Después de la trifulca, ambulantes retornan al Centro de Puebla

Después del violento enfrentamiento entre ambulantes ocurrido anoche en la ciudad de Puebla, la mañana de este miércoles comerciantes informales regresaron al Centro Histórico sin problema alguno, respetando el acuerdo con el ayuntamiento de dejar libre la calle 5 de Mayo.

En un recorrido por el primer cuadro de la ciudad, se pudo apreciar que los vendedores retornaron a invadir las banquetas desde las calles 6 Oriente–Poniente, a la 14 Oriente–Poniente.

Lo anterior, a pesar que un día antes hubo un enfrentamiento armado entre comerciantes de diferentes organizaciones que se disputan la zona.


A pesar de la intervención de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, ningún vendedor fue detenido. El saldo fueron cuatro ambulantes heridos.

A unos días de que se realice el “Buen Fin”, los vendedores han abarrotado las vialidades con puestos de ropa, zapatos, bolsas y productos diversos, principalmente en la 8 y 10 Oriente–Poniente.

Llamó la atención que a la vista de todos están comercializando productos “piratas”, como son pantalones de mezclilla de la marca Levi’s, tenis Nike y Adidas, así como lentes de sol Eagle Eyes.

Por su parte, la titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, María de Lourdes Rosales Martínez, negó que se haya registrado una balacera en las inmediaciones al primer cuadro de la capital.

La funcionaria declaró que la movilización policial en la zona fue provocada por una riña entre grupos antagonistas del comercio informal.

Asimismo, indicó que no fueron cuatro sino una persona lesionada por recibir un golpe con un tubo, a quien se le brindaron los servicios de emergencia.

En cuanto a los robos que se han perpetrado en los últimos días en diferentes zonas declaró al final que ya trabajan en patrullajes a “pie de tierra”, que ha dado como resultado que en tan solo el fin de semana fueran detenidos 70 presuntos delincuentes.

Finalmente, dijo que el enfrentamiento –que provocó que transeúntes y clientes se resguardaran en la Plaza de la Computación– no está relacionado con el robo que sufrió una tienda departamental de la zona.