Morena avala órgano de control interno en la UAP; PRI hace mutis y el PAN se opone

Foto: Rafael García Otero

El grupo parlamentario de Morena que lidera la mayoría en el Congreso de Puebla dio su visto bueno a la iniciativa que anunció el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta para que se instale un órgano de control interno en la Universidad Autónoma de Puebla (UAP).

En tanto, el líder de la fracción del PRI, Javier Casique Zárate, se negó a fijar una postura al argüir que desconoce el contenido del proyecto, mientras la bancada del PAN fue la única que se pronunció en contra en voz del diputado Oswaldo Jiménez López, quien califico la medida de excesiva porque vulnera la autonomía universitaria

 


A su vez, el diputado Marcelo García Almaguer, quien encabeza a un grupo de cuatro legisladores sin partido, avaló que una figura independiente del rector de la UAP y nombrada por el Congreso revise a la máxima casa de estudios del estado, aunque él propuso que en vez de un órgano de control se instale a un contralor. 

 

Otro de los diputados que manifestó su opinión fue el líder de Movimiento Ciudadano (MC) Carlos Alberto Morales Álvarez, quien pidió al Poder Legislativo respetar el debido proceso en la revisión del tema.

Morena pide a la UAP dejar la confrontación

El coordinador del grupo legislativo de Morena, Gabriel Biestro Medinilla, informó que se encuentra a la espera de que el titular del Poder Ejecutivo local envíe la iniciativa para analizarla a detalle; sin embargo, dijo que tiene conocimiento de que la propuesta facultaría al Congreso a instalar ese órgano interno en la UAP para vigilar la aplicación del dinero público.

“No tiene nada de extraño ni nada de malo, va muy de acuerdo con ésta época de transparencia y rendición de cuentas”, manifestó en conferencia de medios el también presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política.

También respaldó la medida la presidente de la Comisión Inspectora de la Auditoría Superior del Estado (ASE) e integrante de la bancada de Morena, Olga Lucía Romero Garci Crespo, quien manifestó que toda acción que abone a la fiscalización es favorable al estado.

De paso, convocó al rector de la UAP, Alfonso Esparza Ortiz, a aceptar la revisión y no continuar con el conflicto mediático que abrió en enero pasado, por la decisión de la Auditoría Superior del Estado (ASE) –órgano dependiente del Congreso– de iniciar una revisión preventiva a la institución de 2019.

Al recordar que Esparza se negó a proporcionar información a la ASE del manejo de recursos del año pasado, lo invitó a superar las diferencias y acercarse al Congreso, al órgano fiscalizador y al gobierno del estado para trabajar coordinadamente.

El PES pide a Esparza cooperar

La diputada del Partido Encuentro Social (PES) Nora Merino Escamilla, llamó al rector de la máxima casa de estudios del estado a cooperar con el Congreso y aceptar la instalación del órgano de control.

Negó que la reforma tenga por objetivo someter a la UAP, al tiempo de descartar que en el análisis de la misma se convoque a Alfonso Esparza, en el entendido de que no puede poner las reglas la autoridad que será auditada.

Por su parte, Carlos Alberto Morales, quien representa a seis diputados de MC, el PRD y Compromiso por Puebla, advirtió que el peor error del Congreso y el gobierno estatal sería dejar la impresión de que la reforma tiene de trasfondo una persecución política.

“Se deben seguir los debidos procesos legales en relación con lo que se pretende hacer en la máxima casa de estudios del estado de Puebla, pues si se llega a un conflicto político los principales afectados sería la comunidad universitaria”, expresó.