Detienen a una quinta persona por la caída de helicóptero de los Moreno Valle

La FGE cumplió una quinta orden de aprehensión como resultado de la investigación desplome del helicóptero en el que viajaba Martha Érika Alonso Hidalgo y Rafael Moreno Valle ■ Foto La Jornada de Oriente

La Fiscalía General del Estado de Puebla (FGE) cumplió una quinta orden de aprehensión, como resultado de la investigación desplome del helicóptero en el que viajaba la entonces gobernadora, Martha Érika Alonso Hidalgo, y su esposo Rafael Moreno Valle.

En un comunicado de prensa se dio a conocer que personal de la Agencia Estatal de Investigación aprehendió a Miguel N., quien también labora en Rotor Flight Services, firma relacionada con el funcionamiento de la aeronave en la que viajaban las cinco personas que perdieron la vida.

El detenido tendrá que responder por los delitos de homicidio a título de culpa, daño en propiedad ajena a título de culpa y falsedad en declaraciones dadas ante una autoridad.


La Fiscalía General del Estado de Puebla, se indicó, realiza más acciones en el caso.

Cabe recordar que como una medida cautelar, las cuatro personas previamente detenidas y acusadas del homicidio culposo de los exgobernadores fueron enviadas el sábado pasado a los penales de San Miguel y Huejotzingo, bajo la figura de prisión preventiva justificada.

Será en la presente semana cuando se realice la audiencia en la que se definirá la situación jurídica de los tres empleados y el propietario de la firma Rotor Fligth Services.

La primera audiencia para definir la situación jurídica de los señalados, se desarrolló la tardenoche del sábado en la Casa de Justicia de San Andrés Cholula, misma en la que la defensa de los implicados solicitó una ampliación para que esta se reanudara en un plazo de 144 horas.

Los detenidos fueron informados que son acusados de los delitos mencionados, como empleados de la empresa que daba mantenimiento a la aeronave Agusta modelo A–109, matrícula XEABON.

Ante la solicitud de la ampliación del plazo, el agente del Ministerio Público impuso una medida cautelar denominada como “prisión preventiva necesaria justificada”, por lo que José Antonio Vázquez Torales, propietario de la empresa, fue enviado al penal de San Miguel, en la ciudad de Puebla.

Ricardo Montiel Rodríguez, María Magdalena Raya Ochoa e Israel Olguín Jiménez, empleados de la empresa, fueron internados en el penal de Huejotzingo.

En marzo de este año, al presentar la conclusión de la investigación de las causas del accidente, el gobierno federal indicó que fue la falta de mantenimiento por negligencia en los “actuadores” del helicóptero, lo que provocó el accidente.

Sin embargo, la defensa de los detenidos arguye que tres meses antes del accidente, la falla mecánica fue reportada, pero ignorada, aunque este desperfecto no representaba un riesgo de desplome, por lo que los pilotos decidieron volar la aeronave.