Lunes, agosto 15, 2022

DIPLOMACIA Y FRANQUEZA POLITICA

-

- Anuncio -

Tiempos dorados aquellos en que la diplomacia reinaba en las relaciones entre el Parlamento Europeo (PE) y México. Apenas, condenaba de forma rotunda las <<inaceptables desapariciones forzosas y crímenes en Iguala>> y pedía a las autoridades mexicanas <<actúen de forma rápida, transparente e imparcial para arrestar y llevar ante la justicia a los responsables, exigiendo que las investigaciones continúen hasta que los estudiantes estén a salvo>> según la resolución adoptada en octubre de 2014, con 495 votos a favor, 86 en contra y 56 abstenciones. Esa resolución expresaba profunda preocupación por la <<aparente infiltración del crimen organizado en los organismos locales policiales y administrativos>>. La razón de tal postura la daba Tonio Borg, en nombre de la Comisión Europea: <<México es un socio muy valioso para la Unión Europea (UE). La comunidad internacional tiene que unir sus fuerzas con México para ayudar a este país en la lucha contra la delincuencia organizada y contra la impunidad>>. Son tiempos idos donde eurodiputados de todos los grupos políticos se sumaban a la condena, expresaban condolencias a las familias, y solidaridad al pueblo mexicano. Teresa Jiménez Becerril decía: <<Tenemos que alzar una voz de profunda condena de estos crímenes y ofrecer ayuda a las autoridades mexicanas para afrontar el reto de luchar contra el narcotráfico y la corrupción que generan que haya personas que utilizan las instituciones en beneficio propio>>. Javier Couso recordaba que, de acuerdo con la Comisión Nacional de Derechos Humanos, <<el 98 % de los delitos quedan impunes en México, que este es el país con más periodistas asesinados del mundo y que hay registrados 22.000 desaparecidos>>. Dada la delicadeza del tema, fue perturbadora la presencia de 86 votos en contra y 56 abstenciones.

Esa diplomacia lograba de inmediato que el embajador mexicano ante la UE, Juan José Gómez Camacho, reportara, en una sesión de la Delegación del Parlamento Europeo, que <<el presidente Enrique Peña Nieto ya ordenó al Gabinete de Seguridad la movilización de todas las instancias de seguridad y de procuración de justicia para localizar a los estudiantes, asistir a los familiares de las víctimas, proteger a los ciudadanos de Iguala y detener y juzgar a todos los responsables, a fin de que no quede el más mínimo resquicio para la impunidad>>. Parte del “reporte diplomático” presumía: <<La resolución es una iniciativa que nos alienta en la continua búsqueda de un régimen de justicia en el que la seguridad de los mexicanos se finque en el respeto de los derechos humanos>>. La Secretaría de Relaciones Exteriores -a cargo de José Antonio Meade Kuribreña- reforzaba la pieza diplomática: <<México comparte el llamado a poner un alto a la impunidad y a la delincuencia organizada, reconociendo al mismo tiempo los desafíos que enfrentamos y el firme compromiso que tenemos para fortalecer la seguridad y procuración de justicia en el país>>. Y, claro, la reciprocidad daba fruto; la eurodiputada Beatriz Becerra valoraba: <<El gobierno tardó en reaccionar, pero se ha puesto al frente y su incuestionable defensa del estado de derecho, el cumplimiento de la ley y la búsqueda de los responsables debe ser respaldada por la UE>>. Un portentoso ejemplo de diplomacia que la realidad mexicana se encargó de tirar a la basura.

 La elección de 2018 determinó la llegada de Andrés Manuel López Obrador como jefe del Estado mexicano y, con él, hasta Europa fueron diversos reclamos: petición a España de disculpas por los abusos de la conquista, devolución de piezas prehispánicas a distintos países, crítica de las empresas españolas OHL, Iberdrola, hasta llegar a la reciente postura de “pausa” en las relaciones con el reino español; y los roces políticos con empresas periodísticas de Gran Bretaña. Todavía para el año 2020, el PE reconocía: <<México ha sufrido una actividad delictiva organizada a gran escala, incluyendo tráfico de drogas, secuestros y extorsión, al menos, desde la década de 1980, cuando los grupos criminales mexicanos comenzaron a coordinar y asignar zonas regionales de control y a establecer rutas de tráfico>>. Para 2021, su perspectiva política cambió notablemente: <<La paz está cada vez más lejana en México ante el permanente ascenso de la violencia y la inseguridad, sostiene el Índice de Normandía desarrollado por el Servicio de Investigación del Parlamento Europeo>>. Y, el pasado jueves 10 de marzo, de plano, el cambio fue radical. En una resolución aprobada con 607 votos a favor, dos en contra y 73 abstenciones, sostuvo: <<México es desde hace mucho tiempo el lugar más peligroso y mortífero para los periodistas fuera de una zona oficial de guerra…en 2022 han sido asesinados siete periodistas…los eurodiputados resaltan que la situación se ha deteriorado desde las últimas elecciones presidenciales de julio de 2018…>>. Lo que antes consideraron arraigado, se les volvió oportunamente sexenal. ¿Eso es diplomacia? En una asamblea a la que concurren 682 eurodiputados -representantes de países que, en este momento, “apoyan” con armamento a Ucrania en una guerra absurda y desigual- ¿en qué cabeza sensata cabe señalar a México como el lugar más peligroso y mortífero para periodistas fuera de una zona oficial de guerra? En opinión del PE, México estaría al borde de convertirse en la Ucrania de América.

