedades no transmisibles representaron el 81% de las muertes. Las principales causas fueron la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (450 mil muertes); el accidente cerebrovascular (400 mil decesos) y la cardiopatía isquémica (350 mil muertes). Los traumatismos ocupacionales causaron el 19% de las muertes (360 mil).

El estudio tiene en cuenta 19 factores de riesgo ocupacional, como largas jornadas laborales y la exposición en el lugar de trabajo a la contaminación del aire, a asmágenos, a sustancias carcinógenas, a riesgos ergonómicos y al ruido.

- Anuncio -

El riesgo principal fueron las largas jornadas laborales, que vincula a unas 750 mil muertes, mientras que la exposición en el lugar de trabajo a la contaminación del aire provocó 450.000 muertes.

Las enfermedades y los traumatismos relacionados con el trabajo sobrecargan los sistemas de salud, reducen la productividad y pueden impactar catastrófico en los ingresos de los hogares.

A nivel mundial, las muertes relacionadas con el trabajo por población se redujeron en un 14% entre 2000 y 2016. Según el informe, esto puede deberse a la introducción de mejoras en materia de salud y seguridad en el lugar de trabajo. Sin embargo, las muertes por cardiopatías y accidentes cerebrovasculares asociados a la exposición a largas jornadas laborales aumentaron un 41% y un 19% respectivamente, crece este factor de riesgo ocupacional relativamente nuevo y psicosocial.

«Estas estimaciones proporcionan información importante sobre la carga de morbilidad relacionada con el trabajo, y esta información puede ayudar a configurar políticas y prácticas para crear lugares de trabajo más saludables y seguros», según Guy Ryder, Director General de la OIT.

- Anuncio -

Ryder añade «los gobiernos, los empleadores y los trabajadores pueden tomar medidas para reducir la exposición a los factores de riesgo en el lugar de trabajo. Los factores de riesgo también pueden reducirse o eliminarse mediante cambios en los modelos y sistemas de trabajo. Como último recurso, los equipos de protección personal pueden ayudar a proteger a los trabajadores cuyo trabajo no les permite evitar la exposición».

El informe insiste que es probable que la carga total de morbilidad relacionada con el trabajo sea mucho mayor, habrá que cuantificar las pérdidas de salud derivadas de varios otros factores de riesgo ocupacional, a la vez que los efectos de la pandemia de Covid.

La globalización de los riesgos a la salud

Partiendo de las conclusiones del informe y su reflexión sobre la sociedad del riesgo, queda claro que el mundo actual se caracteriza por la proliferación de riesgos sociales, políticos, ecológicos, económicos que tienden cada vez más a escapar del monitoreo y protección de las instituciones creadas para ello. Estas instituciones, son productoras y legitimadoras de los peligros que no pueden controlar.

Se debe iniciar con una discusión de los principales conceptos de globalización y sociedad del riesgo, para pasar en un segundo momento y bajo la perspectiva conceptual definida, a un panorama estadístico de la salud de los trabajadores a nivel mundial, enfatizando la inequidad existente entre el mundo considerado desarrollado y el de los países pobres o en vías de desarrollo.

Además, se hace imprescindible discutir acerca de los sistemas de salud y su incapacidad de dar una respuesta eficiente a los problemas de salud de los trabajadores, para finalmente, reflexionar en torno a la necesidad de replantear las estrategias de abordaje y de acción para contribuir a mejorar el estado de salud de los trabajadores y sus familias, poniendo en el centro el rescate de lo humano.

¿Cuál es el papel del Estado en una situación como ésta? ¿Cuál la posición de la medicina social? ¿Cuáles las posibles soluciones a la crisis civilizatoria actual? Los riesgos a la salud humana hace mucho tiempo que no encuentran una respuesta ético-política, sino técnico-económica.

