Viernes, julio 19, 2024

En un documental, vecinos visibilizan la resistencia y lucha que en el barrio de Xonaca

Destacamos

Xonaca, un barrio bravo que resiste es el nombre del documental que retrata la lucha y resistencia de un espacio urbano históricamente estigmatizado y discriminado como es el barrio de Xonaca, que se propone como un documento gestado desde los vecinos para ellos mismos, como una especie de reconocimiento por el trabajo realizado en torno al Centro de Bienestar Social Xonaca.  

Resultado de los ejercicios de acercamiento y apropiación que hicieron niños, adolescentes y jóvenes del barrio en torno a herramientas de comunicación como el cine, el filme será proyectado este viernes 22 de julio a las 18 horas en la sede del centro ubicado en la 22 Oriente número 2005, en el corazón del barrio. 

Con él, apuntan Jessica Adali Utrera Capetillo y Sindi Carteño, se busca visibilizar la lucha que existe en el barrio de Xonaca, en torno al trabajo y esfuerzo que adultos, jóvenes y niños, a través de la organización y participación vecinal, pusieron para rescatar una casa abandonada y dar vida a este  proyecto comunitario que se ha visto amenazado.  

Las egresadas de la maestría en Comunicación y Cambio Social de la Universidad Iberoamericana Puebla señalan que, de paso, el documental busca que más allá del barrio otros ciudadanos de Puebla sepan lo que pasa en Xonaca y llevar el mensaje del Centro de Bienestar Social a otros actores, lo mismo políticos que del sector público o privado, de las universidades y de otras colonias que apuestan por andar el mismo camino.  

“Los aprendizajes, la conciencia de este proceder político, de esta concepción y autodeterminación les ha traído aprendizajes y experiencias y lo declaran tal cual (…), buscan compartir ese conocimiento generado por lo que el documental va en ese sentido de compartir las problemáticas y éxitos que se han tenido, los logros y metas alcanzadas”, apunta Jessica Adali Utrera.  

Durante una entrevista que podrá ser vista en las redes sociales de este diario, como parte de “Las Reporteras” explican que la semilla del documental y su involucramiento en el centro ha sido el acompañamiento y reconocimiento que han hecho hacia la lucha, el esfuerzo, el conocimiento, los saberes y el ímpetu de los vecinos, con el cual coinciden, sobre todo en la búsqueda de un espacio digno. 

Destacaron que los animadores, usuarios y vecinos del Centro de Bienestar Xonaca han sido autónomos en el proceso por lo que ellas han ido acompañando los trabajos que se desarrollan ahí; por tanto, apuntan, el documental responde a la empatía, a la coincidencia de pensamientos y formas de mirar el mundo. 

En el espacio, dice Jessica Adali Utrera, detectaron procesos comunitarios y colectivos que se proponen como una comunicación horizontal y desde abajo, que giran en torno a la identificación de necesidades afines, de la búsqueda de un bienestar común, para que este no sea impuesto desde afuera. Así, menciona Sindi Carteño, el rescate de esos valores que los vecinos saben que tienen y buscan defender, son los que son resaltados, renombrados y permiten resignificar al barrio. 

Consideran que el centro responde a una resistencia, a mostrar caminos para hacer cosas de formas distintas a las lógicas verticales que abundan. Como ejemplo, mencionan las asambleas y las decisiones que se toman en conjunto, de manera horizontal y discutida. 

“Esos ejercicios son otras formas de resistencia, son posicionarse en un territorio amenazado por la violencia, la gentrificación, estigmatización, discriminación; es plantarse y defenderlo física y simbólicamente con estos ejercicios que buscan nombrarse bajos sus propios términos, con sus propias voces y miradas”, destaca Carteño. 

Utrera acota que en el centro de bienestar su estrategia ha sido poner procesos formativos en herramientas de comunicación para que los niños y adolescentes puedan reconvertir y decidir cómo y qué medios de comunicación usan. En ese sentido, destaca que el documental materializa la exigencia de hablar, de levantar la voz que siempre ha existido pero ha sido silenciada, a través de estos medios que se han aprendido y apropiado. 

Por tanto, abona Carteño, el documental puede leerse desde dos vías: el ser una evidencia del proceso y la coyuntura que se vive en el centro y sus amenazas, y como ejemplo de la colaboración que ha sido, pues no se ha impuesto la visión foránea, sino que es lo que han decidido contar usuarios y vecinos. “Es una construcción horizontal que cobra relevancia porque ´no es como vengan y cuenten lo que ven de nosotros, sino somos nosotros mismos contando nuestra lucha´”. 

Para saber más sobre el Centro de Bienestar Social Xonaca y el documental Xonaca, un barrio bravo que resiste se puede visitar https://www.facebook.com/CebisXonaca/. 

Ultimas

Inicia Rosa Icela Rodríguez proceso para asumir cargo en Segob

Ciudad de México. A partir de este viernes, la próxima secretaria de Gobernación, Rosa Icela Rodríguez, empezó el proceso de...
- Anuncios -
- Anuncios -