- Anuncio -

Tergiversar la diplomacia -parte de la política que rige las buenas relaciones entre sujetos internacionales- degradándola a su acepción vulgar que la caracteriza como tacto o habilidad para tratar a las personas mediante engaño, es una perversidad observable en el documento: <<El PE observa con preocupación las duras y sistemáticas críticas formuladas por las más altas autoridades del Gobierno mexicano contra los periodistas y su labor (…) la retórica populista del presidente Andrés Manuel López Obrador en sus conferencias de prensa diarias para denigrar e intimidar a periodistas independientes, propietarios de medios de comunicación y activistas (…) la existencia de “claros indicios” de que el Estado mexicano ha utilizado herramientas de piratería telefónica destinadas a luchar contra el terrorismo y los cárteles, incluido el programa espía Pegasus, contra periodistas y defensores de los derechos humanos (…) muestra inquietud ante una propuesta legislativa que busca limitar la participación cívica de las ONG con financiación extranjera>>. De no ser porque, oficialmente, el pronunciamiento proviene del PE, su discurso y matices retóricos en nada difieren de los usualmente utilizados por la oposición política que encabeza en México la asociación Sí por México, del empresario Claudio X. González Guajardo, quien habría cuidado de hacerse un respaldo político, visible en la parte final. Esa perversidad quita al planteamiento condición diplomática y lo convierte en una injerencia en asuntos políticos de México. Lo elemental: los cuestionamientos no van al Estado mexicano, sino a la persona que lo jefatura temporalmente; y donde sí aluden al Estado, acusan uso del programa espía Pegasus, sello de anteriores administraciones.

La consonancia política del PE con la oposición en México emana de la colocación, como ariete, de la defensa de siete periodistas asesinados en territorios hasta hace poco, o aún, gobernados por la oposición -José Luis Gamboa, 10 de enero, en Veracruz; Margarito Martínez y Lourdes Maldonado, 17 y 23 de enero, respectivamente, en Tijuana, Baja California; Roberto Toledo, 31 de enero, en Zitácuaro, Michoacán; Heber López Vásquez, 10 de febrero, en Salina Cruz, Oaxaca;  Jorge Camero Zazueta, 24 de febrero, en Empalme, Sonora; Juan Carlos Muñiz Ledesma, 4 de marzo, en Fresnillo, Zacatecas- para emprender, lucrando políticamente con su muerte, la defensa de “periodistas independientes, propietarios de medios de comunicación y activistas”; y, la censura de <<la retórica populista del presidente Andrés Manuel López Obrador en sus conferencias de prensa>> en una atroz mezcla intencional de intereses de muertos y vivos. Estadísticamente, la mitad de los crímenes que se cometen en la república, se concentran en seis entidades: Michoacán (PRD), Guanajuato (PAN), Baja California (PAN), estado de México (PRI), Jalisco (MC), y Chihuahua (PAN). Que el PE arroje directamente la responsabilidad política de esos crímenes a la gestión del presidente López Obrador no sólo es falsa diplomacia sino mucho infundio.

La falsa diplomacia tiene que contestarse, ahora necesariamente, con franqueza política entendida como trato sincero y sin ceremonias. <<A los diputados del Parlamento Europeo: Basta de corrupción, de mentiras y de hipocresías. Es lamentable que se sumen como borregos a la estrategia reaccionaria y golpista del grupo corrupto que se opone a la Cuarta Transformación…México es un país pacifista que ha optado por la no violencia y somos partidarios del diálogo, no de la guerra; no enviamos armas a ningún país bajo ninguna circunstancia, como ustedes lo están haciendo ahora. (…). Gobierno de la República>>. Nadie que conozca algo de historia debería espantarse por ello. La de Europa con sus guerras mundiales, Holocausto y fascismo, acredita que la “diplomacia” por conveniencia económica es un rotundo fracaso por enésima ocasión. Si el fantasma de una tercera guerra mundial en puerta, no convence al mundo que la diplomacia tiene que ser sustituida por la franqueza política, será clara demostración de que muchos gobiernos prefieren los negocios de la guerra y la violencia, por encima de la paz entre los seres humanos. En México, la oposición hace franca sorna del dicho presidencial <<Abrazos, no balazos>> por no ser una expresión diplomática. Se explica porque, francamente, son muy malos diplomáticos. Su lenguaje es diplomáticamente extenso, aunque las ideas que expresan son francamente cortas. La diplomacia es limitada por el interés económico, la franqueza es extensa por el respeto a las personas. Si no los dominara la diplomacia, es decir, el interés económico; podrían ver que repetir incansablemente <<Abrazos, no balazos>> es el argumento franco, es decir, el más humano, que puede expresarse para poner fin a la guerra y a la violencia que azotan al mundo.

- Anuncio -

Heroica Puebla de Zaragoza, a 21 de marzo de 2022.

JOSÉ SAMUEL PORRAS RUGERIO

- Anuncio -
- Anuncio -

Relacionadas

00:02:51

Cierran pobladores la Normal Estatal de Teacalco para exigir a las autoridades el ingreso de rechazados

Pobladores cerraron las instalaciones de la Normal Estatal Leonarda Gómez Blanco de Santa Apolonia Teacalco para exigir al gobierno del estado que permita el...

Últimas

Una decena de huachicoleros se enfrentó con policías municipales de Xicotepec

Al menos 10 hombres fuertemente armados que estaban robando combustible en un ducto de Petróleos Mexicanos (Pemex), ubicado en la junta auxiliar de San...
- Anuncio -

Recomendamos

-