En vez de que los gobiernos del mundo y la OMS se aboquen a crear sistemas únicos de salud que garanticen el acceso universal de la población mundial a la misma, se dan a destruir y privatizar los restos de los sistemas públicos de salud favoreciendo el dominio aplastante de las grandes empresas farmacéuticas y aseguradoras privadas que han hecho de la vida y la muerte, de la salud y la enfermedad, un negocio más que rentable.

Globalización de los riesgos y crisis capitalista

La llamada revolución informática y las sucesivas crisis han extendido el desempleo y la fragmentación de la fuerza de trabajo en nuevas categorías: trabajadores informales, precarios, auto-empleados, migrantes, forzados, etc. Estas nuevas categorías de trabajadores están casi desamparadas frente a las prácticas laborales de explotación de las corporaciones capitalistas.

En el capitalismo no puede haber relación laboral justa, pues ésta descansa sobre la explotación del trabajo vivo por parte del capital y sobre la existencia de una población excedente que sirve, como dice Marx, de “ejército industrial de reserva” para satisfacer la acumulación capitalista.

El empleo justo y el crecimiento económico para todos son otras tantas falacias de la economía burguesa utilizadas para asegurar la continuidad de la dictadura del capital. Así entendemos las reformas a los sistemas de salud, de seguridades sociales y laborales realizadas y por realizar.

Para el capital internacional es cuestión de vida o muerte apropiarse tanto del tiempo de trabajo excedente extraído mediante la explotación de la fuerza de trabajo, como del tiempo de trabajo necesario para la reproducción del obrero, aunque eso acorte el tiempo de vida útil del mismo y como dice el informe de OMS/OIT: cada año se salda con millones de trabajadores que pierden la vida.

La seguridad social de los trabajadores en un mundo en crisis, la paulatina destrucción de los sistemas de protección social auspiciada desde el Banco Mundial, la OMC, los gobiernos neoliberales y de los partidos socialdemócratas ha puesto a la mayor parte de la clase trabajadora a un nivel de vulnerabilidad y explotación similar al existente en el último cuarto del siglo XIX. (Extracto)

 

La CNTE: Entre sus demandas comunes y sus acciones aisladas, confrontaciones y fragmentaciones

Convergencia Sindical Popular Espacio Colectivo COSIP EC

En Michoacán las y los trabajadores de la Educación de la Sección XVIII luchan separados por un mismo objetivo; pago de salarios devengados desde hace meses, tanto la dirigencia encabezada por el Prof. Gamaliel Guzmán Cruz, como la del poder de bases que encabeza el Prof. Benjamín HernándeznGutiérrez, luchan por esta misma demanda, aunque los primeros agregan otra demanda más: castigo a quienes supuestamente agredieron sus oficinas sindicales, es decir demandan en forma jurídica a la dirigencia de Poder de Bases.

En el sur, la AED de la Sección XL, en Chiapas, los días 11 y 12 de octubre se movilizaron por tres mil millones de pesos que adeuda el gobierno de salarios a trabajadores de la educación interinos y de base. Por su parte la sección VII de Chiapas ha convocado a movilizaciones con poca presencia, por recuperar la funcionalidad de Caja de Ahorro y de FABES.

Podemos apreciar dos situaciones: por un lado la descoordinación y la debilidad de la CNTE, de los mismos contingentes en las entidades, las fracturas, confrontaciones internas, por otro lado el carácter de las demandas y de la lucha, todo queda atrapado en una lucha de carácter gremialista; (salarios, cajas de ahorro, cambios, ascensos, Etc), no existe el mínimo asomo de construir una plataforma de lucha donde se considere las demandas de otros sectores del pueblo oprimido, de las comunidades, de los estudiantes, de los padres de familia, de los trabajadores de salud, donde se involucre el movimiento magisterial, no declarativamente, sino en la lucha coordinada y conjunta, como una lucha popular en los hechos, no en el discurso.

