Cerrados y sin gente lucen panteones de la capital del estado en la celebración del Día de Muertos

Por primera vez en una celebración de Día de Muertos los panteones Municipal, de La Piedad, así como los de las juntas auxiliares de San Felipe Hueyotlipan y San Jerónimo Caleras lucieron cerrados y sin gente este 2 de noviembre, según confirmó La Jornada de Oriente a través de un recorrido.

Aunque las personas acudieron a los camposantos del municipio de Puebla a conmemorar a sus muertos, fueron informados que el acceso estaba restringido como consecuencia de la epidemia de Covid-19.

Una postal nunca antes vista en el panteón municipal se observó este lunes. En noviembre pasado un mar de visitantes ingresaba cargado con flores de Cempasúchitl, comida y bebidas para hacer verbenas en las tumbas.


Los mariachis y tríos entonaban canciones mientras miles de veladoras se consumían en medio del ir y venir de deudos por los corredores y pastizales. 

Esta vez el panteón más grande de la ciudad de Puebla, bajo jurisdicción del Ayuntamiento, lució vacío, sus pasillos sin gente y el eco retumbaba en su entrada. 

La epidemia por Covid-19 provocó la restricción de acceso para evitar más contagios, por lo que la autoridad municipal colocó anuncios a la entrada. 

Personal del ayuntamiento informó a los visitantes que debían esperar al anuncio de la autoridad municipal, ya que por el momento se encontraba cerrado el camposanto. 

Los puesto de flores tuvieron pocos clientes que compraban una o dos pacas para sus altares colocados en casa, espacio que este 2020 fue el ideal para honrar la memoria de los que ya se fueron.

La misma realidad se observó en el Panteón de La Piedad, uno de los más emblemáticos y longevos de la ciudad.

Como en la mayoría de los panteones de la capital en este solo se permitió el acceso en caso de un cortejo fúnebre con poco ingreso de personas.

Durante el recorrido se observó que estaba en funcionamiento el horno crematorio al interior del inmueble.

Custodiados por personal del gobierno municipal permanecieron los panteones de San Felipe Hueyotlipan y San Jerónimo Caleras, al norte de la ciudad.

Los amplios cartelones colgaban sobre las puertas de ambos lugares, aseguradas con cadenas y candados.

Los habitantes también se mostraron interesados en visitar la tumba de sus muertos en estas poblaciones, por lo que el personal permaneció todo el día.

Incumplieron con la restricción

En total cuatro de las 17 juntas auxiliares incumplieron con la restricción de cerrar los panteones de estas poblaciones.

Se trata de San Pedro Zacachimalpa, Santa María Xonacatepec, La Resurrección y Guadalupe Tecola.

En todos los casos el ayuntamiento informó que se instó a la autoridad auxiliar al cierre en un recorrido por parte de la Secretaría de Gobernación municipal y Protección Civil.