Con la proximidad de los relevos seccionales tanto en Chiapas, como en Oaxaca, debemos pensar responsablemente acerca de las estrategias y tácticas desarrolladas en estos últimos años por las dirigencias nacional y locales de la CNTE, para generarnos otras que nos sirvan y nos permitan como militantes de la Coordinadora estar a la altura de los retos que tenemos como trabajadores de la educación, como clase trabajadora, asalariados del mismo patrón.

Es importante hacer un alto, detenernos, para revisar crítica y autocríticamente, si el método de enfrentarnos en forma irreconciliable entre nosotros como clase trabajadora, nos ha dado un buen resultado, en tanto el patrón, el estado, tomados de la mano con la oligarquía nacional e internacional arremeten con una violenta embestida contra los derechos y las conquistas de los trabajadores, como es la precarización del trabajo y de los salarios en la que viven los trabajadores, así como el desmantelamiento de las organizaciones sindicales, cancelando la bilateralidad en las relaciones laborales, abandonando a su suerte y dejándolos en la indefensión a todos los trabajadores quienes sufren todo tipo de arbitrariedades, injusticias y agravios constantes de parte de las autoridades educativas y gubernamentales, como ocurre actualmente en Chiapas y en muchas partes del país, con la aplicación de la reforma laboral, la reforma educativa y particularmente la USICAMM.

Ante el desmantelamiento de las conquistas de los trabajadores, estamos obligados a parar esta embestida construyendo la más amplia unidad desde abajo, desde las bases y desde la clase trabajadora de México y del mundo, porque aquí lo que está en riesgo es la existencia del sindicato en su conjunto y todas las conquistas históricas, las cuales, el gobierno las está cancelando poco a poco. Tenemos que admitir que esta situación, se vuelve crucial en este momento, en que están próximos los relevos seccionales, tanto en Chiapas, como en Oaxaca. Porque no podemos ser ingenuos, desde luego que uno de los escenarios de cara al relevo seccional, consiste

en que el gobierno y el charrismo sindical impongan y arrebaten las representaciones seccionales que hoy se encuentran en poder de la CNTE, el gobierno ha logrado fragmentar a la CNTE y pretende aniquilar, seguramente se quedarán con las ganas, porque no es fácil sepultar a la Coordinadora con sus casi cuarenta y dos años de existencia, porque la fortaleza de la Coordinadora no depende de los dirigentes, ésta se encuentra en las bases y a ellas les corresponde y sabrán asumir su defensa. DE CHIAPAS A SONORA CON LA COORDINADORA.

En la CNTE y particularmente en las secciones XXII de Oaxaca, VII y XL de Chiapas se ha privilegiado  la contradicción interna entre trabajadores, convirtiéndola en contradicción principal, cuando es en realidad una contradicción secundaria, considerando que la principal contradicción es la que se establece entre los trabajadores y la parte patronal. Mientras, tanto el gobierno federal, como los gobiernos de los estados, capitalizan esta conducta política equívoca de las dirigencias, fortaleciendo a una de las partes contra la otra para debilitar la fuerza de la CNTE y del movimiento, como ocurre actualmente en las secciones ya mencionadas. ¿Quiénes sacan provecho político y ganan más en esta situación?

Acertaron: los patrones, el gobierno y el charrismo sindical.

¿Con qué modelo de organización sindical necesita caminar la CNTE?

Seguramente no necesita la Coordinadora un modelo sindical vertical, excluyente y autoritario, que se caracteriza por violentar reiteradamente los principios democráticos por los que lucha la CNTE desde su surgimiento, hace cerca de 42 años y que se encuentran plasmados en sus documentos básicos, por el contrario la Coordinadora requiere un modelo sindical que implique la práctica de valores, un modelo horizontal, con democracia participativa, incluyente, tolerante, que practique la lucha ideológica con respeto y que tenga como práctica permanente la crítica y la autocrítica.

¿Dónde están los “consejos del siglo xxi”?*

Presentamos a deliberación  tesis sobre la forma de organización y lucha, los consejos de trabajadores y comunas que en la lucha anticapitalista existen desde la Comuna de París.

 Se nos imponen unos formatos territoriales para los nuevos consejos; y también nuevos contenidos reforzadores de su consubstancial anticapitalismo: anticoloniales, antiimperialistas, ecologistas, antipatriarcales y género-sexo diversos.

La idea de comuna resalta como espacio para concretar la unidad del proletariado extenso. Los “consejos del siglo xxi” existen. Crecerán y se multiplicarán.

La pluralidad que presenta Poder obrero* no va en desmedro de lo que hilvana las experiencias analizadas. Al contrario, su fuerza está en lo común que alimenta lo que podríamos enunciar a partir de algunas fórmulas básicas:

  • Una invitación a reconocer y valorar el sentido más recóndito de las contra-sociedades creadas por las clases subalternas y oprimidas, sin concebirse como momentos transitorios a la espera de otros momentos supuestamente definitorios, únicos, rutilantes y “exteriores”.
  • Una opción favorable a la creación de instituciones y gubernamentalidades propias de las y los de abajo, donde el socialismo existe en potencia y en acto. Donde la lucha política y económica se articulen y donde se supere la división del trabajo capitalista y las escisiones en el plano material con sus correlatos sociales y políticos: productores-consumidores, dirigentes-dirigidos, mando-obediencia. Es decir, la reivindicación de las praxis que suturan la distancia entre lo económico, lo social y lo político.
  • El reconocimiento de la relevancia de unas condiciones que no pueden ser creadas después de la “conquista del poder”; condiciones que podrán ser alentadas, celebradas, consolidadas, pero que jamás podrán ser producidas desde los gobiernos (por más “populares” que sean), y desde los Estados (si no son transformados radicalmente).
  • La admisión, en primera instancia, de la posibilidad de que la institucionalidad tradicional característica de la democracia burguesa y el Estado burgués, jueguen otros roles, generen contextos menos esquivos a la autogestión, al autogobierno y al poder popular. Ahora bien, un parcial desarrollo de esos roles, hará estallar la institucionalidad burguesa desde adentro, generará enormes contradicciones y quedará planteado el dilema: o bien se restaura el viejo Estado, o bien se lo transforma radicalmente y se lo excede. Luego, entonces, cabe la aceptación, sin culpas y lejos de todo purismo teórico o doctrinario, de la licitud de pensar en otro Estado: plebeyo, del proletariado extenso o comunal, según nombramos antes. Otra juricidad compatible con el poder popular. Las frustraciones (y aberraciones) del socialismo real, sus experimentos estatales fallidos, no tendrían que conspirar contra los balances críticos.

Quienes reivindican la experiencia del comunismo consejista no deberían espantarse ante este tipo de planteos. La lucha de clases produce situaciones que ninguna teoría o doctrina pueden prever.

La propia experiencia del comunismo consejista refuta toda idea de formato definitivo de sociedad, toda noción de “estados finales” que clausuren la historia. El “socialismo realista” demanda una inmensa generosidad política y cierta flexibilidad. No puede abjurar de los principios, pero debe precaverse de los principismos, en especial si pretende crear un lenguaje común y fundar un horizonte de transformación social. No debe hacer de la ideología una metafísica, sino una práctica.

*Fragmento del Prólogo al libro Poder obrero: control y autogestión obrera desde La Comuna hasta el presente. España, 2017.

 

www.elzenzontle.org

[email protected]

[email protected]

- Anuncio -
- Anuncio -

Relacionadas

Puebla, con pocas empresas inspeccionadas para el cumplimiento de la NOM-035, y sin ninguna sanción aplicada

Solo 34 empresas han sido inspeccionadas en Puebla para corroborar la aplicación de la NOM-035, de 2019, cuando entró en vigor, hasta marzo del...

Últimas

Puebla inicia el Apertura 2022 goleando

El Puebla abre de la mejor manera el Apertura 2022 al golear por 4-2 al equipo de Mazatlán en partido que se celebró en...
- Anuncio -

Recomendamos

-